Bodegas

Las ventas de vino de Jerez se disparan un 25% en la desescalada

  • Los jereces salen del bache de 2020 y superan los niveles precovid con más de 14 millones de litros comercializados hasta junio

  • España, muy castigada por la crisis, se suma a la tendencia al alza de las exportaciones

  • El repunte se traslada al acumulado del último año y se sustenta en los mercados tradicionales

Una camarera sirve unas copas de vino de Jerez en un bar del centro.

Una camarera sirve unas copas de vino de Jerez en un bar del centro. / Pascual

El jerez está de buen año. Después de salvar 2020 con una caída del 8%, muy por debajo del 30% al que apuntaban las previsiones iniciales a causa de la pandemia y sus restricciones, los datos del primer semestre del presente ejercicio, pese a que aún colean las restricciones por la crisis sanitaria, son muy prometedores.

Y es que las ventas van como la seda, hasta el punto de que el incremento del 25% registrado en la primera mitad del año, con un volumen de 14.150.000 litros frente a los 11,3 millones del mismo periodo de 2020, sitúa las salidas de bodegas de los vinos de Jerez por encima incluso de los niveles precovid –los 13,3 millones de litros del mismo periodo de 2019–.

El empuje del jerez en la desescalada también tiene reflejo en el Total Acumulado Móvil (TAM), que comprende el conjunto de los doce últimos meses, y que arroja un repunte del 8,5% hasta junio con un volumen de algo menos de 31 millones de litros –en los doce meses previos fueron 28,5 millones de litros, y de junio de 2018 al mismo mes de 2019 se rebasaron ligeramente los 30 millones–.

La portentosa recuperación de las ventas de los vinos de Jerez tiene mucho que ver con el vuelco del mercado nacional, lastrado en 2020 por las restricciones al canal Horeca –viene a representar siete de cada diez botellas vendidas dentro de las fronteras españolas–, y la cancelación por la alerta sanitaria de las ferias y eventos de la primavera andaluza, que también suponen un importante trampolín para las salidas de los jereces, en especial para los finos y manzanillas.

El repunte se traslada al acumulado del último año y se sustenta en los mercados tradicionales

España remonta el vuelo con una subida en los seis primeros meses próxima al 20% y cinco millones de litros, cerca de un millón más que los comercializados en el primer semestre del ejercicio anterior, pero 1,2 millones menos que los alcanzados en prepandemia.

El incremento del acumulado móvil en tierras españolas se sitúa en el 5,4% –2020 se cerró con una fuerte caída interanual del 20%– para superar de junio a junio los 10 millones de litros frente a los 9,6 millones de los doce meses anteriores y los 11,6 millones del mismo periodo antes de la crisis sanitaria.

Vino de Jerez y tapas, el maridaje perfecto. Vino de Jerez y tapas, el maridaje perfecto.

Vino de Jerez y tapas, el maridaje perfecto. / Miguel Ángel González

Las exportaciones marcan el paso

A diferencia de España, el canal alimentación lleva la voz cantante en los mercados exteriores, que tras amortiguar el descenso de 2020 mantienen su tendencia al alza en el primer semestre de este año con 9 millones de litros exportados –casi dos tercios del total– y un repunte rayano al 29%.

El ‘milagro’ británico, mercado decisivo para mitigar el impacto del coronavirus en las ventas del sherry con su resurgimiento tras largos años de caída ininterrumpida, se mantiene en pie para saldar la primera mitad del año con un aumento del 24,6% y 3,5 millones de litros de los ocho millones salidos de bodegas con destino a Europa, que crece un 27,5%.

Dentro del continente europeo, Países Bajos y Alemania completan la terna de los mercados tradicionales del sherry, en los que la evolución también es muy favorable: el primero registra un incremento del 16,7% con 1,7 millones de litros, mientras que en el segundo se dispara un 45,7%, para alcanzar el millón de litros.

Al otro lado del Atlántico, América también contribuye a la buena marcha del jerez con un repunte del 37% y cerca del millón de litros en ventas, la mayoría materializadas en Estados Unidos (715.000 litros), que también se dispara por encima del 43%.

Lo de Asia es otro cantar, pues aunque el jerez levanta cabeza con un 5% de subida y unos cien mil litros comercializados, Japón, su principal destino asiático, prolonga sus malos resultados. El cierre de la hostelería, que aún persiste en el país nipón junto a otras restricciones que en estos días saltan a la luz con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos, lastra un 37,8% las salidas del jerez, que retroceden hasta unos simbólicos 41.500 litros.

El acumulado de los últimos doce meses (TAM) en las exportaciones arroja un incremento de algo más del 10%, que se traduce en un volumen de cerca de 21 millones de litros, de los que 18,6 salieron con destino a Europa (+9,7%); y 1,8 millones, a América (+13,8%). El continente asiático rompe la buena marcha de los viajes exteriores del jerez con un descenso en el total acumulado móvil del 9,85%, que pasa casi desapercibido en las ventas globales ya que ni siquiera llega a los 200.000 litros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios