EL Ministro del Interior no se entera que las críticas, las peticiones de responsabilidades e investigación, no lo son contra los miembros del Instituto Armado, ejecutores de las órdenes recibidas, sino hacia él mismo, a su director general de la Guardia Civil, como de éste al siguiente responsable. Ahora el señor Ministro ha tenido un acto de caridad ante los quince muertos, muchos heridos y el hacinamiento en los CIES. Los ha visitado con buena presencia mediática. Bien. Un mes ha tardado, y de nuevo arremete contra los que critican sus órdenes y métodos. La institución de la Guardia Civil tiene derecho a ser criticada para mejorar el servicio que prestan a la ciudadanía. Las crisis sirven para mejorar y corregir los errores, con método de Círculos de Calidad o parecidos, que existen en las empresas punteras. El Ministro yerra y no se entera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios