Provincia de Cádiz

Un secretario con otro perfil

  • Es el responsable del 75% de los procedimientos del juzgado

¿Quién es el secretario judicial? Además de aquella persona que se sienta junto al juez o magistrado en el transcurso de los juicios, el secretario judicial pertenece al Cuerpo Superior Jurídico del Estado. Significa esto que, a pesar de su nombre, está lejos de tener las funciones limitadas de su simple secretario, sin menosprecio de la profesión. La responsabilidad de este cargo se reforzó con la Ley de Reforma de la Legislación Procesal de 2009, multiplicando sus tareas en el seno de la oficina judicial dentro del proceso de reestructuración de la misma.

Más del 75% del trabajo que se realiza en los juzgados y tribunales está bajo la responsabilidad directa del secretario judicial, siendo un órgano de colaboración con los jueces aunque con autonomía. La carga que se ha atribuido a esta figura tras la reforma garantiza que los jueces y magistrados puedan concentrar sus esfuerzos en la labor que le atribuye la Constitución y las leyes como función propia y exclusiva: juzgar y ejecutar lo juzgado.

En el territorio Ministerio, donde la nueva oficina judicial comenzó a implantarse en 2009, ha aumentado en un 12% la tasa de resolución de los asuntos de la jurisdicción civil, en la que el secretario judicial tiene sus principales atribuciones, además de la social y la contencioso-administrativo, según se recoge en el Informe del Colegio Nacional de Secretarios Judiciales de 2012.

Las funciones que recaen sobre este cargo, dependiente del Ministerio de Justicia, comienzan en el despacho ordinario de asuntos con la gestión del trabajo diario que desempeñan los funcionarios de Justicia. El secretario judicial lleva la dirección técnico procesal y la organización, impulsa formal y materialmente el proceso judicial con la firma diaria de los procedimientos, entre los que destaca su papel de fedatario público y de dictar decretos -las resoluciones que equivaldrían a las sentencias en el caso del juez-, tiene atribución exclusiva sobre los juicios monitorios -las deudas impagadas que suponen el 52% de los asuntos registrados en la jurisdicción civil- , así como las ejecuciones, con un incremento de las hipotecarias del 200% en los últimos años, y los lanzamientos. Otras funciones asignadas al secretario son las de resolver los actos de conciliación para solucionar los conflictos de modo extrajudicial junto a la mediación, la gestión de las cuentas de depósito y consignaciones judiciales, la liquidación de las tasas, los actos de comunicación, las subastas, la tasación de costas y el control del registro administrativo de los asuntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios