Entrevista|Trine Bang, jefa de proyectos de la Capital Europea de la Cultura Aarhus 2017

“Jerez tiene una base sólida para ser Capital Europea de la Cultura”

  • Bang cree que la rica herencia cultural, la fortaleza de la comunidad flamenca y la larga historia de intercambios culturales con África son las grandes virtudes de la ciudad en sus aspiraciones para lograr la capitalidad

Trine Bang, actual directora de la Kulturmodet de Dinamarca y jefa de proyectos de la Capital Europea de la Cultura Aarhus 2017.

Trine Bang, actual directora de la Kulturmodet de Dinamarca y jefa de proyectos de la Capital Europea de la Cultura Aarhus 2017.

–Entiendo que para ofrecer la conferencia de este lunes se habrá estudiado las posibilidades que tiene Jerez de ser Capital Europea de la Cultura. ¿Qué fortalezas y debilidades le ha encontrado a la ciudad? ¿De qué hablará en su conferencia?

–Jerez tiene una rica herencia cultural, una fuerte comunidad flamenca y una larga historia plagada de encuentros culturales entre Andalucía y África. Esta es una base sólida. Pero lo más importante es que Jerez comparte con otras ciudades europeas una serie de desafíos como el desempleo y, por tanto, puede ser una opción muy interesante para la Capital Europea de la Cultura en 2031. En la conferencia, hablaré sobre el proceso para ser designada Capital Europea de la Cultura y presentaré la experiencia de Aarhus 2017 y otras capitales europeas de la Cultura. ¿En qué es importante pensar? ¿Qué puede cambiar localmente? ¿Cómo se vuelve significativo tanto para el municipio como para los ciudadanos?

–¿Cree realmente que Jerez puede competir con ciudades como Granada, que cuenta ya con un fuerte respaldo del resto de las provincia andaluzas y un plan para la capitalidad?

–El proceso para convertirse en la Capital Europea de la Cultura es largo, por lo que Jerez tiene su oportunidad. Tener un plan fijo en este momento no equivale a ganar el título. La designación de la Capital Europea de la Cultura depende del nivel de las asociaciones internacionales, la participación ciudadana, el apoyo local y la capacidad de presentar una estrategia cultural ambiciosa.

–¿Cómo puede una ciudad que es prácticamente la capital del paro en Europa y cuyo casco histórico está abandonado revertir esto en diez años para optar a dicha capitalidad cultural? ¿Son factores contradictorios?

–La Capital Europea de la Cultura no es un festival. Por lo tanto, el enfoque no está en la capacidad de exhibir un programa artístico impresionante ni en el nivel de lugares impresionantes en la ciudad. La Capital Europea de la Cultura es un proyecto cultural que se centra en cómo la ciudad solicitante utilizará el arte y la cultura para hacer el cambio. Cuando argumenta que el desempleo y un centro de la ciudad en ruinas son los principales desafíos en Jerez, sostengo que estos desafíos son sus grandes oportunidades. ¿Cómo utilizará el arte y la cultura para desarrollar la ciudad y empoderar a sus ciudadanos? Ser la Capital Europea de la Cultura es tener una ambición por el cambio social, cultural y económico, y compartir estos desafíos, preguntas y nuevas respuestas con Europa.

"Los principales desafíos de Jerez, como el paro y el deterioro del casco histórico, pueden ser grandes oportunidades"

–¿Qué beneficios le aportaría esta capitalidad?

–La Capital Europea de la Cultura puede resaltar la riqueza de la cultura de las ciudades. Puede contribuir al desarrollo de la ciudad, aumentar el sentido de pertenencia de un ciudadano a un área, elevar el perfil internacional de la ciudad, mejorar su imagen a los ojos de sus propios habitantes e impulsar una nueva vida a la cultura de la ciudad y el turismo. Si el proceso y el título se utilizan bien, hay valores en muchos niveles.

–¿Cómo se elige la capitalidad de una ciudad? ¿Qué se evalúa?

–Con seis años de antelación, los países anfitriones seleccionados publican una convocatoria de solicitudes de las ciudades interesadas, trámite que normalmente realizan sus ministerios de Cultura. Para 2031, los países anfitriones son España y Malta. Las ciudades interesadas en el concurso en particular deben presentar una propuesta para su consideración. Estas propuestas son revisadas por un panel de expertos independientes en el campo de la cultura. En base a estas propuestas, el panel acuerda una lista corta de ciudades en cada país. Luego se les pide a estas ciudades que presenten una solicitud más detallada. El panel se reúne nuevamente para recomendar una ciudad de cada país anfitrión. La ciudad recomendada será designada formalmente como Capital Europea de la Cultura. El papel de la Comisión Europea es garantizar que las normas establecidas a nivel de la UE se respeten en todo momento. El Ayuntamiento de Aarhus decidió en 2007 presentar su candidatura, asignando la responsabilidad del trabajo de solicitud al departamento de Cultura de la ciudad. El trabajo continuó hasta que el título de Capital Europea de la Cultura 2017 se ganó en agosto de 2012.

"Aarhus 2017 desarrolló un ambicioso programa de voluntariado con más de 4.000 ciudadanos comprometidos que sigue activo a día de hoy"

–En su caso, como jefa de proyectos de la Capital Europea de la Cultura Aarhus 2017, ¿cuál fue su labor exactamente? ¿Qué iniciativas podría trasladar a la ciudad de Jerez?

–Asistí al director del Programa Aarhus 2017 en la configuración del mismo. Idee y desarrollé un evento a gran escala, fui consultora de nuestros socios del proyecto y presenté Aarhus 2017 en los medios nacionales, ya que nuestros dos directores hablaban inglés. Aarhus 2017 tuvo un fuerte enfoque en los ciudadanos. Ese compromiso sería una buena inspiración para Jerez. Como ejemplo, Aarhus 2017 desarrolló un ambicioso programa de voluntariado con más de 4.000 ciudadanos comprometidos. Este programa todavía está activo hoy. Para utilizar el poder del arte y la cultura para fortalecer la inclusión social, también presentamos una serie de proyectos culturales con los ciudadanos que comienzan a ser cocreadores. La ambición también era utilizar la cultura para fortalecer el pensamiento creativo y las competencias de los niños y los jóvenes. Invitamos a jóvenes ciudadanos europeos a Aarhus para hablar sobre la democracia. Los niños también trabajaron con arquitectos para construir la ciudad de sus sueños. Esto, en mi opinión, puede servirle a Jerez de inspiración.

–A nivel mundial, ¿qué aporta la capitalidad?

–Al participar en el proceso para ser la Capital Europea de la Cultura en 2031, Jerez se abrirá a asociaciones y redes europeas que pueden inspirar el desarrollo local. Si Jerez logra el título de Capital Europea de la Cultura, todos los ejemplos muestran que la marca internacional y el turismo se beneficiarán.

–En su caso, ¿qué puertas le ha abierto personalmente? ¿Y a Aarhus, como ciudad? ¿Y al país?

–Ser parte de la Capital Europea de la Cultura Aarhus 2017 me ha dado las competencias para trabajar internacionalmente. 2017 fue un año mágico en el que vi grandes ambiciones cumplidas. Aarhus estableció muchas y nuevas colaboraciones a nivel local, regional e internacional. Logramos poner a Aarhus en el mapa y cambiar nuestra propia imagen. La evaluación muestra que el 98% de la población del municipio estaba al tanto de Aarhus 2017, y la mitad de ellos cree que la capitalidad ha contribuido a hacer de Aarhus una buena ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios