Jerez

Los afectados por el parque eólico de Macharnudo buscan resquicios legales para parar su instalación

Imagen de viñedos del pago de Macharnudo que puede verse alterada por la instalación del parque eólico de El Barroso.

Imagen de viñedos del pago de Macharnudo que puede verse alterada por la instalación del parque eólico de El Barroso.

Los viticultores y bodegas afectados por el proyecto de un parque eólico en la zona de Macharnudo y Añina siguen adelante con la hoja de ruta para intentar detener la instalación de cinco aerogeneradores de 120 metros de altura en el corazón de los pagos históricos del viñedo del Marco de Jerez y ampliar la protección de un patrimonio vítícola con siglos de historia frente a futuras amenazas.

La Asociación de Macharnudo y su Entorno (AME), en trámites de constitución y que integra a propietarios de viñas y bodegas de la zona afectada ha puesto en marcha los mecanismos para iniciar una ronda de contactos con instituciones sectoriales y administraciones públicas para la defensa del paísaje vitícola y la protección del medio ambiente, su flora y su fauna, así como de la actividad económica vinculada a las viñas del Marco y el enoturismo frente a lo que consideran una "agresión" sin marcha atrás.

En su búsqueda de algún resquicio legal que permita paralizar el proyecto del parque eólico de El Barroso, que promueve la empresa Capital Energy, los afectados han solicitado una reunión con la alcaldesa, Mamen Sánchez, y harán lo propio con la delegada del Gobierno andaluz en la provincia de Cádiz, Ana Mestre, para recabar información y documentación sobre los requerimientos establecidos para el desarrollo de fuentes de energía renovables en el suelo no urbanizable del viñedo del Marco. 

En concreto, la Asociación de Macharnudo y su Entorno pone el foco en si la instalación de estos cinco generadores se ajusta a lo dispuesto en el Plan General de Ordenación Urbana, modificado en 2019 para ampliar la protección del viñedo frente a la proliferación de de las fuentes de energía renovable, y en el Plan Especial de Ordenación de Parques Eólicos del término municipal de Jerez, cuyo expediente administrativo y documentación técnica fueron aprobados, a expensas de la subsanación de deficiencias, por la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo el 31 de julio de 2006.

El colectivo recuerda que no está en contra del desarrollo de fuentes de energía renovables, todo lo contrario, siempre que no "trunque" la biodiversidad del viñedo del Marco y la actividad económica que lleva aparejada, por lo que plantea la búsqueda de alternativas para renegociar con la empresa el traslado del proyecto a una ubicación fuera de los pagos históricos del jerez. Fuentes sectoriales indicaron a este medio que la empresa está dispuesta a mantener una reunión con los afectados.

Al margen de las acciones legales que se pudieran emprender, el colectivo solicita el apoyo de las administraciones para plantear a la empresa la reubicación del parque eólico y, en su defecto, reclaman a los responsables públicos un compromiso firme en defensa del viñedo, comenzado por su rechazo a la declaración de utilidad pública del proyecto de El Barroso, actualmente en fase de exposición pública.

No en vano, la evacuación de este parque eólico implica la ocupación por la vía de la expropiación forzosa de terrenos u otros bienes, situación que afecta a propiedades tanto privadas como públicas, ya que la servidumbre de paso atraviesa parcelas del Ayuntamiento, la Diputación de Cádiz y la propia Junta de Andalucía.

Distintos partidos políticos se han interesado por la situación de este parque eólico, por lo que presumiblemente, en el próximo pleno municipal de finales de diciembre se debatirá alguna propuesta que se haga eco de las reivindicaciones de los afectados. No está de más recordar, no obstante, que la modificación del PGOU para la protección del viñedo del Marco de 2019 fue aprobada en sesión plenaria con el respaldo de socialistas, Ciudadanos y Ganemos Jerez, no así de los concejales del PP y Adelante Jerez, que votaron en contra.

En el ámbito sectorial, la Asociación de Macharnudo y su Entorno promoverá igualmente la adhesión de instituciones y organizaciones sectoriales a la campaña para la defensa del viñedo, empezando por el Consejo Regulador, al que solicitarán igualmente un pronunciamiento en línea con lo que recoge su Reglamento de funcionamiento. Lo mismo harán con otras entidades creadas con el objeto de defender a viñistas, agricultores, el vino y sus productos que o bien no se han pronunciado hasta la fecha, o bien lo han hecho en contra de los intereses generales del viñedo. 

La AME defiende la necesidad de que los responsables de estas organizaciones se liberen de los condicionamiento particulares de algunas empresas asociadas que también tienen intereses en las energías renovables. 

"Desde AME apoyamos la generación de energías limpias, y esto significa energías que no deterioran el medioambiente, bien con energías que no se ven, como la geotermia, u otras como eólica o fotovoltaica, pero ubicadas en zonas cuyo impacto visual y paisajístico, no sea perjudicial", subraya la asociación, que insiste en que "en el caso de pagos del Marco de Jerez, como Macharnudo o Añina, que estamos fomentando que sean Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la instalación de torres de aerogeneradores y placas fotovoltaicas, daría al traste con los puestos de trabajo que generan las labores del viñedo, el enoturismo y las inversiones asociadas a estas actividades".

"Hay que defender viñas y no placas (fotovoltaicas), viñas generadoras de uvas, vino, paisajes y riqueza frente a otras generadoras de energía y destrucción paisajística y empleo", proclama el colectivo, desde el que subrayan que las principales zonas de viñedo europeo, como Borgoña, Champagne, Oporto, Piamonte y Tokay ya gozan de la protección de la Unesco, no así Jerez.

Los afectados, que no cejarán en su empeño, también han puesto en marcha una campaña de sensibilización de la ciudadanía lanzada por la Sociedad Jerezana del Vino a través de la plataforma Change.org con la que, hasta primeras horas de este lunes, ya habían recabado las firmas de 480 personas.  

De momento, el proyecto de El Barroso sigue adelante tras el inicio de los trabajos para la adecuación de los caminos, si bien la AME duda que se hayan encargado ya los aerogeneradores, la parte sustancial del proyecto, toda vez que entiende que la empresa promotora esperará a la declaración de utilidad pública para dar el paso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios