Cultura

El ciclo 'Palabra en el tiempo' se centra hoy en la figura de Manuel Ríos Ruiz

  • El poeta jerezano estará esta tarde a partir de las ocho en la Fundación Caballero Bonald acompañado de Manuel Naranjo. "La poesía española sigue manteniendo la calidad".

Comentarios 1

Manuel Ríos Ruiz será protagonista esta tarde a partir de las 20 horas del ciclo literario 'Palabra en el tiempo', una iniciativa organizada por el Centro Andaluz de las Letras que se está desarrollando en distintas localidades de la provincia. Así, por diferentes escenarios como la Biblioteca Pública Provincial de Cádiz y la sede de la asociación AlCultura de Algeciras han pasado escritores como Pablo García Baena y Antonio Murciano, una lista que se unirán otros como Andrés Sorel, Aquilino Duque, Carlos Murciano, Manuel Alcántara y Antonina Rodrigo.

El ciclo en sí pretende reunir bajo un mismo programa la palabra, el testimonio y la memoria de una serie de autores con sobrada experiencia y cuya remembranza puede suponer un ejemplo a seguir y una reflexión de primera mano. Es un programa literario que busca reconocer la experiencia y el saber de los escritores andaluces octogenarios y nonagenarios a través de las presentaciones de sus obras y diálogos sobre su vida con periodistas y autores.

En Jerez, la Fundación Caballero Bonald ha sido el enclave elegido para una iniciativa que en palabras del jerezano "es necesaria, porque con ella los poetas de cada zona de Andalucía pasan a mostrar su poesía en otros lugares. Para mí es un proyecto fundamental porque hoy día podríamos hacer una magnífica antología de poetas andaluces que era hora de que tuvieran repercusión".

El acto en sí contará con una presentación previa a cargo del folclorista y flamencólogo Manolo Naranjo y seguidamente "haremos una lectura de poemas, siempre intercambiando impresiones", apunta el protagonista.

Al hablar de la situación actual de la poesía, Ríos Ruiz defiende la importancia de los concursos "porque antes nos servía para poder editar los libros. En mi caso, la mayoría de mis publicaciones se editaron porque fueron reconocidas. Por ejemplo, mi segundo libro, 'Dolor de sur' fue Premio Becquer, el tercero fue accésit del Premio Adonáis, 'El Oboe' fue Premio Boscán y luego Premio Nacional en 1972; 'Los arriates' fue Premio Ciudad de Irún, 'La paz de los escándalos', Premio Álamo, 'Vasijas y deidades', Premio Rafael Morales y así puedo seguir con 'Cartas a una madrina de guerra', 'La inefable presencia', 'Plazoleta de los ojos'; o 'Piedra de amolar', Premio Juan Ramón Jiménez. Mis libros, menos el primero todos han aparecido a partir de esos concursos que se costeaban por los Ayuntamientos y Diputaciones. Ahora, sigue habiendo premios, pero hay más facilidad para publicar".

Como todo en la vida, la literatura tiene sus vaivenes, de ahí que en este momento, en palabras del escritor, el panorama en la poesía sea variado. "Actualmente hay mucha gente de mi generación, y poetas de la promoción de los años 70, que también fue importante. Hay por lo menos cinco o seis generaciones que tienen cierto interés, de ahí que para mí, la poesía española sigue manteniendo un alto porcentaje de calidad. Estos últimos días he tenido la oportunidad de cambiar impresiones con poetas de mi generación y sacamos la conclusión de que la poesía española sigue manteniendo bastantes autores y una calidad alta".

En un momento en el que las instituciones tratan de incentivar la lectura, Ríos Ruiz considera que, a nivel poético, "se lee bastante. Desde mi atalaya madrileña noto que hay interés y lectores de poesía, quizás con más intensidad que años atrás por la presencia de ciclos en las universidades, que están prestando atención a la lectura y eso es positivo. Yo eso lo noto cuando voy a algún acto en alguna ciudad y veo a gente que está al día de todo". A nivel general, también entiende que "se lee, aunque quizás no todo lo que se deseara".

Sus aportaciones literarias de los últimos tiempos la componen "ensayos sobre flamenco y algunos textos en prosa", pero a nivel de poesía "no he publicado nada desde 1991 porque, al menos en mi caso, considero que para seguir escribiendo hay que mejorar lo que se ha escrito, si no, no tiene sentido. Gran parte de mi poesía, en un noventa y tantos por ciento es autobiográfica, intimista, lo que uno ha pensado siempre o ha querido decir, lo ha dicho".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios