DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La verdadera proeza del ser humano, no es lo conquistado, sino su capacidad para reciclarse, emergiendo nuevo, sorprendente y único. En la creencia errónea de nuestra naturaleza incombustible, tendemos a actuar, irracionalmente, cual elementos mecánicos, sin recuperar el aliento, generando tendencias adictivas en un entorno competitivo. Olvidamos que la virtud de nuestra especie no es un récord estadístico, sino nuestra capacidad de regeneración, de poder respirar aire fresco y así seguir viviendo.

El 31 de agosto de 1935, el minero ruso Alexei Stajanov extrajo 102 toneladas de carbón de un pozo en Donetsk (Rusia), superando 14 veces la productividad normal de sus compañeros de trabajo. Se convirtió en un líder a seguir, su vida comenzó a ser un Guinness a imitar. Nada se sabe de Dusia Stajanova, su esposa e hijos, ni de las consecuencias del grisú en sus pulmones, ni de por qué murió. Sólo se conoce que su proeza dio pie a un movimiento obrero para la elevación del rendimiento de producción en el trabajo, aplicado en toda la industria de la Unión Soviética. En diciembre de 1935, el Kremlin, con Stalin a la cabeza, declaró que "el movimiento estajanovista significaba organizar el trabajo y convertirlo en una nueva moda". Pero la pregunta que nos hacemos hoy en día es otra bien distinta: ¿Habría que reinventar a Stajanov para sobrevivir a los males que la Humanidad padece? Sólo pensaría algo así el mayor ajeno a la cordura, un demente, aquél que no se quiera a sí mismo, un ser angustiado y sin horizonte, que no respira.

Si en este verano de fuego, lava e incertidumbres no aireamos bien nuestros 'pulmones', los siguientes pueden ser apocalípticos, y no por el Sol volcánico que nos achicharra. Hay que respirar, es una cuestión de sentido común y supervivencia. Coge aire…

(*) Jesús Benítez, periodista y escritor, fue Editor Jefe del Diario Marca y, durante más de una década, siguió todos los grandes premios del Mundial de Motociclismo. A comienzos de los 90, ejerció varios años como Jefe de Prensa del Circuito de Jerez

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios