Cultura

Un espacio de convivencia y libertad

Un espacio de convivencia y libertad Un espacio de convivencia y libertad

Un espacio de convivencia y libertad

"Tras esta música prevalece una forma de pensar y de entender el mundo, donde la idea de Europa es algo más que un ámbito geográfico, es un espacio de convivencia y de libertad para todos. Con sus contradicciones la Europa que conocemos y la que nos cuentan que fue, la que les dejan ver y la que se imaginan, la que se encuentran... La Europa que a todos nos gustaría, difícil de alcanzar, por la que luchamos y la que un día será". Cinco años después de su creación, el contrabajista gallego Baldo Martínez logra plasmar en Cuarteto Europa su noción musical de un continente más plural y comprometido.

El micromecenazgo ha permitido que su idea, compartida con el violinista francés Dominique Pifarély, el trombonista suizo Samuel Blaser y el batería alicantino residente en París desde hace décadas Ramón López, se concrete en un álbum que congrega las composiciones "que me sugiere Europa y su historia más reciente". Firmadas en su totalidad por Martínez, con la excepción del episodio percusivo Contemplando, responsabilidad de López, sus nueve temas conllevan una penetrante apuesta por un sólido jazz de marcada carga ideológica, partiendo de una singular combinación de timbres instrumentales.

Su abierta lectura tanto de los referentes -de la libre improvisación a la música de cámara y popular europea- como de los discursos, cimenta los fundamentos de un disco relevante, capaz de tejer varias tramas en un mismo tema -la inicial Isla de piedra sirve de ejemplo-, de exhibir su sensible tejido camerístico en Sombra o de incorporar con naturalidad una base de tabla hindú en Puente del Estrecho. Antes que caer en la dispersión, el álbum resulta modélico en sus espacios de encuentro y expansión, fijando, de paso, una de las cimas jazzísticas de la temporada nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios