Jerez

La familia del empresario asaltado: “Lo vinieron siguiendo desde Rota”

  • La UDEV de la Policía Nacional se hace cargo del robo de más de 30.000 euros que portaba un vecino de El Bosque tras vender un barco

  • “Fueron directamente a donde llevaba el dinero”, denuncian

Calle Ursulinas, donde aconteció el robo al empresario tras vender un barco en la vecina localidad de Rota. Calle Ursulinas, donde aconteció el robo al empresario tras vender un barco en la vecina localidad de Rota.

Calle Ursulinas, donde aconteció el robo al empresario tras vender un barco en la vecina localidad de Rota. / Manuel Aranda

Comentarios 2

“Lo siguieron desde Rota, estamos absolutamente seguros. De otra forma no se explica lo que sucedió. Es imposible”. De esta forma se expresa Vanessa Villena, nuera del empresario que fue agredido y asaltado el pasado sábado junto a la urbanización El Bosque para arrebatarle un maletín de ordenador donde guardaba los 31.000 euros de una transacción. La mujer, que es abogada en el despacho jerezano Lextigio, en el edificio Índico, se ha hecho cargo de la defensa de su familiar en unos hechos que empiezan a reportar datos.

Según comentó a este medio, el empresario quería vender un barco de unos 10 metros de eslora. “Fue por ello por lo que lo publicó en ‘Mil Anuncios’, donde encontró un comprador, el cual se desplazó hasta el puerto de atraque, en Rota, para verlo y probarlo”. El vendedor que después resultara asaltado, se echó al mar acompañado por dos de sus hijos, jóvenes del entorno de los 40 años. “Al barco se le hicieron pruebas de velocidad y de navegación. Y se alcanzó un acuerdo”.

Fue tras dicho acuerdo cuando el comprador realizó una transferencia de 6.000 euros por la compra del barco, quedando pendiente del pagar los 31.000 euros restantes. Fue el pasado sábado cuando el empresario local se dirigió a Rota. En esta ocasión lo hizo solo. “Es un buen hombre, es confiado, muy buena gente. Cobró, recogió a su mujer en Rota, donde ya estaba ella en su apartamento. Allí trasladó varios objetos personales que tenía en el interior del barco, tales como pequeñas decoraciones, cojines y cosas por el estilo”. “¡Lo que son las cosas, para probar el barco se llevó a sus dos hijos y para cobrar se fue solo!”, destaca la familiar.

En esos momentos llevaba consigo una maleta de fin de semana y un maletín de ordenador donde guardaba el contrato de compraventa y los 31.000 euros con los que finalmente se cerró la venta del barco, una embarcación “que adquirió con la esperanza de navegar con toda la familia pero que finalmente se vio truncada porque los jóvenes, como es lógico, van adquiriendo responsabilidades y es raro que todos puedan conseguir quedar a la vez”, destacó a este medio su nuera.

De esta forma, y a bordo de su coche, se vino a Jerez con su esposa al borde de las 12,30 horas del mediodía. “Pararon en una tienda de Grupo Muebles para dejar allí cosas del barco y siguieron su camino hasta entrar definitivamente en Jerez”. Lo hizo en su coche a través de la avenida Reina Sofía, antigua carretera de circunvalación, se adentró por la avenida León de Carranza hasta llegar a la rotonda de Álvaro Domecq, también conocida como la del Hotel Jerez. Allí giró para poner rumbo a la rotonda de la fuente, es decir, la de la glorieta de Primo de Rivera.

La víctima sufrió hasta la fractura de un dedo del pie tras el salvaje asalto

Fue entonces cuando la esposa de la víctima “se bajó para saludarnos -dice Vanessa Villena- ya que había celebraciones familiares y nos propuso bajar para tomar un aperitivo pero resultó que era imposible porque teníamos compromisos”. En ese tiempo la víctima había conseguido aparcar su coche en la calle Ursulinas, prácticamente al principio de la misma.

Fue en ese preciso momento cuando todo empezó a ir muy deprisa. “De repente empezaron a gritar que a un señor lo habían tirado al suelo para robarle”. La familia empezó a temer lo peor. Y así fue. El empresario local estaba en el suelo con la cara chorreando en sangre, con las rodillas desolladas y un dedo del pie roto. El maletín de ordenador donde guardaba el contrato de compraventa y los 31.000 euros le había sido arrebatado.

Una vecina de la zona les destacó que momentos antes había visto cómo un joven se bajaba de un coche ataviado con un pasamontañas negro. Consideran que, de forma indubitada, era uno de los asaltantes pues poco después salía corriendo a toda velocidad en dirección al coche. Y salían a escape. “Hasta una vecina se quedó extrañada por la forma en la que el coche había aparcado”. Medio dentro de la plaza, medio fuera...

Un hecho especialmente destacado es que la víctima iba con varios bultos “y lo ladrones fueron exactamente al menos voluminoso, es decir, que sabían dónde estaba el dinero”. Los hechos son investigados en estos momentos por la UDEV del Cuerpo Nacional de Policía. Si algo tienen claro es que “le seguían desde Rota”. Por el momento, la comisaría de Jerez guarda el mutismo más absoluto a este respecto mientras que Vanessa Villena, desde el Bufete Lextigio, solicita “a cualquier persona que pudiera ver algo que contacte para aportar datos a la investigación. “Lo cierto y seguro -señala- es que el hombre se ha quedado sin barco y sin dinero por culpa de unos canallas”.

Etiquetas

, , , , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios