Jerez Manos que dejan huellas

  • La protectora de animales 'No Me Abandones' lanza una campaña con el fin de encontrar voluntarios "responsables, comprometidos, disciplinados y amantes de los animales"

Curro es un podenco maneto que llegó a la protectora 'No Me Abandones' hace catorce años. Le detectaron en el cuerpo una serie de bultos de extraño aspecto y una radiografía sacó a la luz que se trataban de restos de plomo. No se lo podían creer, ¡había sido usado como diana en actividades de cacería!. Afortunadamente Curro vivió felizmente cuidado durante su estancia en la protectora y hace tres años fue adoptado por una de las voluntarias. La historia de Curro tuvo un final feliz, pero no ocurrió lo mismo con Valiente, un labrador golden retriever que fue abandonado en las marismas de Trebujena durante días. Éste, a pesar de haber luchado con todas sus fuerzas, falleció. Aún continúan emocionándose al hablar de él. Desgraciadamente las historias de Curro y Valiente no son las únicas, cada vez son más los casos en los que estos animales son abandonados, maltratados e incluso utilizados para fines económicos en nefastas condiciones.

'No Me Abandones' es una de las muchas protectoras y centros de acogida para animales de la provincia que se encuentra al 100% de su capacidad. Esta organización jerezana surgió aproximadamente hace 17 años, desde entonces no ha pasado ni un solo día sin que sus miembros hayan estado al cuidado de estos animales que "además de las heridas físicas vienen con el alma rota". Sin embargo, la protectora no es una vivienda permanente, es un lugar de tránsito al que llegan para recuperarse a la espera de encontrar un nuevo hogar. "Se merecen otra oportunidad y ser adoptados por la mejor familia", declara emocionada Fátima González, presidenta de la protectora desde hace 7 años.

La protectora 'No Me Abandones' recibe entre 15 y 20 llamadas de abandono diarias Lluvia, Kaly, Trufa y Nébula necesitan urgentemente una casa de acogida Estamos convencidos de que lo ideal es iniciar el voluntariado con una formación"Las personas no se dan cuenta de que son una vida, una mirada y un alma destrozada"

Poseer un animal de compañía es una tendencia cada vez más frecuente en las sociedades actuales, sin embargo, el grueso de la población no es consciente de la responsabilidad que esto conlleva. "Las personas no se dan cuenta de que son una vida, una mirada y un alma destrozada cada vez que son abandonados o maltratados", apunta la presidenta. 'No Me Abandones' recibe alrededor de 15 o 20 llamadas de abandono diarias, las cuales resultan casi imposibles de atender. "Pido que no se enfaden con nosotros cuando no podemos recoger a todos los perros porque no tenemos capacidad física ni humana para atenderlos a todos. Si atendiésemos a los 20 abandonos que nos llaman a diario en diez días tendríamos 200 perros y solo tenemos capacidad para 115", afirma Fátima. La protectora cuenta con una lista de espera y cada vez que uno de los perros de sus instalaciones es adoptado se recoge al siguiente más necesitado de la lista. "Ojalá pudiéramos atender todos los avisos que nos llegan y recogerlos a todos pero resulta imposible", sentencia.

La protectora cuenta actualmente con 168 socios y padrinos a los que se suman 30 voluntarios. Pero no son suficientes, toda ayuda es poca para colaborar con una causa tan necesaria. Los perros que residen en la esta protectora están cuidados los 365 días del año, no pasan ni un solo día sin salir mañana y tarde o tomar sus medicaciones y alimentos. Mila Rodríguez, voluntaria y casa de acogida, asegura que están teniendo dificultades a la hora de encontrar suficiente personal para cubrir todos las jornadas y "cuiden a nuestros perros como se merecen". Por este motivo, desde 'No Me Abandones' lanzan la campaña 'Manos que dejan huellas', enfocada a la captación de voluntariado para la asociación.

"Para sacar adelante esta bonita y difícil labor de ayuda a los animales, hacemos un llamamiento a todas esas personas responsables, generosas, disciplinadas y amantes de los animales, que quieran y puedan comprometerse con los más de 100 peludos que tenemos en el refugio. Necesitamos voluntarios pacientes, comprometidos, sensibles y con ganas de trabajar, que sepan comprender la importancia de estar ahí. Son seres vivos y te necesitan. Ayudar es un compromiso que nace del corazón pero que crece con el trabajo, el esfuerzo y la responsabilidad", es el mensaje sincero que quieren lanzar los miembros de 'No Me Abandones' a través de esta campaña con la que pretenden que se les conozca desde dentro.

El primer encuentro tendrá lugar el 28 de septiembre a las 18 horas en el salón de actos del CEIP 'Alfonso X el Sabio'. Para tal fin la protectora ha puesto en marcha el correo: voluntariado.nomeabandones.org@gmail.com. De tal forma, todas las personas que quieran participar como voluntarios pueden escribir directamente a esta dirección. El único requisito es ser mayor de edad, "desde los 18 hasta los 100 años", bromean Fátima y Mila. En este primer encuentro, todas las personas que se hayan puesto en contacto tendrán la oportunidad de conocer la protectora y los objetivos que tienen. "Estamos convencidos de que lo ideal es iniciar el voluntariado con una formación, que la gente se sienta preparada para estar allí. Porque lo que no se conoce no se ama. Es fundamental que se conozca el funcionamiento y por qué se hacen las cosas de determinada forma", explica Mila. "Una vez que sepas si te gusta el proyecto entras, pero entras a matar, de pleno", sentencia Fátima.

Cada nuevo voluntario contará con un tutor o tutora con experiencia en la protectora para guiarlos hasta que se encuentren capacitados. Un proyecto que han iniciado con mucha ilusión y con el que pretenden "formar y enganchar". Por este motivo, además de la formación, han propuesto que cada trimestre se lleve a cabo una actividad que sea atractiva para el voluntariado, entre las que se encuentran un curso de adiestramiento canino o de primeros auxilios, pero aseguran que "están dispuestos a escuchar propuestas".

"Nosotros no podemos pagar a nadie. Pero creo que hay un pago que no es monetario. Un pago en muchísimo cariño, en lametones, achuchones y miradas que se te clavan en el alma. Es precioso ver felices a estos perretes que han sido maltratados y han estado en situaciones muy complicadas", declara emocionada Mila. 'No Me Abandones' es desde su fundación una organización sin ánimo de lucro, ninguno de sus miembros recibe compensación económica alguna, algo que desde el comienzo han tenido muy claro. "Esto es una labor voluntaria, del corazón, generosa y de ayuda. Es cierto que trabajamos muchísimo, yo siempre digo que trabajo más en las vacaciones de mi trabajo que trabajando porque todo mi tiempo libre va para la prote. Yo enseguida miro a los ojos y no se me olvida la mirada de los 115 que tenemos en la protectora. Conozco todas sus historias, sus gustos, sus miedos y su carácter, no podría dejarlos solos", apunta la presidenta. Incluso, cuentan con un veterinario que acude de manera gratuita una vez cada una o dos semanas para realizar revisiones. "Ya después lo que son las intervenciones, las consultas en la clínica, radiografías y tal sí que hay que pagarlo pero nos hacen un precio especial", comentan.

115 vidas a las que cuidar y proteger hasta que encuentren un buen hogar que les acoja. Alimentos, medicinas, operaciones, etc. todo es poco para sacar adelante a estos "perretes". Sin embargo, llevar a cabo esta gran labor requiere dinero, éste les llega de dos fuentes principales. En primer lugar los socios, "tenemos unos socios muy fijos desde el principio y han aumentado algunos pero no tantos como quisiéramos", comentan. También cuentan con la figura de los padrinos, que pagan por el mantenimiento de uno de los perros. "Esto les permite ir al refugio a verlos, llevarlos de paseo... No los tienen en casa, pero a veces cuando se acostumbran a ellos se los llevan un finde a dormir o los terminan adoptando", explica Fátima. Otra de las vías para conseguir financiación es el propio trabajo de los voluntarios. "Todos los domingos van dos voluntarias al rastrillo durante el invierno. Vendemos merchandising o cosas elaboradas por las propias voluntarias en todas las salidas a las que somos invitados", comentan. A su vez realizan actividades deportivas para perros, conciertos o exposiciones para recaudar fondos. Sin embargo, Mila y Fátima coinciden en que el calendario anual es "el rey de nuestra financiación". Éste se puso en marcha hace 14 años y anualmente venden alrededor de 3000 ejemplares. "Animamos a que lo compren todos los años aunque rara vez nos sobra alguno", sentencian.

Otra de las funciones claves dentro de 'No Me Abandones' son las casas de acogidas. Éstas consisten en estancias temporales para perros o perras de las protectora que por circunstancias especiales no pueden estar en el refugio. "Cuando un perrito está enfermo o sufre alguna operación, aunque en el refugio estén bien atendidos, necesita una casa en la que puedes observar cómo va, su medicación y estar más pendiente", explican. "Ser casa de acogida es duro en cierto modo porque tienes que estar muy pendiente, pero estos animales transmiten y te llegan al alma de una manera impresionante", declara Mila. A su vez cuentan con casas de acogida permanente, para aquellos perros que no pueden volver a la protectora por enfermedad o vejez debido al riesgo que correrían.

La protectora ha lanzado en la red social Facebook un llamamiento ante la necesidad de casas de acogida en la temporada estival. "A diferencia de Mila, que es cuando más se compromete, las casas de acogida con las vacaciones, los niños, los viajes... nos fallan mucho. Incluso tenemos que buscar acogidas para casas de acogida permanentes", apunta Fátima. Los casos más urgentes son los de Lluvia, Trufa y Kaly, tres perritas que van a ser castradas, una operación que les provoca un gran malestar y por la que requieren atención y reposo. "Estamos con una pena auténtica porque en la protectora llega una hora que no hay nadie para atenderlas y darles su medicación. Necesitan una casa de acogida cuanto antes. Yo para las hembras tengo establecidos diez días pero como son tres, al menos los tres primeros días que se encuentran fatal que estén atendidas en una camita", explica. Otro de los casos que necesita una casa de acogida permanente de manera inmediata es Nébula, una perrita que fue rescatada en la carretera. Ésta es ciega, sorda y a penas puede mover la mandíbula. Ahora mismo se encuentra en una casa de acogida pero no se la pueden quedar y aseguran que en la protectora no sobreviviría.

Historias diferentes que tienen en un común un pasado triste y traumático. 'No Me Abandones' les ha brindado una segunda oportunidad y todo su cariño, pero necesitan un hogar, un lugar en el que empezar de nuevo. Muchos son adoptados pero lo normal es que se decidan primero por "los más bonitos, los más pequeños de tamaño y los más jóvenes", declaran, "tenemos perritos muy viejos que se nos parte el alma porque son los mejores perros del mundo. Llevan muchos años en la prote y nadie se fija en ellos". Sin embargo, existen excepciones que llegan al corazón de los miembros de la protectora. "Hay gente que viene y me dice que ni se los enseñe que se llevan al que más lo necesita", comenta emocionada Fátima. Por su parte Mila asegura que también existen flechazos, "es como cuando te enamoras que no encuentras una explicación. Se produce una conexión y algo te une con ese perrito o perrita. Cosas maravillosas que pasan".

Para Fátima, su presidenta, una de las soluciones a estos abandonos masivos es la esterilización, "tengo hecho un estudio y con castrar a 100 perritas al año estás quitando de Jerez a 1000 cachorros". Por este motivo pide ayuda al Ayuntamiento para que colabore en la concienciación de la población. "Los Ayuntamientos deberían concienciar sobre la castración y ayudar económicamente porque estas operaciones son caras. Yo conozco a muchos veterinarios que cobrarían lo mínimo", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios