Merado laboral

El paro inicia su desescalada en Jerez

  • Jerez recorta 689 parados en mayo gracias al impulso de la construcción y al escudo de los ERTE

  • Las mujeres se quedan al margen de la bajada, que únicamente beneficia a los hombres con 755 parados menos

  • La ciudad acumula 5.669 desempleados más en el último año

Un camarero con mascarilla atiende una terraza de un bar del centro con numerosa clientela. Un camarero con mascarilla atiende una terraza de un bar del centro con numerosa clientela.

Un camarero con mascarilla atiende una terraza de un bar del centro con numerosa clientela. / Pascual

El paro se toma un respiro. La reanudación de la actividad económica empieza a tener efectos en las listas del desempleo de la ciudad, que cierra mayo con un recorte de 689 parados (-2%) -en mayo del año pasado hubo un descenso de 688-, dato esperanzador pero que hay que tomar con la debida cautela.

La bajada, auspiciada también por el escudo de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), margina sin embargo a las mujeres, que llegan incluso a sumar paradas en el último mes.

Tras la sangría de marzo y el repunte mucho más moderado de abril, meses en los que afloraron más de 5.000 desempleados, la inmensa mayoría por los despidos tras la declaración del estado de alarma antes de la entrada en vigor del decreto sobre los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo -los afectados por ERTE no constan en las listas del paro y mantienen su afiliación a la Seguridad Social-, Jerez vuelve a bajar de la barrera de 33.000 parados sobre la que se ha mantenido desde el estallido de la pandemia del coronavirus, situándose su cifra de paro registrado en 32.313 personas.

La recuperación de mayo se asienta en el impulso de la construcción, que gracias al a vuelta al tajo de sus trabajadores tras el parón de abril registra un descenso en mayo de 3.438 parados y el 12% en términos relativos. Los desempleados del sector del ladrillo se sitúan a último día de mayo en 3.183.

Una vendedora ambulante ayer con caracoles en la calle Doña Blanca Una vendedora ambulante ayer con caracoles en la calle Doña Blanca

Una vendedora ambulante ayer con caracoles en la calle Doña Blanca / Pascual

Dentro de los sectores productivos, la industria, con 1.736 demandantes en su total, también recupera el pulso con una bajada de 69 parados que, en su caso, se traduce en una corrección de cerca del 4%, mientras que el descenso en los servicios se queda por debajo de un punto porcentual, si bien se corresponde con la salida de sus listas de 188 desempleados, lo que deja su registro ligeramente por debajo de los 22.500 parados.

La agricultura, considerada actividad esencial y que, por tanto, no se ha visto afectada por el cese de la actividad, rompe la tendencia generalizada a la baja de las actividades productivas con un aumento de 24 desempleados y algo más del 2% en términos relativos. En su particular registro se mantienen 1.105 parados. Por su parte, el apartado de las personas sin empleo anterior (SAE) salda el mes con una treintena más de parados y un incremento del 0,8%, que elevan por encima de 3.800 sus demandantes con carné de paro.  

La brecha de género se mantiene, toda vez que el paro femenino se queda al margen de la bajada de mayo, que únicamente beneficia a los hombres. En concreto, las mujeres en situación de desempleo suben en 83 (+0.43%), mientras que los hombres reducen 755 parados (-5,46%). Al cierre de mayo, el paro femenino contaba con 19.255 mujeres inscritas en sus listas frente a los 13.058 hombres que engrosan las del paro masculino. 

Fuerte repunte interanual

La situación cambia por completo en el último año, periodo en el que Jerez acumula 5.669 parados más tras un incremento del 21,27%. El repunte interanual, aunque similar al de abril, está muy por encima del registrado en marzo, cuando se computaron 3.789 desempleados más y el 13,3% en términos relativos.

La diferencia se explica en que los meses de abril y mayo, en condiciones normales, marcan el inicio de la temporada de grandes eventos, que se acompaña de una gran oferta de empleo temporal, sobre todo en el sector servicios. La crisis sanitaria y la suspensión de los eventos se han llevado por delante, sin embargo, la gran bolsa de contratos eventuales de esta época del año, situación de la que se resiente el municipio jerezano, donde el empleo sigue teniendo un marcado carácter estacional.

La subida, en este caso, es generalizada entre todos los sectores, aunque tiene especial incidencia en la construcción y los servicios, que suman 647 y 4.512 parados con sendos incrementos de más del 25%. La industria roza el 19% de subida con un aumento de 276 desempleados, mientras que el paro crece en la agricultura en cerca del 17% y 160 parados. Las personas que buscan su primer empleo merecen mención aparte, pues acumulan en los doce últimos meses 74 parados más que, en su caso, se traduce en una ligera subida de algo menos del 2%.

En lo que va de 2020, Jerez suma del orden de 5.100 parados más, pero la bajada de mayo devuelve las esperanzas a la ciudad y así lo entienden los sindicatos, que sin tirar las campanas al vuelo, confían en que en los próximos meses, con la temporada estival de por medio, se mantenga la recuperación iniciada en mayo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios