Jerez

“No queremos criminalizar al menor, pero hay que buscar una solución”

  • La Inspección Educativa se reúne con los padres de la joven agredida en el IES Álvar Núñez y desde la Delegación Territorial de Educación se pide "calma a las familias implicadas"

Una imagen del instituto Álvar Núñez. Una imagen del instituto Álvar Núñez.

Una imagen del instituto Álvar Núñez.

La inspección educativa de la zona tomó ayer cartas en el asunto en relación a la agresión denunciada en este Diario por el padre de una menor del instituto Álvar Núñez.

Los hechos denunciados por Javier Barba, padre de la joven, provocaron ayer un auténtico maremagnum mediático, al tratarse de una situación delicada y especialmente sensible.

Tal fue la repercusión que a primera hora de la mañana, el inspector de zona se personó en el centro educativo para conocer de primera mano todo lo sucedido y de paso, citar a los padres de la alumna para abordar la situación.

De momento, tal y como reconocía ayer el padre de la estudiante, “todo sigue igual, esta mañana-por ayer- nos han llamado para que nos pasáramos por el instituto, hemos ido y le hemos contado todo, pero por ahora, soluciones ninguna”. Eso sí, “lo que le hemos pedido es que ese chaval no siga en el instituto”.

Javier Barba ha insistido en que desde el propio centro no se ha actuado como se debería, culpando a sus responsables “de inacción”. Ayer reiteró que no quiere “criminalizar” al menor “conflictivo porque al fin y al cabo es un niño”, aunque sí animó a otros centros educativos que en casos similares “pierdan el miedo” a activar los protocolos porque, como ha añadido, esta situación se viene produciendo desde hace tiempo. “No queremos criminalizar al niño sino pedir responsabilidades al centro porque no ha actuado en consecuencia”.

Por su parte, la madre de la menor, Eva Tejero, ha explicado que su hija “lo está pasando mal y tiene miedo” de volver al IES y no descarta un cambio de instituto, aunque de momento esa opción no se baraja.

Esta sensación de miedo la comparten varias alumnas más, de hecho en la jornada de ayer, la familia de dos niñas del instituto se sumaron a la denuncia realizada por Javier Barba. Así lo reconoció la madre de una de las denunciantes, Vanesa Ruiz quien aseguró que el presunto agresor lleva “acosando” a los alumnos “desde septiembre”, añadiendo que ha sido expulsado en alguna ocasión por su conducta.

Esta madre subrayó que si el menor sigue acudiendo al centro educativo, su hija no irá al instituto porque “tiene miedo”, aunque a diferencia de los padres anteriores sólo ha pedido el cambio de aula de la alumna. Eso sí, ha aconsejado a su hija que “pase de él” al considerar que podría tener “un problema de conducta”.

Desde la Delegación Territorial de Educación se emitió un comunicado en el que explicaba que “en aplicación de la normativa, el centro educativo ha impuesto una corrección al menor que agredió a la alumna”.

Del mismo modo, confirmaron que la presencia de la inspección educativa en el centro “para conocer el origen y motivo de la agresión, así como para ofrecer apoyo y calma a las familias del alumnado implicado en este incidente”. Asimismo, la administración confesó que “también está interviniendo el Gabinete de Convivencia de la Delegación Territorial de Educación”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios