Motociclismo

Te lo mereces, Canti

  • Antonio Cantizano, homenajeado a su regreso del Rally Dakar 2020 por el Consejo Local del Motor, autoridades, familiares y sobre todo amigos, muchos amigos, en la sede del Motoclub Cherokee

Antonio Cantizano, posando sonriente con Diana, su mujer, en la sede del Motoclub Cherokee. Antonio Cantizano, posando sonriente con Diana, su mujer, en la sede del Motoclub Cherokee.

Antonio Cantizano, posando sonriente con Diana, su mujer, en la sede del Motoclub Cherokee. / Pascual (jerez)

Como los homenajes hay que hacerlos en vida -como bien dijo Jesús Vega, presidente del Motoclub Cherokee-, el sueño cumplido de Antonio Cantizano, participar en el Dakar, ha sido la excusa perfecta y el caldo de cultivo idóneo para que el mundo del motor, local y provincial, reconociese la trayectoria de Canti y le diese un cariñoso homenaje a su regreso de Arabia Saudí, reconocimiento teñido de emoción y lágrimas "porque soy un llorica, es genético, lo heredé de mi padre", explicaba el piloto y mecánico, jerezano de San José del Valle ahora en La Muela de Vejer, reconocido en un acto tan sencillo como entrañable por el Consejo Local del Motor, autoridades, familiares y sobre todo amigos, muchos amigos, en el incomparable marco del Motoclub Cherokee, un templo del motor acorde al acto y al homenajeado.

Y fue una sorpresa para Canti, que ni se esperaba la recepción del domingo por la noche en el aeropuerto a su llegada a Jerez ni el homenaje de hoy en lo de los Cherokee. Fue entrar en la sede del Motoclub y se le saltaron las lágrimas cuando comenzó a ver a amigos, conocidos, unos motoristas -no le gusta decir moteros- y otros no. Abrazos y sonrisas y mucha emoción a su entrada, acompañado de su mujer, Diana.

La emoción, las lágrimas, los aplausos y los abrazos abrieron el homenaje del Consejo Local del Motor de Jerez, con la colaboración del Motoclub Cherokee, rendía a Canti, que no escondía su emoción al verse rodeado de familiares y amigos de toda su vida tras cumplir el sueño de su vida: hacer el Dakar, experiencia que culminó la pasada semana.

José Miguel 'Pepito' Sánchez, artífice del homenaje a Cantizano, abrió el acto subrayando que "una cosa nos ha unido a todos: a cualquiera que he llamado, lo que me ha respondido es que 'para el Canti lo que quieras, lo que haga falta'. Y aquí estamos en esta santa casa, llena de buena gente y buenos corazones, porque te lo mereces, Canti".

Luego se proyectó un vídeo con mensajes de amigos y familiares que no pudieron acudir al acto, como el de su madre, y también se pudieron ver imágenes de Onda Jerez de los primeros pasos de Antonio Cantizano que le hicieron saltar las lágrimas otra vez. Finalmente, su hermana Ana Cantizano le entregó una placa recordando el momento y también hubo un recuerdo para el Motoclub Cherokee por su impagable colaboración, detalle que recogía Jesús Vega, su presidente, subrayando que "los homenajes hay que hacerlos en vida porque así podemos brindar con él".

Dicho y hecho, el acto continuó ya sin protocolo con una convivencia en el que abundaron anécdotas y vivencias con Canti como epicentro, y es que además de cumplir su sueño de hacer el Dakar, Antonio Cantizano comprobó la cantidad de personas que le quieren, señal de la huella que ha ido dejando a lo largo de su vida.

Antonio Cantizano: "Me he hartado de llorar, no me esperaba para nada este homenaje"

Antonio Cantizano, visiblemente emocionado y con lágrimas en los ojos, agradecía el homenaje. "Me he hartado de llorar. Yo no me esperaba para nada este homenaje. Ayer, esperando en el aeropuerto de Estambul cuatro horas, vi en el Facebook que a un mecánico italiano le habían hecho un recibimiento y yo flipaba. ¡A un mecánico como yo! No me esperaba esto. Cuando llegué al aeropuerto de Jerez el domingo estaba zombi y no me esperaba el recimiento, lo último que me esperaba era ver a los psicópatas de mis amigos allí y me dije: ¿Esto qué es?. He llegado aquí y me también encuentro esto. Es la mejor experiencia que he tenido porque nunca me han hecho un homenaje como este".

Canti, que reconocía estar "nervioso y emocionado", relató vivencias del Dakar que acabó con una reflexión: "Hay que viajar, que sirve para abrir la mente". Del Dakar, su sueño cumplido, dijo que "es una experiencia espectacular, haces muchos amigos. El montaje de cada día es increíble, montan un pueblo como Nueva Jarilla, tiene supermercado y hospital, y en el comedor coincides con todos, te encuentras con Carlos Sainz como si estuvieras en el Campeonato de Andalucía. Allí somos todos una familia".

En el Dakar, Canti se reencontró con Isidre Esteve y otros pilotos: "Que te conozca después de 25 años es increíble, la gente de mi equipo no se lo creía". Lo peor, "la muerte del pobre Pablo Gonçalves, piloto portugués con el que día anterior me hice una foto que la tendré en el recuerdo toda la vida"... Y para acabar, "muchas gracias por todo a mi mujer y a todos los culpables de esto", y "muy agradecido a los Cherokee".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios