Patrimonio

"Esto es un agujero negro"

Vecinos del centro histórico han denunciado el aumento de venta de droga y delincuencia en calles como Juana de Dios Lacoste y Santa María de Gracia. "Hay varios puntos de menudeo desde hace años, pero ahora el movimiento es mucho mayor. Estamos atemorizados", cuentan algunos afectados. 

La falta de tráfico rodado por las obras en la plaza San Juan "ha intensificado esta situación, convirtiéndose además la plaza del Salvador y calles aledañas en lugar frecuente de consumo, con la inseguridad que se genera, asistiendo a frecuentes riñas y peleas entre los consumidores, además de que hacen sus necesidades en la calle", apuntan. "Hay solares abiertos en los que se hace de todo... Calle Francos y el entorno son auténticos agujeros negros. Hay miedo de pasar por allí porque se están cometiendo robos y tirones". "Cuando -apunta otro vecino- nuestra hija sale por la noche la vamos a buscar para que no vuelva sola por aquí porque nos de terror”.

Aún en obras

Otra de las quejas de los residentes de la zona es el estado en el que permanecen aún algunas de las calles en las que se han realizado recientemente obras de reurbanización. Vuelven a salir a colación Juana de Dios Lacoste y Santa María de Gracia.

"Aquí han dejado sin cerrar las arquetas de viviendas a la espera de que se hagan las conexiones de agua pertinentes, cosa que no sucede por la falta de coordinación entre el Ayuntamiento y la empresa de aguas", se quejan los vecinos. Así, hablan de conexiones que van elevadas y que sobrevuelan la calle hasta conectar de nuevo con la arqueta ubicada en el suelo. Estas mismas fuentes apuntan que como consecuencia, "se acumula suciedad en esos agujeros, que son un auténtico peligro para los viandantes". 

Asimismo, hablan de los retrasos que encadenan las obras de la plaza San Juan, “una situación desesperante que está acarreando numerosas consecuencias y molestias ya”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios