Federación de Bodegas del Marco de Jerez (Fedejerez)

Fedejerez, en defensa de la Manzanilla y en contra de la manipulación de la verdad

Placa con el nombre de las Denominaciones de Origen del Marco en la fachada del Consejo Regulador. Placa con el nombre de las Denominaciones de Origen del Marco en la fachada del Consejo Regulador.

Placa con el nombre de las Denominaciones de Origen del Marco en la fachada del Consejo Regulador. / Miguel Ángel González

EN relación con la información publicada ayer en Diario de Jerez –y que algunos ignorantes y mentirosos profesionales están manipulando en redes sociales– acerca de la propuesta de FEDEJEREZ en relación con la DO Manzanilla:

1.- FEDEJEREZ denuncia como rotundamente falsa la afirmación que algunos ignorantes y malintencionados están haciendo acerca de que FEDEJEREZ pretende la desaparición de la DO Manzanilla. Al propio tiempo, manifiesta de antemano su intención de no participar en ningún debate en los medios de comunicación acerca de la propuesta, que ha presentado en el Pleno del Consejo Regulador, de integrar la Manzanilla en una nueva Denominación de Origen ‘Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda’, por ser un asunto que está pendiente de decisión por el Pleno del Consejo y del correspondiente Informe posterior de la Junta de Andalucía. Quede claro, en todo caso, que informes técnicos de expertos profesores de Universidad e informes jurídicos de prestigiosos despachos de abogados son claros en relación con este asunto. Informes, por cierto, que, hasta la fecha FEDEJEREZ –y precisamente por responsabilidad– no ha considerado oportuno difundir, aunque sí le haya dado traslado de los mismos a la Junta de Andalucía.

2.- FEDEJEREZ rechaza las provocaciones y falsedades de quienes utilizan la mentira y la manipulación frente a la verdad –y que, muy previsiblemente, van a intensificarse en próximas fechas–, y les hace responsables del grave perjuicio que causan con ello a la propia imagen de la Manzanilla.

Como muestra de esta manipulación, baste con destacar dos falsedades contenidas en lo que se ha publicado ya en algún medio y circulado por las redes sociales: la afirmación de que la propuesta de FEDEJEREZ “podría suponer la desaparición de la Denominación Manzanilla” y la afirmación de que la Manzanilla representa actualmente “nada menos que el 56,15 % del total de ventas de vinos amparados por el Consejo Regulador de las denominaciones de origen Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda y Jerez-Xérès-Sherry” (sic). Respecto de la primera afirmación, basta con leer el nombre de la nueva Denominación de Origen que se propone. Respecto a la segunda afirmación, una pequeña precisión: la Manzanilla, según los datos TAM a 30 de junio 2020, representa el 21,72 % del total de los vinos amparados y no el 56,15%, como algunos ignorantes –y entre ellos el alcalde de Sanlúcar- están repitiendo en medios de comunicación y redes sociales. Por cierto, una buena parte de ese 21,72 % es criado y comercializado por Bodegas de FEDEJEREZ.

3.- FEDEJEREZ quiere aclarar que la propuesta presentada al Pleno del Consejo Regulador –y que, por respeto al Pleno y al propio asunto de que se trata, en ningún momento ha considerado oportuno publicar en los medios–, responde a la necesidad de dar una respuesta seria y solvente a un requerimiento hecho a España por la Comisión Europea, a finales del pasado mes de enero, precisamente para que justifique las diferencias entre el Fino y la Manzanilla.

En este sentido, no queda, por muchas razones, más remedio que reconocer que no existen criterios objetivos justificables que permitan establecer una diferenciación entre el Fino y la Manzanilla, entre otras razones por tratarse de dos vinos de crianza biológica bajo velo que comparten la misma Zona geográfica de Producción, la misma varietal de uva, el mismo sistema de crianza de Criaderas y Solera y, en definitiva, el mismo vínculo geográfico.

Si hubiera sido posible determinar, seriamente, criterios objetivos justificables para diferenciar entre el Fino y la Manzanilla, el propio grupo de bodegas de Sanlúcar que –de forma voluntaria o bajo presión– tanto ruido mediático intenta periódicamente provocar, habría sido el primero en aportarlos al Consejo Regulador –cosa que no ha hecho seriamente, entre otras razones porque es imposible desde un punto de vista científico y jurídico–. Incluso dichas empresas habrían debido ser las primeras en defender que en dicha ciudad solo resulta posible criar Manzanilla como vino de crianza biológica bajo velo y no, al mismo tiempo, Fino. Eso habría sido defender la DO Manzanilla. Pero tampoco ha sido así. Ni una cosa ni otra. Y es que pretender dar cobertura a lo que no tiene fundamento solo puede hacerse desde la demagogia, la manipulación, las amenazas y, en última instancia, desde la mentira. Formas éstas que, en todo caso, rechazamos.

En Sanlucar, como vino de crianza biológica bajo velo solo se debería producir Manzanilla porque, si también se criara Fino, la propia singularidad diferenciada de la Manzanilla quedaría puesta en cuestión.

Es falso, pues, decir que FEDEJEREZ quiera acabar con la DO Manzanilla, cosa que con sus hechos van a lograr por si solas esas bodegas de Sanlúcar que apoyan la crianza de Fino y Manzanilla simultáneamente en la misma ciudad y que están detrás de esta nueva manipulación que se está poniendo en marcha. Conviene insistir una vez más en ello: ha sido la propia Comisión Europea la que ha instado a presentar una justificación de las diferencias existentes entre el Fino y la Manzanilla y que, ni siquiera las propias bodegas que debieran haberlo hecho, han sido capaces de formular seriamente.

4.- Aunque la historia del origen de la DO Manzanilla Sanlúcar de Barrameda es pública y notoria, conviene recordar a aquellos que la desconocen que, lejos de mitificaciones legendarias y falsedades interesadas, fue aprobada en el año 1964 gracias precisamente a las gestiones realizadas y recursos interpuestos en su momento por las principales Bodegas del Marco de Jerez (que, por cierto, forman parte de FEDEJEREZ) para poner fin al uso legítimo –e incluso obligado, por otra parte– que hacían los vinos de Manzanilla (Huelva) del nombre homónimo de este tipo amparado por la DO de los vinos de Jerez-Xérès-Sherry.

5.- FEDEJEREZ lamenta, una vez más, la manipulación y radicalización de la opinión pública local de Sanlúcar que pretenden hacer algunos, por intereses absolutamente particulares, en un asunto que podría ser gravemente perjudicial para la propia imagen de la Manzanilla. Pide, por ello, responsabilidad y buen sentido a todos los verdaderamente interesados en la defensa de la DO.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios