Jerez

La asociación Pozo de la Víbora, en Picadueña, sigue sin llaves de su sede y sin documentación

  • Este viernes se reúne con la alcaldesa por el conflicto vecinal: "No iremos con prejuicios"

La nueva junta vecinal de Picadueña Baja con un grupo de vecinos, días atrás. La nueva junta vecinal de Picadueña Baja con un grupo de vecinos, días atrás.

La nueva junta vecinal de Picadueña Baja con un grupo de vecinos, días atrás. / Vanesa Lobo

La nueva junta vecinal de la asociación Pozo de la Víbora, de Picadueña Baja, continúa sin las llaves de los locales municipales destinados al colectivo, así como sin la documentación de los últimos años. Hace unos días, el presidente José Manuel Galán denunciaba que "estamos constituidos y reconocidos por la Junta de Andalucía, pero la vecina que tenía antes el cargo, Mariló Fernández, no nos da las llaves ni la documentación de la asociación, ni nos deja entrar en los locales".

El pasado fin de semana, Fernández "quiso darnos algunas llaves, pero se guardó otras". Concretamente, las del centro de la calle Ayala, un espacio municipal que hasta ahora lo ha utilizado el colectivo de mujeres, aunque se abrió para compartir con la asociación vecinal.

"No queremos algunas llaves, las queremos todas. Y nos da igual esperar un poco más. Mariló dice que Mamen Sánchez le ha dicho que no nos la dé...", señala Galán. Este viernes la nueva asociación se reunirá con la alcaldesa: "La trataremos igual que todos los partidos que han venido estos días, con imparcialidad. Le explicaremos la situación, porque quizás el problema está en que no conoce bien qué ocurre aquí. No iremos con prejuicios, veremos qué nos dice".

Depende del encuentro con la alcaldesa la posibilidad de que la asociación denuncie a Mariló Fernández. Galán explica que "si no hay solución, los vecinos están dispuestos a ir a por todas. Se hará una asamblea y se votará si denunciamos, no será una decisión de la asociación”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios