Jerez

Un "error" en la fecha de un fax centra la quinta sesión del juicio de la Gürtel en Jerez

  • El documento está fechado en enero de 2003 y la Feria de Turismo fue un año después

  • El fiscal considera que es una prueba de que estas empresas sabían de antemano que iban a ser contratadas

  • Una empleada de las empresas lo atribuye a un simple error de datación 

José Luis Peñas, en el centro de la imagen, en una imagen de archivo. José Luis Peñas, en el centro de la imagen, en una imagen de archivo.

José Luis Peñas, en el centro de la imagen, en una imagen de archivo. / EFE

El juicio que se está desarrollando en la Audiencia Nacional por los contratos que el Ayuntamiento suscribió en 2004 con empresas de la trama Gürtel ha continuado en la mañana de este lunes con la declaración de varios ex empleados de estas firmas. Las fuentes jurídicas consultadas han incidido en que esta sesión se ha abordado fundamentalmente el funcionamiento de estas firmas y su presunta relación con las administraciones gobernadas por el PP.

De lo poco que se habló en la sesión de los contratos con el Consistorio jerezano fue la referencia de la Fiscalía a uno de los faxes enviados para la contratación de una póliza de seguros suscrita por estas firmas que tiene fecha de enero de 2003 cuando los hechos analizados en esta vista oral se desarrollaron un año después, una hecho que, según el ministerio público, podría mostrar que estas conocían de antemano que iban a ser las adjudicatarias de estos trabajos.

La empleada a la que iba dirigido este fax, que intervino en la sesión como testigo, alegó que, aunque los documentos vinculados a esa póliza llevaban su nombre, en la fecha que aparece reflejada en el documento no trabajaba aún para las firmas de Francisco Correa por lo que advirtió de que podría tratarse de un "error" en la datación. Se da la circunstancia añadida de que en el momento que está fechada la póliza, el PP no había accedido aún al gobierno de Jerez —no lo hizo hasta junio de ese año tras un pacto con los andalucistas—.

Por otro lado, también declararon como testigos otros empleados de las empresas que explicaron cómo se trabajaba en estas firmas. Uno de ellos señaló que Francisco Correa, procesado en esta causa, era el jefe y daba las instrucciones que eran ejecutadas por su número dos, Pablo Crespo —también sentado en el banquillo por estas contrataciones—. Ninguno de ellos intervino en la relación que estas empresas mantuvieron con el Ayuntamiento jerezano, según apuntó uno de los abogados de la defensa. 

También compareció ante la Audiencia Naciona, José Luis Peñas, el ex concejal del Ayuntamiento de Majadahonda que destapó la trama Gürtel y que estuvo dos años grabando reuniones con personas como Correa o Crespo. Tras recordar cómo acometía aquellas grabaciones e insistir en que no se movió por venganza o con interés de extorsionar sino por "compromiso personal", reconoció que en esos dos años no captó ninguna conversación relativa al objeto de este juicio, las adjudicaciones del Ayuntamiento de Jerez.

En este sentido, aseguró que Francisco Correa tenía empresas "que trabajaban para organismos y administraciones públicas y por medio del conocimiento directo de políticos conseguía contratos". "Durante muchos años exclusivamente Correa y sus empresas eran los que hacían absolutamente todos los mítines del PP en Madrid y en España con el presidente nacional", añadió.

Peñas también apuntó que en sus escuchas nunca hubo alguna mención al contrato de las empresas de Correa con el Ayuntamiento de Jerez. 

El juicio proseguirá este martes con la declaración de varios agentes de la brigada de blanqueo de capitales de la Policía Nacional que han participado en la investigación de estos hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios