A palo seco

La soleá de Jerez (III)

OTRO cantaor que recrea un estilo de soleá catalogada como jerezana es José Yllanda. Julián Pemartín lo recoge en su libro “El Cante Flamenco. Guía Alfabética”, con el siguiente texto: ‘Nació en Linares a mediados del siglo XIX, de raza gitana, pero muy pronto se afincó en Jerez de la Frontera. Fue eminente soleaero’. Ricardo Molina y Antonio Mairena, en “Mundo y formas del Cante Flamenco”, hacen referencia a Curro Frijones y José Yllanda, gitano de Linares, que desde muy joven se estableció en Jerez, donde pasó casi toda su vida. “En tales circunstancias, -dicen Molina y Mairena-, debe estimársele jerezano”. Por su parte, Luis y Ramón Soler, en su extraordinario libro (de consulta obligada), “Antonio Mairena en el mundo de la soleá y de la seguiriya”, localizan tres cantes de sello y música trianera, que son atribuibles a este cantaor jienense. Otro dato recogido por varios autores es su relación familiar con Rafael Romero “El Gallina”, quién manifestó que era tío abuelo suyo por parte de madre. Quién ha profundizado más en la vida y obra de este cantaor ha sido Antonio Escribano Ortiz, quién en el año 2002 y con motivo del XXX Congreso Internacional de Arte Flamenco celebrado en Baeza, publica el libro “José Yllanda y sus soleares en la laberíntica historia del cante”, donde relata la fuga de su pueblo natal huyendo de un matrimonio decidido por acuerdos paternales para, finalmente, fijar su residencia en Jerez. Así, tiene sentido la soleá que se le atribuye y que fue grabada por “El Gallina” en 1967 acompañado por Antonio Arenas:’Que me tiro a un pozo por Dios/que me tiro a un pozo/ que me están adjudicando/ un casamiento forzoso’. 

Sus tres estilos soleaeros con ligeras variantes entre sí, se encuadran melódicamente con la musicalidad de la soleá de Triana. El primero de ellos grabados por El Garrido en 1908, El Mochuelo en 1916 y El Cojo de Málaga en 1921: ‘Reniego yo de los rosales/yo reniego de la rosa que/me regaló tu madre/compañera de mi alma/reniego de los rosales’.

El segundo,  grabado por El Gallina en 1973 es más conocido en Jerez donde muchos cantaores, la mayoría de la plazuela, la han grabado y la siguen cantando: ‘Tu eres zarza y yo me enredo tu eres/zarza y yo me enredo y eres/la rosa fragante/del jardín de mi deseo/eres la luz de mi sol/ y jardín de mi recreo’. 

El tercero, también lo graba El Gallina con Perico el del Lunar, hijo: ‘Como los muertos no hablan/ni oyen ni ven ni entienden/yo estoy viviendo en el mundo/sin tener quien me gobierne’.

 Un cantaor singular y al que La Parrala, según testimonio de Pepe El de la Matrona, definió como amanerado, elegante, retraído y tan pulcro como su cante, que ejecutaba sin el menor esfuerzo, como Silverio, Chacón, La Peñaranda y ella misma. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios