Venta del antiguo IARA El gobierno municipal permitirá que el edificio de Esteve no sea un hotel

  • El proceso de venta del inmueble vuelve a declararse desierto al no presentarse ofertas

  • Tratará de enajenarlo con un nuevo concurso donde "flexibilizará" los usos permitidos 

Imagen del antiguo edificio del IARA, ubicado en la plaza Esteve. Imagen del antiguo edificio del IARA, ubicado en la plaza Esteve.

Imagen del antiguo edificio del IARA, ubicado en la plaza Esteve. / Miguel Ángel González

El edificio municipal de la plaza Esteve sigue sin tener interesados en adquirirlo. A pesar de que el Ayuntamiento rebajó sustancialmente la propuesta económica en la segunda ocasión que lo ha sacado a concurso, ha tenido que volver a declarar desierta la venta ya que no se han recibido ofertas.

Ante esto, el gobierno local ha afirmado a Diario de Jerez que volverá a hacer una nueva licitación (será la tercera) aunque en esta ocasión fijará unas "condiciones económicas más atractivas para la iniciativa empresarial" y adelanta que prevé "flexibilizar" los usos permitidos en el inmueble. 

En los dos procesos de licitación realizados, se establecía como requisito que el inmueble, que tiene una superficie de unos 1.400 metros cuadrados, debía albergar un hotel o apartamentos turísticos durante, al menos, 10 años. Ahora, en el nuevo concurso, el ejecutivo de Mamen Sánchez avanza que se permitirá "ampliar posibles usos" aunque no aclaró si entre estos incluirá el residencial (viviendas) o solo permitirá aquellos vinculados a actividades económicas (comercial). 

Actualmente, el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) establece que este edificio puede tener un uso residencial aunque con otros usos compatibles en el centro histórico. Ahora bien, basándose en esta posibilidad que contempla el planeamiento vigente, el ejecutivo incluyó como cláusula vinculante en la compraventa que el inmueble tuviera un uso turístico. De hecho, se fijaba en los pliegos de condiciones del concurso que, en el caso de incumplirse este requisito durante los 10 años siguientes a la venta, el edificio revertía de manera automática al Ayuntamiento. 

La pasada semana, la junta de gobierno local dio por finalizado el proceso de enajenación ya que no hubo licitadores al procedimiento que se inició a principios de septiembre. Ya en el verano de 2018, el ejecutivo convocó un concurso público para la venta de este edificio que actualmente se encuentra sin uso. Para ello planteó una oferta inicial de algo más de 1,7 millones de euros; sin embargo, no se presentaron ofertas por lo que tuvo que declararse desierta la licitación.

Tras esto, el ejecutivo tramitó el pasado mes de septiembre una nueva licitación, pero tampoco se han presentado ofertas a pesar de que el precio de salida se había rebajado más de un 23% al valorarse en unos 1,3 millones de euros.

Un edificio diseñado por Fernando de la Cuadra

El edificio, ubicado en el número cuatro de la plaza Esteve, fue construido en 1959 bajo diseño del arquitecto Fernando de la Cuadra. Aunque no cuenta con ningún tipo de protección, se encuentra incluido en el Sistema de Información del Patrimonio Histórico de Andalucía (Sipha). En su ficha, se destaca que el inmueble cuenta con una “rígida distribución de huecos y espacios” y que su construcción impuso “un nuevo orden a la escena urbana desde la combinación de una estricta y seca distribución de huecos con elementos tardoracionalistas e interesantes acuerdos con el entorno”.

El edificio albergó durante décadas el desaparecido Instituto Andaluz de Reforma Agraria (IARA) y, en una última etapa, la Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento. Hace unos años, durante el gobierno de María José García-Pelayo (PP) se planteó su derribo en un proyecto de remodelación de la plaza Esteve que el ejecutivo pretendió acometer junto al Consorcio de la Zona Franca de Cádiz. 

En la licitación, claro está, no incluye los locales comerciales de la planta baja ya que no son de propiedad municipal. 

Para fijar el precio de salida de la venta del edificio, la Delegación de Patrimonio realizó un estudio sobre las ofertas de locales comerciales que tenían los distintos portales inmobiliarios con inmuebles situados en el entorno de la plaza Esteve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios