EN esta ocasión vamos a reflexionar sobre un aspecto importante también para la ciudad de Jerez. Una ciudad que es la quinta de Andalucía y parece que es la última de España. Hagamos la lectura como propuesta con espíritu constructivo para animar a los que en sus manos tengan la posibilidad de gestionar esta situación en beneficio, justificado y acreditado, de Jerez. Parece apropiado que se den por aludidos nuestra nueva Alcaldesa y nuestro presidente de la Junta de Andalucía, quizás ellos de la mano puedan trabajar sobre este asunto y aportar luz a esta situación. Nos referimos a una parcela muy importante para los ciudadanos de Jerez. Nos dirigimos a la planificación sanitaria que dentro de un sistema público debe responder a unos indicadores que permitan una distribución justa y equitativa de los recursos.

Me explico: nos referimos a la dotación de recursos en infraestructuras, tecnológicos y equipamientos que deben o deberían estar alineados en proporción a la población de referencia. Todo esto con el fin de asegurar -por supuesto- la eficiencia de la inversión. En este sentido nuestra ciudad Jerez de la Frontera (donde se comen las papas enteras) es una población de la provincia de Cádiz que supera los 210.000 habitantes. De ahí eso de ser la quinta ciudad de Andalucía y por ese motivo debería tener -porque hasta hoy no dispone de ellos- los recursos necesarios para que los profesionales, a los que muchas veces criticamos, puedan desarrollar su labor en las mejores condiciones posibles. Sobra decir que la mejor consecuencia de esa deseada asignación de recursos derivaría en que los ciudadanos accediéramos a las mejores prestaciones y recursos.

No obstante, en esta nuestra área sanitaria de Jerez, alcanzamos los 460.000 habitantes, extendiéndose a la Sierra de Cádiz y a la costa noroeste de Cádiz. Todos estos son datos obtenidos de la administración sanitaria que puede consultar cualquier ciudadano; y para no ser un poquito espeso o reiterativo bastaría solo con decir que actualmente Jerez cuenta con 460 camas y 11 quirófanos siendo estos recursos muy escasos para tanta población. Estos números con esta pequeña muestra ponen de manifiesto la difícil tarea de justificar ni siquiera de compensar mínimamente el palpable desajuste y desproporción de asignación de recursos con los conciertos históricos firmados con hospitales de gestión privada.

Vamos a poner un ejemplo claro: La cirugía robótica “da Vinci”. Es un equipo principal consolidado en todos los servicios quirúrgicos de España especialmente para urología donde se minimizan las complicaciones derivadas de la patología que trata. En nuestro caso el área sanitaria de Jerez no dispone de este equipo. Hemos podido comprobar que, salvo error u omisión por esta parte, no hay en España ninguna población con más de 200.000 habitantes que no tenga esta tecnología. ¿Quién planifica los recursos? ¿Quién decide las inversiones y cómo podrá ayudar a corregir esta situación en Jerez? ¿Jerez no se trata sanitariamente cómo le corresponde por su población? Ahí lo dejamos... Y vaya usté condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios