Vinos de Jerez

La nueva normalidad del jerez: sólo España se salva de la caída de ventas

Botellas de vino de Jerez en una tienda especializada del centro.

Botellas de vino de Jerez en una tienda especializada del centro. / Miguel Ángel González

El jerez busca acomodo en la nueva normalidad, que no llega acompañada de buenas noticias para las bodegas del Marco en lo que a la salidas de vino se refiere. No en vano, las ventas de vinos de Jerez retroceden un 9,4% en los ocho primeros meses del año, en los que acumulan un volumen de algo menos de 17 millones de litros frente a los 18,7 millones alcanzados en el mismo periodo de 2021.

La caída anual responde exclusivamente al derrumbe de las exportaciones, que se dejan un 26% en lo que va de año, en el que las ventas al exterior bajan de los 9 millones de litros frente a los 12,1 millones registrados por las mismas fechas el ejercicio anterior.

El dato de las exportaciones de enero a agosto es incluso inferior al registrado en el mismo periodo de 2020, el año del estallido de la pandemia en el que las salidas de enero a agosto superaron los 9,7 millones de litros –del orden del 7,7% más que en el presente ejercicio–.

Dentro de la caída generalizada de las salidas al exterior llama la atención el fuerte retroceso experimentado en Reino Unido, que se deja un 42,8% de las ventas en los ocho primeros meses del año, con un volumen de algo menos de tres millones de litros –el año pasado por las mismas fechas se rebasaron los 5 millones y en 2020 se superaron los 4,2 millones–.

Hacia Europa, en su conjunto, salieron del orden de 7,8 millones de litros, que suponen un 27,5% menos que en el mismo periodo del año anterior –10,7 millones de litros–. En 2020, hacia el mercado europeo viajaron 8,7 millones de litros, es decir, casi un millón más que este año.

La caída en Holanda hasta agosto roza el 18,9%, con un volumen de 2,2 millones de litros, mientras que Alemania registra una bajada del 18,6%, con 1,5 millones de litros.

Estados Unidos, el quinto mercado en liza, también se derrumba un 33,9% hasta agosto, con poco más de medio millón de litros frente a los 840 mil del ejercicio anterior.

Y aunque Asia experimenta un subida del 31,7%, con Japón disparada por encima del 108% de crecimiento, las ventas en aquel continente apenas suponen 176.000 litros.

España, sin embargo, vuelve a dar la cara por el jerez, cuyas ventas crecen un 21% en territorio nacional para superar ligeramente los 8 millones de litros. La cifra no sólo rebasa los 6,6 millones acumulados de enero a agosto en 2022, sino que se sitúa por encima también de los 5,7 millones con los que se saldaron los ocho primeros meses de 2020.

Paradójicamente, en la fase aguda de la pandemia, en el bienio 2020-21, las exportaciones mantuvieron a flote al vino de Jerez frente a su desplome en España, principalmente motivado por la mayor dependencia en el mercado nacional del canal Horeca frente al peso en el exterior de la gran distribución.

El milagro británico del sherry durante la pandemia se desinfla a marchas forzadas

Las restricciones del covid, entre ellas el cierre y limitaciones horarias y de aforo en la restauración, así como la suspensión de las ferias y fiestas de la primavera andaluza –Feria de Abril de Sevilla y del Caballo de Jerez incluidas–, hicieron especial mella en el consumo patrio de los vinos jerezanos, hasta cierto punto compensado por las salidas al exterior, con especial mención a la resurrección del Reino Unido.

El milagro británico, propiciado por el auge del consumo doméstico y la transmisión de abuelos a nietos tras el cierre de fronteras de costumbres arraigadas en Reino Unido como la del consumo del sherry, puso freno a la prolongada caída del jerez en el que históricamente era su principal mercado, posición que recuperó por unos meses.

Superada la pandemia, al menos la fase aguda y sin las restricciones que llevó aparejada, la situación vuelve al punto de partida de antes de la crisis sanitaria, en la que Reino Unido y España intercambian sus papeles como primer y segundo destino de los jereces, que tras su recuperación a los niveles de antes de la crisis sanitaria –en 2021 se alcanzaron los 31,8 millones de litros tras un incremento del 13% respecto al año anterior, que saldó con poco más de 28 millones de litros por el fuerte impacto del covid–, retoma la tendencia a la baja de la década anterior –de 2010 a 2019 acumulaba una caída del 34% al pasar de 46,4 millones de litros a 30,6 millones–.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios