Cultura

Más de 200 personas despiden a la escritora Ana María Matute

  • El funeral, íntimo y religioso, arrancó con la canción 'The River', de Springsteen, del que era admiradora

Más de 200 amigos y familiares despidieron ayer a la escritora Ana María Matute, fallecida el miércoles a los 88 años, en un funeral íntimo en el Tanatorio de les Corts de Barcelona que ha arrancado con 'The River', de Bruce Springsteen, del que era gran admiradora.

En la ceremonia de casi 40 minutos, ha sonado la mágica 'When you wish upon a star', de Cliff Edwards, una de las canciones favoritas de la escritora, cuya sobrina Verónica Pareja ha evocado como una "mujer fuerte, valiente, que siempre fue libre, pese a las dificultades de aquella época".

La sobrina ha rememorado capítulos de la vida de Matute como hermana, tía y madre, y ha revelado que, además de imaginativa, luchadora y divertida, la escritora era también despistada, y podía ser definida como "libertad en estado puro".

También se ha referido ella como una mujer "siempre niña y siempre mágica", que ahora ha traspasado el espejo de Alicia para quedarse en un mundo de cuentos, hadas y gnomos, en el que quizá nunca dejó de vivir.

El funeral también ha contado con las palabras de la editora de Destino, Sílvia Sesé, que ha recordado a Matute como una "fiesta de inteligencia y del buen humor", y ha comparado la figura de la escritora con la del príncipe feliz de Oscar Wilde, porque fue deshaciéndose de todo para dejarlo a los demás.

La amiga de Matute y profesora universitaria Mari Paz Ortuño ha dirigido también unas sentidas palabras a la escritora, que hizo de la vida su "gran aliada". Con la banda sonora del filme 'Cinema Paradiso' ha cerrado un funeral sobrio y austero, en que también han estado presentes la hermana de la escritora y el hijo, Juan Pablo Goicoechea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios