Bueno, mejor dicho y según dicen nuestras autoridades, técnicamente estamos en estado de confinamiento. Si acudimos al diccionario de la R.A.E el término tiene dos acepciones 1. "Pena por la que se obliga al condenado a vivir temporalmente, en libertad, en un lugar distinto al de su domicilio". Esto no es lo que está pasando ahora actualmente. Esto sería lo que le paso a Unamuno cuando lo desterraron a Fuerteventura en el siglo pasado. El otro significado es el de "Acción y efecto de confinar: Recluir algo o a alguien dentro de límites". Ahora sí este es nuestro estado actual, en definitiva, enjaulados.

Paradójicamente las aves, que son las criaturas a las que tenemos la costumbre los humanos de encerrar dentro de límites, las jaulas, en estos momentos nos contemplan a través de ventanas, terrazas, azoteas… ellas en completa libertad y nosotros recluidos. Así que es un buen momento ahora que tenemos tiempo para reflexionar y admitiendo que todo va cambiar cuando termine la actual situación hacia un mundo nuevo y, espero, que en algún sentido para mejor, en pensar en ello, y yo rompo una lanza a favor de las aves cruelmente encerradas en jaulas. Evidentemente, hay aves que hemos diseñados de tal forma que no podrían vivir en libertad tras generación y generación viviendo en cautividad. Eso es distinto de capturar aves en libertad y encerrarlas entre barrotes. Pensemos en jilgueros, verdecillos, verderones…., bellísimos fringílidos condenados de por vida .Y para qué, para escuchar su canto el propietario y privar al resto de mortales de ese privilegio. Escuchemos los sonidos de la Naturaleza en el medio natural. Afortunadamente, el silvestrismo, o sea la captura de aves en el campo fue prohibido por la Comisión Europea en 2018, aunque aún se siguen apresando aves.

Sería un bonito gesto de humanidad y solidaridad que el día que se decrete el fin del confinamiento y salgamos libres a la calle, pensemos en nuestra avecillas prisioneras, las autóctonas, y abriéndoles las jaulas compartan con nosotros la libertad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios