Más allá de la controversia normativa sobre si debe conformarse o no una gestora al frente del PSOE de Jerez, la dimisión en masa de la mitad de la ejecutiva local corrobora la mala digestión del partido de su derrota en las elecciones de mayo del pasado año. Esta formación necesita de un intenso debate interno y de una renovación para volver a presentarse ante la ciudadanía como una alternativa de gobierno con garantías. La crisis interna es de calado y requiere de una pronta solución para acabar con la interinidad que vive el principal grupo de la oposición.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios