Academia Hoy Rafael Comino y su investigación sobre la religión y la ciencia

  • El Catedrático Honorario de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Cádiz entiende que difícilmente exista "un científico ateo"

Rafael Comino Delgado, durante la conferencia en la Academia San Dionisio.

Rafael Comino Delgado, durante la conferencia en la Academia San Dionisio.

Dos mundos, en principio distantes, como el de la religión y la ciencia fueron objetivo de análisis durante la conferencia celebrada en la Real Academia de San Dionisio, de Ciencias, Artes y Letras en la tarde del 23 de marzo. El Ilmo. Sr. Don Rafael Comino Delgado, profesor colaborador honorario de la Universidad de Cádiz y Académico de Número de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz, fue el encargado de ofrecer sus estudios en una exposición titulada 'La existencia de Dios según los científicos'.

El Excmo. Sr. Don Joaquín Ortiz Tardío, presidente de la Real Academia de San Dionisio, fue el encargado de realizar la presentación de una conferencia centrada en la relación entre religión y ciencia, algo que ha sido motivo de estudio y debate desde tiempos remotos, participando científicos, filósofos, teólogos, etc. Impulsada por la Iglesia Católica, el 10 de enero de 2012 se constituyó la 'Fundación Ciencia y Fe' - STOQ (Science, Theology and the Ontological Quest) patrocinada por el Consejo Pontificio de la Cultura, cuyo objetivo es la promoción del diálogo entre la iglesia y el mundo de la ciencia.

Según Comino Delgado, la realidad es que siempre ha habido discusión entre los científicos de verdad, sobre la existencia de Dios. Y generalmente los grandes científicos suelen ser personas muy inteligentes, con grandes conocimientos y capacidades, con gran capacidad de razonamiento, por lo que su opinión sobre este tema debe tenerse en cuenta.

Sobre la religiosidad de los científicos se ha escrito mucho, y cada uno lo ha hecho según su interés y así mismo lo interpreta. Es evidente que la existencia de Dios no se puede probar de forma física, material, pero tampoco se puede probar que no existe. Y siendo objetivos hemos de reconocer que los humanos tenemos una inteligencia muy limitada, finita, y Dios es infinito, por tanto, resultará imposible entenderlo sólo mediante la razón. Se han hecho varias encuestas sobre las creencias religiosas de los científicos, pero las más recientes y que parecen más serias son las llevadas a cabo por el Departamento de Sociología de la Universidad de Rice (Houston), dirigidas por la doctora Elaine Ecklund, que concluyen lo siguiente:

  • Más de la mitad de los encuestados se autocalificaron como creyentes.
  • En 2009 solo el 17 % de los grandes científicos de los Estados Unidos se declararon ateos.

Hay multitud de testimonios de grandes científicos, casi todos premios Nobel, que se declaran creyentes, y muchos menos se declaran ateos.

Tras revisar el tema se alcanzan estas conclusiones:

  1. Ateos, realmente ateos, hay muy pocos, pues muchos agnósticos dicen que son ateos, pero no lo son.
  2. Negar la existencia de Dios sin haber demostrado que Dios no existe parece poco lógico.
  3. No se puede demostrar la existencia de Dios de forma rotunda, física, porque la inteligencia humana es muy limitada y Dios es infinito, pero tampoco se puede demostrar rotundamente que no existe, y todo lo que no se ha demostrado que no existe puede existir.
  4. Los datos más recientes y fiables demuestran que bastante más de la mitad de los científicos, especialmente los grandes científicos, son creyentes, y la inmensa mayoría no son ateos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios