Ciudad

La histórica Relojería Puerta Real abandona su sede tras 50 años

  • José María Galisteo, relojero y propietario, trasladará la tienda a Los Cisnes

El relojero jerezano José María Galisteo.

El relojero jerezano José María Galisteo.

Después de 50 años, la histórica relojería de la Puerta Real cambiará de sede. Fue en 1972 cuando Francisco Núñez Romero abrió este establecimiento por el que cientos de jerezanos han pasado alguna vez para adecuar convenientemente sus relojes, ya sean de pulsera, de pared o cualquiera de sus variantes.

En 1982 y con apenas 16 años comenzó a trabajar en el oficio su sobrino, José María Galisteo que tras la jubilación de su tío y tras adquirir de el todo el conocimiento necesario, emprendió su aventura en solitario.

Desde entonces, esta conocido establecimiento del centro de la ciudad (concretamente situado en la calle Consistorio) ha sido su “segunda casa”, como él mismo reconoce, y desde allí ha llevado a cabo labores como la recuperación del antiguo reloj de Losada.

Sin embargo, su volumen de trabajo y su inquietud, pues se ha especializado en arreglos de relojes antiguos y es actualmente miembro de la a Asociación Nacional Profesional de Relojeros Reparadores, le han llevado a acometer nuevos retos, retos que “en un local de sólo diez metros cuadrados ya no los puedo llevar a cabo”. Por esta razón, la Relojería Puerta Real cambiará de sede a principios del próximo mes de octubre.

Su nueva tienda estará dentro del Centro Comercial Los Cisnes, un espacio que en los últimos meses parece revitalizarse poco a poco con la llegada de nuevos empresarios.

“Allí voy a tener más espacio y podré trabajar en mejores condiciones, porque ya la tienda de Puerta Real no da para más. Espero que mis clientes sigan viniendo porque voy a seguir en el centro y de paso intentamos, porque sé que ha habido nuevos propietarios últimamente, reimpulsar un lugar como el centro comercial Los Cisnes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios