Diario de las artes

Un silencio de expectación

  • PEPE SALASGalería MAGASESEVILLA

El pintor sevillano Pepe Salas

El pintor sevillano Pepe Salas

Hace unos quince años, DIARIO DE JEREZ iniciaba la aventura artística de inaugurar una sala de exposiciones que viniera a cubrir la escasez de infraestructura artística de la ciudad y que sirviera como impulso a los artistas jóvenes que ofreciesen unos trabajos con claras posibilidades.

La primera muestra que inauguró aquella Sala ARTEADIARIO fue la de un joven pintor sevillano, PEPE SALAS, con muy buenas referencias desde todos los sectores. Fue, entonces, Paco Pérez Valencia quien nos habló de aquel joven que ofertaba una pintura valiente y con todas las circunstancias de llegar a pisar terrenos importantes dentro de la moderna pintura andaluza. Vimos su obra y, de nuevo, constatamos que Paco Pérez Valencia casi nunca se equivocaba. Su trabajo nos convenció y fue el primer artista que llenó los espacios expositivos de la calle Patricio Garvey.

Pepe Salas era un pintor de La Puebla del Río que planteaba, sin resquicios, una obra valiente, poderosa y llena de los argumentos imprescindibles para ser tenida en cuenta. Su muestra fue todo un acierto y abrió los rumbos de una sala que, sin solución de continuidad, se fue llenando con lo mejor de la pintura que se hacía en Andalucía.

Pepe Salas vuelve a la dinámica expositiva con una muestra en la galería MAGASE, un espacio que sigue apostando por la pintura joven y que lleva hasta sus estancias de la sevillana calle Cardenal Spínola – pleno barrio de San Lorenzo, a escasos metros de la Basílica del Gran Poder - el trabajo expectante de los que tienen mucho que decir.

Si cuando expuso en ARTEADIARIO, Pepe Salas producía una obra llena de gestualidad y planteamientos expresionistas, ahora, su pintura se ha llenado de serenidad, de esencialidad, hasta de exquisitez. Aquellas poderosas líneas expresivas, aquella determinante fortaleza plástica, se han trocado en seguridad, en formas relajadas que magnifican la serenidad del concepto y plantean unos registros donde todo queda supeditado a la suprema manifestación pura de la idea.

La exposición se presenta con el sugerente título de SILENCIO BLANCO y plantea la preclara visión de un paisaje básico, llevado hasta sus más mínimas referencias visuales que, sin embargo, manifiesta la evocación de ese otro paisaje enigmático que se extiende a las orillas del Gran Río camino de Sanlúcar.

Pepe Salas minimaliza la realidad representada pero magnifica la esencia del concepto, lo lleva a su esencial geometrismo, a una silente espiritualidad envuelta en un halo de misterio y trascendencia. El blanco desarrolla su papel simbólico pero, además, cataliza lo real en un estamento de mínimos que se vuelven máximos. El espacio, que parece cercano, se agiganta con ese enigma envolvente que produce el blanco inquietante y expectante a la vez. Todo queda supeditado a la esencia visual que, además, transporta a una realidad mediata, presentida, evocadora y trascendente. En la obra de Pepe Salas hay quietud, silencio, espiritualidad, mágica referencia envuelta en una misteriosa ambientación que suspende el hilo conductor de una realidad que se espesa y acentúa sus perfiles más enigmáticos. Es, en definitiva, un trasunto tamizado de esa magia que envuelve el paisaje de las dos orillas por donde discurre un horizonte sugerente, de una luminosidad misteriosa que se hace eterna hasta la desembocadura del Río.

En la obra de Pepe Salas, lo geométrico acentúa el propio enigma; se parte de la propia racionalidad y argumenta una nueva disposición formal que potencia la realidad presentida y genera un espacio donde presencias y ausencias confunden sus fronteras; algo que, asimismo, se hace presente en un acercamiento de posiciones entre lo figurativo y lo abstracto, entre lo que se manifiesta y lo que se adivina.

Esta exposición nos lleva al feliz encuentro con la pintura de Pepe Salas, aquel joven que fue el primero en definir los planteamientos de una sala que volverá a tener su función y a manifestar su objetivo de potenciar el mejor arte contemporáneo. Ahora Pepe Salas se encuentra en esa joven madurez creativa que acentúa las marcas de una permanente ilusión.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios