Jerez

Las obras de Corredera y plaza Esteve tendrán un sobrecoste de 67.000 euros

  • Las modificaciones realizadas en el proyecto tras el acuerdo entre el Ayuntamiento y la Junta para reanudarlas obligan a modificar el contrato con la empresa adjudicataria

Operarios en la plaza Esteve. Operarios en la plaza Esteve.

Operarios en la plaza Esteve. / Manuel Aranda

Las modificaciones realizadas por el Ayuntamiento en el proyecto de obras de reurbanización de la calle Corredera y plaza Esteve para que la Junta de Andalucía le permitiera reanudarlas tendrán un coste de unos 67.000 euros aproximadamente. El sobrecoste ya ha sido autorizado por el gobierno municipal y está pendiente de que se formalice mediante la firma de una adenda al contrato con la empresa que está ejecutando las obras, Aglomerados Andaluces SLU, una mercantil vinculada a la constructora jerezana Manuel Alba.

En una junta de gobierno local celebrada la semana pasada, y como asunto urgente, el gobierno municipal aprobó la modificación del contrato que firmó en abril del año pasado con la adjudicataria. El motivo es que, para que las obras pudieran reanudarse, tuvo que modificarse el proyecto para adaptarlo al acuerdo alcanzado con la Consejería de Cultura. De este modo, debían hacerse unos cambios en el pavimento que han acabado encareciendo la intervención.

Así, la calle Corredera no irá completamente asfaltada, sino que llevará una parte de adoquín de granito flameado que, según los informes técnicos, es de “características similares al que se retira”. Además, debido a esta modificación, se hace necesario una pieza de separación entre el nuevo adoquín y el resto de terminaciones, de ahí que se utilice también otras piezas de granito flameado de distinto tamaño.

También se tienen que adquirir nuevos bordillos ya que, aunque inicialmente estaba previsto reutilizar los que había, la dirección facultativa de la obra no lo ha recomendado por el estado que presentan. Estas piezas serán sustituidas también otras piezas de granito flameado. Y, finalmente, deberá procederse al arreglado de una parte del acerado de la plaza Esteve que inicialmente no estaba contemplado y que ahora es necesario intervenir tras levantarse el adoquinado.

Tal y como se recoge en el acuerdo de la junta de gobierno, estas modificaciones suponen un sobrecoste de unos 55.505 euros, a los que hay que sumarles el 21% de IVA, de ahí que el gasto extra ascienda a 67.161 euros. Esto supondrá que la obra de reurbanización de las calles Corredera, Santa María y Cerrón y de la plaza Esteve le suponga un gasto total para el Ayuntamiento de 568.000 euros, que sufragará gracias a unos fondos europeos vinculados a la mejora de la calidad ambiental de la ciudad. Para poder adscribirse a esta línea de financiación, el Ayuntamiento la justificó en una regeneración de viales públicos para la reducción de contaminación acústica.

A pesar del incremento de las cuantías, en el acuerdo de la junta de gobierno se argumenta que las modificaciones cumplen con los porcentajes de variación de precios que permite la normativa de contratación pública (el incremento es del 13,8% y la Ley de Contratos Públicos fija el límite en el 15%). Además, se incide en que el cambio en el contrato está justificado puesto que no se realizan modificaciones “sustanciales” ni se altera “el objeto del contrato ni las condiciones esenciales que se rigieron en la licitación de las obras”.

Ahora bien, aunque haya que asumir un sobrecoste, no se superará el gasto total previsto inicialmente por el Consistorio cuando licitó las obras. Para la adjudicación, el Ayuntamiento puso un precio máximo de 520.160 euros (629.000 euros aplicándole el IVA). Al concurso se presentaron ocho empresas, aunque solo se analizaron cuatro ya que la mitad no pasó el corte. El único criterio de adjudicación establecido fue el del precio, es decir, se llevaba la adjudicación la empresa que presentara la oferta más baja.

El nuevo adoquín que se está colocando en Corredera y Esteve. El nuevo adoquín que se está colocando en Corredera y Esteve.

El nuevo adoquín que se está colocando en Corredera y Esteve. / Manuel Aranda

Pero la que hizo la propuesta más ventajosa no fue la adjudicataria sino la matriz de su grupo, Manuel Alba SA. Esta presentó una oferta de unos 381.000 euros más impuestos, pero, al calificarla y compararla con el resto de licitadores, se consideró que era anormalmente baja, de ahí que se le pidiera que la justificase para poder darla por válida. Sin embargo, la respuesta dada por la empresa no convenció a la mesa de contratación del Ayuntamiento al considerar que los argumentos esgrimidos eran simples “declaraciones de intenciones que carecían de “rigor técnico alguno”.

Por este motivo se rechazó su oferta y se adjudicó a su filial, Aglomerados Andaluces SL (está participada en un 100% por Manuel Alba SA), que había realizado una propuesta de unos 32.000 euros más cara, aunque era la segunda más barata de todas las licitadoras aceptadas.

Tal y como se recoge en los pliegos de condiciones y en la normativa de contratación, se permite que empresas del mismo grupo puedan participar en un mismo procedimiento de contratación (se les denomina empresas vinculadas), aunque deben hacer constar esta relación a la hora de presentar su oferta. De hecho, en esta licitación se rechazó una de las ofertas por no cumplir con este requisito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios