Empleo

Jerez roza en junio los 9.400 contratos, el récord desde el inicio de la pandemia

  • Las contrataciones se disparan un 49% el último año y triplican las registradas en abril de 2020, en pleno confinamiento

  • La quinta ola amenaza la recuperación registrada por el empleo en los últimos meses

Una camarera, ayer martes en la terraza de un bar del centro.

Una camarera, ayer martes en la terraza de un bar del centro. / Pascual

Tras quince largos meses de pandemia, la quinta ola se extiende imparable y amenaza con tirar por tierra muchos de los esfuerzos y buena parte de la recuperación económica lograda hasta la fecha. Algunas comunidades autónomas dan marcha atrás en la relajación de las medidas que ha permitido el avance en los últimos meses, caso de Andalucía, la quinta comunidad con mayor incidencia con una tasa superior ya a los 200 casos por cada 100.000 habitantes y cuyo comité de expertos planteó ayer ralentizar la desescalada para adecuarla a la nueva situación epidemiológica.

No son buenas noticias para el empleo, que despide un mes de junio histórico en Jerez con una bajada de más de 2.200 parados –la mayor de la serie– a la que se unen los 9.392 contratos registrados el mismo mes, el récord desde el inicio de la pandemia por encima de las poco más de 9.000 altas laborales alcanzadas en mayo.

El incremento mensual, que supera el 4% y equivale a 376 contrataciones más, pasa desapercibido al lado del repunte del 49% del último año, en el que el municipio acumula 3.091 contratos más que los firmados en junio de 2020, en el inicio de la remontada tras los primeros zarpazos de la pandemia.

Dos meses antes, en abril del año pasado, el confinamiento hundió la contratación al mínimo histórico de 3.133 altas, cifra que triplica el dato actual, tras el que se abre un nuevo periodo de incertidumbre por la rápida expansión, sobre todo entre los jóvenes que aún no han sido vacunados, de las nuevas variantes del virus.

El sector servicios cobra especial protagonismo en el impulso de la contratación estival en el mes de junio, aunque marcado este año por un fuerte componente estacional, tras una subida interanual del 84,75% y 3.186 contratos más que los registrados un año antes.

El sector servicios protagoniza casi en exclusiva el impulso de la contratación estival

El sector agrícola, el menos perjudicado por la pandemia por su condición de actividad esencial que le permitió eludir los cierres de actividad, es el único capaz de seguir los pasos de los servicios en lo que a la mejora de sus resultados se refiere, aunque con cifras mucho más modestas, ya que apenas suma 17 contrataciones y el 1,34% en términos relativos.

La construcción y la industria, por contra, saldan los doce últimos meses con descensos, más pronunciado en el sector del ladrillo, que se deja un 14,24% con una merma de 106 contratos respecto a junio de 2020, que en el sector de las chimeneas, que cede un 1,12% y seis contrataciones.

Por el tipo de alta laboral, en junio se registraron 344 contratos de carácter indefinido, que apenas representan el 3,6% del total, seis puntos por debajo del porcentaje medio en España. La comparativa con junio del año pasado arroja un aumento interanual de los contratos indefinidos en Jerez del 12,8% con cerca de 40 altas más.

Las contrataciones temporales, sin embargo, superan las nueve mil tras dispararse en el último año por encima del 52%, lo que supone un aumento de 3.122 contratos con fecha de caducidad.

La brecha de género que caracteriza al mercado laboral jerezano persiste en junio, mes que los hombres despiden con 5.309 contratos y el 37,68% más que un año atrás, mientras que las mujeres se beneficiaron de 4.083 contrataciones, que en su caso suponen un aumento del 67%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios