Sucedió en Jerez

Diez años de obras y paralizaciones para recuperar el Cabildo antiguo

  • El 23 de septiembre de 1991 abrió el antiguo consistorio que supuso recuperar un importante bien monumental

Un operario junto a la reja de acceso al patio central el consistorio, antes de su apertura oficial. Un operario junto a la reja de acceso al patio central el consistorio, antes de su apertura oficial.

Un operario junto a la reja de acceso al patio central el consistorio, antes de su apertura oficial. / Pascual

Desde 1980 el proyecto de trasladar la sede central del Ayuntamiento, dejando el edificio de Madre de Dios para ocupar lo que antaño fue el hospital de la Santa Caridad y el cabildo antiguo de la plaza de la Asunción, empezó a tomar forma tras aprobarse el proyecto.

Fue un largo camino lleno de ‘baches’ en forma de polémicas, paralizaciones de la obra y el fuerte aumento presupuestario para concluir. En 1984 los litigios que mantenían la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento por estas obras, que se iniciaron sin el preceptivo visto bueno de la Consejería de Cultura, al ser un edificio catalogado, llegaron a la emisión de una orden de paralización por parte del gobierno autonómico.

Fue una de las que tuvo esta obra, que contaba además con un presupuesto astronómico acorde con la envergadura de los trabajos a efectuar. El proyecto constaba de tres fases, la primera de cimentación que se inició en 1982, la segunda en 1988 y la tercera y definitiva 1989. La superficie útil supera los 7.600 metros cuadrados.

El edificio que fue hospital conservó el patio porticado original y con un diseño moderno se levantaron tres planta, un sótano, además del salón de pleno en la antigua capilla. La zona más sensible en lo artístico e histórico, la antesala y el salón del antiguo cabildo de la ciudad que se reserva para los actos solemnes. Asimismo se restauró la fachada renacentista de la plaza de la Asunción, uno de los ejemplos más importantes del plateresco en España.

Entre tanto, el capítulo dialéctico - político entre las administraciones local y autonómica seguía su irregular curso. Hubo acusaciones de haberse falseado las actas de la Comisión Local de Patrimonio y, colmando las maltrechas relaciones, la paralización ordenada por la Consejería de Cultura, que fue respondida por el entonces alcalde, Pedro Pacheco Herrera, con la orden de parar las obras que la Junta estaba ejecutando en el Alcázar de la ciudad.

De por medio estaban los trabajadores empleados en la obra que se vieron en el paro por el cierre de la obra, los cuales también protestaron por la situación. En pocas palabras, todos se tiraban los trastos a la cabeza y el proyecto seguía estancado y pasando los años y los presupuestos creciendo debido al gran retraso acumulado.

Al final, pese a que el día 23 de septiembre de anunció la apertura que coincidía con la huelga general convocada por el conflicto de la vid que vivía la ciudad, el edificio empezó a funcionar y a día de hoy es un ejemplo de rehabilitación y adaptación de un edificio del siglo XVII, en la parte que fue hospital hasta 1840, y del siglo XVI, durante el reinado de Felipe II, la parte histórica y más conocida.

Antigua sede del Ayuntamiento en Madre de Dios, edificio que hoy son viviendas. Antigua sede del Ayuntamiento en Madre de Dios, edificio que hoy son viviendas.

Antigua sede del Ayuntamiento en Madre de Dios, edificio que hoy son viviendas. / Archivo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios