Jerez

Los últimos de Trabajo Social

  • Responsables, profesores y alumnos cuentan cómo están viviendo la extinción de este veterano centro universitario

Comentarios 2

El conocido edificio de la avenida José León de Carranza que alberga a la Escuela de Relaciones Laborales, Trabajo Social y Turismo presenta en la actualidad un aspecto casi fantasmal, muy lejos de los casi 2.000 alumnos que llegó a tener este centro a principios de este siglo y que ahora se ve abocado a su desaparición fundamentalmente por la bajada del número de matrículas. Este es el último curso en el que se imparte docencia y cuenta con sólo 223 alumnos, a los que hay que sumar 152 en Algeciras. Cajasol, cuya obra social ha venido financiando este centro adscrito a la Universidad de Cádiz (UCA) durante todos estos años, ha decidido que el próximo mes de septiembre finalice su actividad.

Concretamente en Jerez estudian cinco alumnos de Turismo, 39 de Relaciones Laborales y 179 de Trabajo Social y el personal también ha sufrido una reducción drástica, ya que sólo hay dieciocho profesores y dieciséis de administración y servicios pero, ¿Cómo afrontan todas estas personas su último curso? 

Según el director académico, Manuel Rozados, "la actividad académica se está desarrollando con toda normalidad. Como este es el último curso de las diplomaturas, como en toda España por el Plan Bolonia, sólo estamos impartiendo el tercer curso de las tres titulaciones: Relaciones Laborales, Trabajo Social y Turismo. Aunque dejaron de producirse nuevas titulaciones, una parte muy importante de los que ya estaban cursando sus estudios aquí han preferido quedarse. Tampoco es que haya habido una marcha masiva".

Sí reconoce que "en el profesorado ha habido una reducción drástica, fruto del acuerdo de la plantilla con la entidad titular, pero la plantilla actual permite atender sin problema alguno las necesidades del alumnado, que recientemente por ejemplo tuvo el proceso de elección de delegado".

También admite que "algunos estudiantes puede que tengan cierta preocupación porque el centro finaliza su actividad en septiembre", pero en este sentido quiere tranquilizarles explicándoles que "los alumnos tienen reconocida la posibilidad de finalizar sus estudios hasta dos años después de la fecha de extinción del título y eso queda garantizado. Si a alguno les queda después de septiembre alguna asignatura pendiente será la Universidad de Cádiz la que les examine".

No puede evitar tampoco "tanto entre los profesores como los alumnos y el personal no docente, un sentimiento de  tristeza y nostalgia por el final de un centro que es una institución señera en la ciudad y con una gran presencia en la sociedad".

No obstante, quiere dejar claro que "el nuestro no es un caso único. En el campus de Algeciras por ejemplo desaparecen dos centros: el Centro Universitario de Estudios Superiores, donde se estudia Derecho y la Escuela de Estudios Económicos y Jurídicos Tomás y Valiente, de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar. De los cinco centro adscritos de la provincia desaparecen tres y sólo quedan Salus Infirmorum, de Cádiz, donde se estudia enfermería y la Escuela de Magisterio de La Línea".

El gerente de la escuela, Salvador Quintana, también insiste en que "la actividad se desarrolla igual que en cursos anteriores, con normalidad. Tenemos alumnos de tercero y con asignaturas pendientes de segundo e incluso de primero, solo que ahora no sólo se cierra el plan de estudios, sino también el centro. En lo profesional estoy tratando de que se desarrollé de la mejor manera posible y mantener a los alumnos al margen de cualquier problema.

Adrián Massó Bienvenido es un alumno de tercero de Trabajo Social que decidió seguir matriculado en la escuela "porque es el último año y me parecía una tontería cambiar de carrera. Si me hubiera pasado de la diplomatura al grado tendría que haber empezado otra vez desde el principio".

Sobre los profesores dice que "están los suficientes para dar las clases pero estamos un poco agobiado por el futuro, aunque si ahora nos dicen que a quien le queden asignaturas pendientes le examina la UCA me quedo más tranquilo". También señala que "he conocido a gente muy buena, tanto profesores como alumnos y los conserjes son también una maravilla. El único inconveniente es que nos faltan instalaciones deportivas, cafetería... Aquí el único divertimento que tenemos es fumar en la puerta".

Otro alumno de tercero de Trabajo Social, Rubén Maximiano, afronta este curso "bien y con muchas ganas de terminar lo que me queda, que es poquito y luego tendré que hacer el curso puente. Los profesores, los que quedan, son buenos, pero aquí no hay ambiente de nada, tres o cuatro conserjes, los profesores y nosotros".

La profesora de Prácticas Institucionales y coordinadora del área de Trabajo Social, Marina de Troya, asegura que este curso "lo afrontamos con la misma ilusión que cualquier otro". En este sentido, dice que "es importante no mezclar la situación que vamos a tener el personal en septiembre de 2012 con la docencia, porque el alumnado merece el mismo tratamiento que si continuaran, e incluso más". Como punto positivo, señala que "aquí el trato es muy cercano, eso es algo que tienen que apreciar" y aprovecha para expresar su agradecimiento "a todas las entidades públicas y privadas de la provincia que durante todos estos años han colaborado con nosotros mediante convenios para la realización de las prácticas de nuestros alumnos. Este curso por ejemplo cien alumnos nuestros de Trabajo Social realizan prácticas en empresas e instituciones de la provincia y en Jerez por ejemplo el Ayuntamiento ha duplicado el número de plazas hasta veinte, algo que tenemos que agradecer a la delegada municipal de Bienestar Social, Isabel Paredes".

En el apartado personal asegura que "estoy ilusionada porque la vida es un fluir y esto hay que verlo por el lado bueno, como una oportunidad para cambiar".

Parecida opinión tenía el profesor de Salud Pública, José Rodríguez Carrión, quien reconoció que "el curso se está desarrollando con absoluta normalidad y procurando que los alumnos no noten cambio alguno, aunque es lógico que nos de pena de que esto se acabe. Yo por ejemplo estoy formándome para poder incorporarme a otro trabajo a partir de octubre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios