Análisis

Manuel Moure

Accesos de jerez

Es un problema que lleva años enquistado en la ciudad. Los accesos a Jerez no son precisamente bonitos. Se salva el acceso por la avenida Tío Pepe (Hipercor), la glorieta de la bodega Las Copas y poco más. Coincidirán conmigo que la entrada por el cementerio deprime al más pintado, hecho aparte de que el camposanto esté justamente al lado. La carretera de Trebujena tampoco es que brille con luz propia aunque las rotondas de acceso a la Ronda Este le dieran cierto empaque. De la entrada por el Calvario mejor ni hablamos, por no mencionar la de Morabita entre muchas otras. Pues bien, resulta que uno de los principales problemas es que las administraciones discuten desde hace años sobre cuál de ellas es la competente para arreglarlas. Que si es de la Junta, que si de la Diputación, que si del Ayuntamiento... Y da igual que todas sean del mismo color político. Cuando no hay voluntad no hay nada que se solucione. MIentras tanto, la casa sigue sin barrer y entrar a Jerez, dependiendo de por donde se haga, genera la impresión de estar llegando a una ciudad sin nombre.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios