Juan Alfonso Romero

Nihilismo político

Según Nietzsche, el nihilismo es un proceso de supresión, desvalorización de los valores supremos, basados concretamente en la nada. No hay nada. Se refería a la figura de Dios. Dios no existe porque Dios ha muerto según este filósofo alemán.

Podríamos llevar al terreno de la política este ‘nihilismo’ observando la realidad política del momento. 'La política ha muert' podríamos decir siguiendo la versión de Nietzsche. La ‘anti política’ vive entre nosotros si es entendida como la que padecemos en la actualidad. Asistimos atónitos al despropósito hecho realidad. Hemos llegado a la situación en la que la existencia de la política, de seguir así, carecerá de sentido. Más allá de ser un recurso que busca el bien común en beneficio de la sociedad, se ha convertido en el principal obstáculo y perjuicio con el mayor coste para el conjunto de la población.

Como en el nihilismo, la política actual ha degenerado de forma letal en cuyo veneno se muestra una absoluta pérdida, ausencia de valores. No parece que exista una finalidad superior más allá de la demagogia y el engaño disfrazado de luchas internas y confrontación de marcas políticas financiadas, además, por todos nosotros.

Así las cosas, no íbamos a ser menos en Jerez. Asistimos a una realidad política en la que el PSOE prácticamente, sin oposición, camina dando tumbos entre adoquines y mantas de alquitranados, mientras el PP, sin liderazgo cierto, no termina de entenderse en sus fueros internos. No vemos con claridad quién es ni será su interlocutor válido en Jerez.

Por otro lado Vox, no iba ser menos y anda liado en asuntos de relevos y tensiones después de las últimas elecciones internas en la provincia, desplazando al jerezano Ramón Aumesquet que puede ser buen perfil para ese signo político y que denunció posibles irregularidades en el proceso. Por otro lado tenemos a Cs Jerez... ¿Qué podemos decir de estos? No hacen nada por Jerez además de dar paseítos y cobrar. Alguno de ellos ni pasea, sólo come y lo publica en redes sociales.

Una buena noticia es la vuelta activa de Carlos Pérez. A ver si pone orden, hace una buena limpieza y recupera a personas válidas que fueron empujadas con malas artes y traiciones para dar sitio a mamarrachos e impostores. Quién sabe si hasta quitando a algún mamarracho pudiera conseguir Cs Jerez un deseado pacto... ¡Ay papá! La división interna es patente hasta en los plenos. Ojalá pudieran recuperar el sitio deseado en la política de la ciudad por respeto y justicia a los que dentro de esas siglas luchan día a día con dignidad más allá del oportunismo, por falta de cantera, que ha ofrecido a algunos malandrines y farfulleros en Jerez.

Mientras tanto, se nos viene encima un nuevo y posible ‘Estado de Alarma’ para activar un ‘Toque de Queda’. Todo sea por nuestra salud. En fin, toca vivir como Rambo: “día a día”, sin tener certezas de futuro salvo, como avisan desde el Gobierno, que nos quedan unos meses muy duros. Sea como fuere, necesitamos que nuestros políticos dejen de gastar el tiempo y nuestros recursos en tirarse los trastos a la cabeza. Que de una vez por todas tomen conciencia de lo que realmente esperamos de ellos. De lo que necesariamente debe ser su misión y cómo necesitamos que administren los recursos. Recursos que no son inagotables y que de seguir así, llegará el día en el que no tengan ni trastos para tirarse a la cabeza. Y vaya Ud condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios