Jerez

El gobierno deja a PP y Adelante sin proposiciones en el próximo pleno

  • El ejecutivo alega que las iniciativas no cumplen con la ley y acusa a estos grupos de tratar de buscar "conflicto"

  • Las propuestas pasan a ser ruegos, lo que impide que puedan ser votadas y debatidas por todos los grupos

  • Desde 2016 hay una pugna soterrada entre gobierno y oposición sobre qué asuntos se pueden abordar en el pleno

Un momento del último pleno celebrado. Un momento del último pleno celebrado.

Un momento del último pleno celebrado. / Manuel Aranda

El próximo pleno ordinario, que se celebrará el día 25, apenas contará con proposiciones de los grupos de la oposición. En la mañana de este jueves se ha reunido la junta de portavoces para abordar el orden del día de la sesión y el encuentro ha acabado con polémica. El gobierno municipal ha decidido que las proposiciones de Partido Popular y de Adelante Jerez pasen a ser ruegos al considerar que no cumplen con la Ley de Bases de Régimen Local y el Reglamento Municipal puesto que están vinculadas a la gestión municipal.

Minutos después del encuentro, el ejecutivo emitió un comunicado donde acusó a ambas formaciones de buscar un enfrentamiento al presentar unas iniciativas que, asegura, sabían de antemano que no cumplían con la normativa. Ahora bien, tal y como afirman los partidos afectados, es habitual desde hace tiempo que en la junta de portavoces se decidan pasar proposiciones presentadas por los grupos a ruegos; sin embargo, en esta ocasión el ejecutivo se ha apresurado a denunciar públicamente un intento de "bloqueo" por parte de estos partidos basándose en las cuestiones planteadas en esta ocasión.     

Esta discrepancia entre gobierno y oposición no es nueva ya que los grupos municipales llevan denunciando desde el pasado mandato que tienen limitada la posibilidad de presentar propuestas vinculadas a la gestión municipal en las sesiones plenarias.

El pleno se divide en dos partes. En la primera, el gobierno plantea las propuestas que requieren del visto bueno de este órgano mientras que los partidos pueden presentar proposiciones. Estas iniciativas son debatidas y votadas por todos los grupos.  Mientras, en la segunda parte, en la denominada sesión de control, los grupos pueden hacer interpelaciones, preguntas y ruegos que son contestadas por el ejecutivo, aunque no tienen votación y no da pie a la participación de otros grupos.  

La controversia radica en qué se puede presentar mediante la figura de la proposición para que pueda ser debatida y votada. El gobierno local lleva desde 2016 sosteniendo que no se pueden incluir propuestas vinculadas a las competencias de la junta de gobierno local así como aquellas en las que se inste al Ayuntamiento a acometer una determinada actuación. Para ello se basa en las competencias que fija la Ley de Grandes Ciudades, que modificó la Ley de Bases de Régimen Local, y el Reglamento Orgánico Municipal para los plenos municipales.  En cambio, la oposición considera que se está interpretando la norma con el objetivo de limitar el papel de fiscalización de estos grupos en el órgano y recuerdan que esto no ocurre en otros ayuntamientos.  Desde hace tres años, las proposiciones se están limitando a que se inste a otras administraciones a realizar determinadas actuaciones o políticas provocando que la sesión plenaria se extienda en exceso sin abordar asuntos vinculados a la ciudad. 

Sin embargo, esta pelea soterrada desde hace años afloró en la junta de portavoces celebrada este jueves. Como es habitual, PP y Adelante presentaron sus respectivas proposiciones para este mes. Así, por un lado, los populares plantearon que el pleno sea el órgano que apruebe los sueldos de los cargos directivos del Ayuntamiento, que se devuelvan los trabajadores municipales a los ayuntamientos pedáneos, un plan de ayudas a los autónomos y una propuesta sobre inmuebles vacíos. Mientras, Adelante Jerez propuso que se eliminen de la ciudad todos los elementos que incumplen la Ley de Memoria Histórica, un proyecto de instalación de una red de fibra óptica municipal y una iniciativa de cocina solidaria.  

Sin embargo, todas ellas fueron rechazadas y han pasado a ser ruegos. Sí se aceptaron, en cambio, la de Ciudadanos de incrementar los puntos de recarga para vehículos eléctricos y las dos de Ganemos Jerez (la protección de las chimeneas de la antigua Fábrica de Botellas y una propuesta para instar al la Junta que modifique sus políticas de igualdad).  

Acabada la reunión, el ejecutivo se apresuró a enviar un comunicado donde justificaba la decisión alegando el incumplimiento de la normativa, por lo que acusó a PP y a Adelante de tratar de forzar un “conflicto” para “presentarse como víctimas ante la opinión pública”. En este sentido, les acusó de ser “conocedores” de que sus iniciativas "son ruegos y que, por tanto, se deben ver en la sesión de control al gobierno y no formularse como proposiciones”. 

Por ello, el ejecutivo no dudó en hablar de que existe una “pinza” por parte ambas formaciones y les reprochó de ser “capaces de cualquier cosa con tal de atacar al gobierno e intentar bloquear la gestión municipal”. Es más, vincula esta actitud a la decisión adoptada por el gobierno municipal de dejar a Ciudadanos y a Adelante Jerez con un solo asesor tras verse obligado a cumplir una sentencia del Juzgado de lo Contencioso.  

En el comunicado, el gobierno apunta al respecto: “Resulta llamativo que la pérdida del asesor de Adelante Jerez, causada exclusivamente por el Partido Popular, provoque que Adelante e IU pacten con quien le ha hecho daño, el Partido Popular, para hacer estrategias conjuntas de juegos sucios antidemocráticos contra la gestión municipal". 

"El pleno está para debatir de Jerez"

Tras conocerse el comunicado, el portavoz de Izquierda Unida (formación integrada en Adelante Jerez), Raúl Ruiz-Berdejo, exigió al ejecutivo que !"no vea fantasmas donde no lo hay". En este sentido, le recordó que no tienen mayoría en el pleno por lo que le instó a que se "esfuerce" en buscar acuerdos con el resto de grupos. "El PSOE tiene que dedicarse a gobernar la ciudad y permitir que la oposición haga su trabajo, porque el pleno está para debatir de Jerez", sentenció. 

En esta misma línea, Adelante Jerez emitió un comunicado donde el viceportavoz del grupo municipal, Ángel Cardiel, señaló: "Resulta frustrante para cualquier persona saber que en una situación crítica como la que nos encontramos, nos pasemos horas y horas pidiéndole cosas al Gobierno de la Junta de Andalucía, al Gobierno de España o al gobierno de Diputación y no lo podamos hacer al Gobierno de una ciudad que está muy necesitada de cuidados". 

Acto seguido, y tras las acusaciones realizadas por el PSOE, Cardiel señala que "resulta llamativo" que esta formación recurra a este "manido argumento de la pinza cuando la realidad es que el gobierno de Mamen Sánchez lleva campando a sus anchas y burlándose de los reglamentos desde hace muchos meses". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios