Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Duelo de colosos con ausencia significativa

ADMIRABLE resulta el papel que el Atlético de Madrid está desarrollando a fin de que la Liga sea más interesante. El plus de competitividad que Diego Pablo Simeone aporta a cuanto hizo de corto y ahora de chándal ha logrado que la Liga no sea sólo cosa de dos. Se llega hoy al sitio donde la Liga dobla y se nos viene con un partido de partidos, con uno de esos partidos del año que antes eran exclusividad de Barça y Real Madrid.

Me imagino el drama que estará suponiendo en el Madrid que el partido estrella de la Liga, coincidente además como determinante para proclamar al campeón de invierno, se libre sin su concurso. Hacía tiempo que esto no pasaba y eso es bueno para la credibilidad de la Liga. El hecho de que no tengan por qué ser los dineros televisivos los factores que decidan el rumbo de los acontecimientos es una nueva buena para la propia identidad del fútbol y sus circunstancias.

Y sin el Madrid de por medio vayamos al partidazo que se programa para esta noche en la ribera del Manzanares. El tiquitaca que Martino ha retocado frente al bloque que es capaz de tirarse a un pozo si a bien lo tiene el Cholo. Dos formas de ver el fútbol y apasionantes ambas, la repentización del mejor futbolista que jamás vieron estos ojos que ha de comerse la tierra frente a esa furia desatada que ejecuta cuanto proyecta la bien sincronizada tropa rojiblanca.

Cuarentainueve puntos atesora cada uno, una barbaridad que parece conducirnos a una Liga con cien puntos como precio mínimo. A cinco puntos por debajo el Madrid y a un mundo el cuarto, menos da una piedra. En estos años anteriores todo solía dilucidarse entre los dos grandes beneficiados en el reparto televisivo y hoy entra en escena un tercero que es la admiración de todos. Partidazo por todo lo alto y sin el Realísimo, ¿quién lo hubiera imaginado hace nada?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios