Jerez

La zona rural sigue perdiendo población

  • La disminución demografíca incide más en las barriadas rurales que en las pedanías

  • Tiene casi 700 habitantes menos desde 2010

La zona rural sigue perdiendo población La zona rural sigue perdiendo población

La zona rural sigue perdiendo población / Miguel Ángel González

Uno de cada 10 jerezanos vive en la zona rural. La población del extrarradio sigue teniendo su peso específico pues Jerez tiene uno de los términos municipales más extensos del país. Ahora bien, y aunque hay excepciones, sus núcleos continúan sufriendo una regresión demográfica.

Al inicio de este siglo, el Jerez rural suponía el 11,7% del padrón jerezano; en 2018, en cambio, este porcentaje se ha reducido hasta el 9,8%, según los datos extraídos del Nomenclátor que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE) como complemento a los datos definitivos del padrón correspondientes a 2018. En esta década la población rural jerezana se ha reducido en 668 habitantes.

La mayor disminución se está produciendo en el conjunto de las barriadas rurales. Hace nueve años, estaban empadronados 5.742 personas en alguno de los 16 núcleos catalogados bajo esta denominación por parte del Ayuntamiento. En cambio, en 2018 la cifra había bajado hasta 5.344.

Las mayores pérdidas de población se han producido en enclaves como Las Tablas, con una bajada del 20% respecto a 2010, o Mesas de Asta, con un 15%. Añina-Polila, La Ina y El Portal también han sufrido pérdidas porcentuales que superan el 10%.

Por contra, barriadas rurales como Torremelgarejo o Gibalbín han ido a contracorriente con incrementos del número de empadronados por encima de los diez puntos porcentuales.

Mientras, y como es lógico, las pedanías son los núcleos más poblados, aunque la pérdida en esta década haya rondado el 2%. Eso sí, se da la circunstancia de que la barriada rural de Cuartillos, con más de un millar de habitantes y que aspira desde hace años a ser considerada pedanía, lleva décadas con una población superior a la entidad local más pequeña, la de San Isidro del Guadalete, que apenas cuenta ya con 564 habitantes.

Guadalcacín sigue siendo la entidad local autónoma más grande con 5.226 habitantes, 744 más que al comienzo de este siglo. De hecho, aumenta ligeramente su diferencia con La Barca, que ha perdido casi 200 habitantes desde 2010. En cambio, solo Estella y Torrecera son las dos únicas pedanías que tienen más población respecto al principio de la década.

En cuanto al resto de núcleos rurales del extenso término jerezano, la población se ha mantenido relativamente estable desde 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios