III MARCHA 'SALVEMOS EL CENTRO HISTÓRICO DE JEREZ' Una marcha por calles despobladas

  • La manifestación en defensa del centro histórico pone el énfasis en un plan urgente para poblar estos barrios

  • Los vecinos piden a los partidos que trabajen en la misma dirección

La cabeza de la manifestación, durante su recorrido por el centro histórico La cabeza de la manifestación, durante su recorrido por el centro histórico

La cabeza de la manifestación, durante su recorrido por el centro histórico / VANESA LOBO

Unas 200 personas han participado este jueves en la III Marcha 'Salvemos el centro histórico' que a las ocho de la tarde partió de la plaza Belén para callejear por el corazón del Jerez intramuros hasta llegar a la calle Consistorio, donde los organizadores, la asociación de vecinos del centro histórico, se dirigieron a los asistentes.

El presidente de esta asociación, Alejandro González , se refirió a una de las principales reclamaciones de esta manifestación: la elaboración urgente de un plan de repoblación, que se hizo evidente en el transcurso de la propia marcha por calles vacías. "Prácticamente los asistentes a esta marcha son el censo de intramuros, con lo cual os podéis hacer una idea de la dimensión del problema. Y con la obra, que era necesaria de la plaza Belén, se ha descubierto que no se para este problema".

González comparó el centro histórico con un enfermo, que "puede ir pasando mientras tiene problemas de vista o de huesos, pero si falla el corazón todos los esfuerzos deben ir encaminados a resolver el principal problema". Recordó que son ya al menos tres décadas las que el centro histórico está sufriendo un continuo deterioro sin que "nadie haya prestado atención. Se ha adoptado la técnica del avestruz y esa técnica no resuelve los problemas ni los disimula".

El presidente de la asociación instó a todos los partidos políticos a trabajar para paliar la despoblación del centro, a ponerse de acuerdo, "remar en la misma dirección y sacar este tema del debate político". Agregó que la asociación sólo es un grupo de vecinos "que hemos decidido tomar el toro por los cuernos para intentar que el problema tenga visibilidad y se resuelva en el menor tiempo posible pero esto va ser un proceso largo y por eso vamos a seguir manifestándonos".

De hecho emplazó a los asistentes a una próxima manifestación en otoño. "Y el año que viene habrá otra y así sucesivamente hasta que al menos se alcance un 50% de la capacidad poblacional que tiene el centro histórico. Esto no ha hecho más que empezar".

La profesora Esperanza de los Ríos, de la plataforma para la Defensa del Patrimonio, invitó a reflexionar sobre esa riqueza de la ciudad, incluso aún no descubierta. "Ya hemos visto que en la Casa del Abad de la Catedral han aparecido arcos andalusíes. No es lo único que queda por aparecer de esa antigüedad en esta ciudad. Debajo de las paredes del casco histórico hay muchas más sorpresas. Pensemos que cada pared, techo que se cae nos está privando de un patrimonio de valor y antigüedad incalculable".

Añadió que es "la herencia que hemos recibido de generaciones y generaciones anteriores. No permitamos que esa herencia se pierda. El patrimonio seguirá vivo mientras lo sigamos habitando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios