Jerez

Las zambombas obligaron a cortar calles que no estaban programadas

  • El delegado de Seguridad asegura que “esto ocurre cuando se tiene tanto éxito” y destaca la satisfacción de hosteleros y comerciantes

  • Descartado un cierre total del centro al tráfico rodado durante los fines de semana

Concentración de personas el pasado fin de semana en la plaza Plateros por una zambomba. Concentración de personas el pasado fin de semana en la plaza Plateros por una zambomba.

Concentración de personas el pasado fin de semana en la plaza Plateros por una zambomba. / Manuel Aranda

¿Ha llegado Jerez a la cima en lo que a la celebración de zambombas se refiere? Nadie tiene una respuesta. Ni siquiera el responsable de la Seguridad municipal, el concejal Rubén Pérez, quien asegura que el pasado fin de semana, el del puente de diciembre, “hubo momentos en los que se tuvieron que cortar calles que no estaban programadas. Sé que eso no gusta a nadie pero por seguridad había que hacerlo”.

Se refiere en concreto a episodios puntuales que se originaron en calles como la cuesta de José Luis Díez o la Porvera. Según el delegado de Seguridad, “en José Luis Díez la concentración de personas que había en el entorno de la plaza de la Asunción acabó colapsando la zona, por lo que hubo que actuar”.

El delegado municipal hace especial hincapié a la hora de destacar que “cada zambomba que se celebra en Jerez debe ser comunicada para que el Ayuntamiento tenga conocimiento de la misma y otorgue el pertinente permiso, pero en ocasiones se dan situaciones del todo inesperadas como son las zambombas espontáneas”.

Las fiestas espontáneas provocan problemas de colapso en las aceras

Se refiere Rubén Pérez a la fiesta que surge en torno a un grupo de amigos que se reúnen en cualquier lugar y de repente se convierte en una celebración con decenas o cientos de personas alrededor, la cual puede llegar a provocar serios problemas de tránsito por las aceras e, incluso, de coches por la calzada.

Pérez se refiere a que cuando una zambomba tiene sus permisos los efectivos de Policía Local y Movilidad están perfectamente informados, “por lo que se procede si hay lugar a cortar calles” para que se celebre con la mayor tranquilidad posible. Lo que sucede es que la explosión festiva del puente en las calles del centro de Jerez fue algo de dimensiones enormes. “Es lo que ocurre cuando se tiene tanto éxito”, asegura el delegado de Seguridad municipal quien añade que “habrá que ver cómo evolucionan estas celebraciones” para ir adaptando la respuesta de los servicios municipales. “La Policía Local sigue estando pendiente en todo momento de la evolución de estas celebraciones y adopta las medidas más convenientes” para que la fiesta se desarrolle en paz.

Es conocido que ya hay voces del sector vecinal que se alzan criticando las consecuencias de un fin de semana de fiestas navideñas en las calles. El problema de los orines en plena vía pública y sus hediondas consecuencias sigue estando vigente pese a que, desde hace años, se pensó en la instalación de urinarios públicos para evitarlo. Ese problema de higiene pública sigue estando ahí.

El delegado de Seguridad del Ayuntamiento asegura igualmente que “las zambombas se han erigido en un atractivo que redunda de forma muy favorable en la economía local”. De hecho apunta que “los comerciantes están más que satisfechos por la forma en la que se ha celebrado este primer gran fin de semana de celebraciones navideñas” y añade que “la distribución de las calles peatonales ha ayudado a que el flujo de visitantes pueda pasear por el centro de Jerez y acceder a los comercios tradicionales”.

A este último respecto es reseñable el hecho de que pese a que los cortes de tráfico son habituales en esta época del año el Ayuntamiento mantiene sus reservas de cara a afrontar, por ahora, un cierre total del centro al tráfico rodado haciendo peatonales todas las calles de la zona. “Para llevar a cabo algo así había que llevar a cabo un estudio exhaustivo. No en vano la circulación, las calles, son el riesgo sanguíneo de Jerez y habría que tener en cuenta multitud de parámetros tales como los parkings, los accesos de los residentes o los servicios de reparto que permiten a los negocios de hostelería y del comercio tradicional estar abiertos”.

Pese a ello el delegado municipal se muestra satisfecho por los resultados que están reportando los cortes de las calles Honda y Larga “ya que están permitiendo que el flujo de visitantes se derive hacia zonas en las que el comercio se ve beneficiado, además de recuperarse de esta forma espacios ocupados por los coches que pasan a estar a disposición de los peatones”.

Si hay algo que gusta a Rubén Pérez es el hecho de que “uno de los fines de semana más multitudinarios del año en Jerez, junto con la Feria y el Gran Premio, se haya cerrado de una forma absolutamente tranquila, con mínimos incidentes. El balance es sin duda muy positivo. Las zambombas han triunfado, los comercios están contentos y hasta los tenderos del mercadillo navideño están satisfechos”. La clave para conseguirlo, asegura el delegado municipal de Seguridad, estriba en que “ha existido una buena coordinación”. Además, añade, “debemos darnos cuenta de la importancia de que Jerez haya sido durante este pasado puente un destino de referencia en el turismo nacional. Es decir, uno de los lugares a los que más se ha viajado o deseado viajar en este comienzo de diciembre. Ha sido todo un éxito”, concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios