Parques solares

Plantas fotovoltaicas, ¿una nueva burbuja en el sector energético?

  • La Junta tramita en la provincia casi un centenar de proyectos de parques solares

  • El sector alerta de movimientos especulativos y de reventas de permisos

Paneles fotovoltaicos en la cubierta de una nave en el polígono industrial de El Portal de Jerez. Paneles fotovoltaicos en la cubierta de una nave en el polígono industrial de El Portal de Jerez.

Paneles fotovoltaicos en la cubierta de una nave en el polígono industrial de El Portal de Jerez.

Los niveles de producción de energía a través de plantas solares siguen estando por debajo de otras tecnologías renovables. Según los datos de Red Eléctrica de España (REE), las plantas fotovoltaicas produjeron el año pasado 14,4 teravatios-hora en todo el país; en cambio, las instalaciones eólicas crearon 54,2 teravatios.

Sin embargo, el sector coincide en que actualmente se está produciendo un ‘boom’ en el sector fotovoltaico. Según datos de Red Eléctrica , en Andalucía hay en funcionamiento unas plantas solares que generan 1.283 megavatios pero hay otros 11.664 megavatios que cuentan con autorización de acceso a la red y que aún no se han puesto en servicio (con datos a noviembre del año pasado).

Es más, meses atrás, el consejero de Hacienda e Industria, Juan Bravo, señalaba que en la provincia de Cádiz se estaban tramitando 93 solicitudes para instalar 3.951 megavatios de potencia. No es de extrañar, por tanto, que en un término municipal como Jerez, el más extenso de la provincia, haya anunciados cinco proyectos y no se descarta que pueda haber más próximamente.

Ahora bien, hay voces que temen que, tras este crecimiento haya movimientos especulativos. El pasado julio, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, alertaba en un foro sobre este sector de la “burbuja” que estaba sufriendo ya que había peticiones de acceso a la red que superan a la demanda y la capacidad de acceso de la red.

Incluso, advertía de que se estaban realizando reventas de autorizaciones de acceso a la red y de permisos medioambientales por lo que expresaba su temor de que hubiera más humo que realidad en algunos proyectos.

Es más, en un intento de frenar una posible especulación, el Gobierno central modificó la ley para encarecer los avales que tienen que presentar los proyectos para poder tener permiso de acceso. Así, de los 10 euros por kilovatio exigidos inicialmente se pasaba a 40 euros por kilovatio. El cambio normativo se produjo en 2018 y, a día de hoy, el sector no se ha enfriado sino todo lo contrario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios