Qué ver

El graffiti de Jerez que hechiza y cautiva a quien lo observa

Un graffiti de Jerez de los 2.000 metros que destina a este arte.

Un graffiti de Jerez de los 2.000 metros que destina a este arte. / @mluisaparra

Jerez es una ciudad que casa a la perfección lo moderno y lo tradicional. Dispone de más de 2.000 metros lineales de muros de hormigón destinaos a la creación de graffitis. Estos se hallan repartidos por la ciudad, tanto en la zona centro -calle San Domingo, Circo, Medina-, como en diferentes barriadas -calle Alvar Núñez, Goya, lateral Campo de la Juventud, Vista Alegre, o calle Pilar Paz Pasamar.

Si ponemos el foco en Jerez ciudad, puedes disfrutar de la genialidad de los artistas en calles próximas a la glorieta del Minotauro, en la de la Venencia o en los alrededores del Parque del Retiro. También se encuentran en parques y musos de instalaciones municipales de núcleos rurales como La Barca de la Florida. 

Sin embargo, desde el pasado mes de noviembre, un graffiti especial se ha sumado a esta peculiar galería artística callejera. Se trata del elaborado por el artista jerezano Fran Castro, quien ha sorprendió a la ciudad con un espectacular retrato de La Paquera de Jerez. 

La imagen, que tomó como base una instabtánea del fotógrafo barcelonés Joan Tomás, a priori, capta la atención por la vivacidad de su colorido. Poco después, te das cuenta de que la mirada penetrante de la cantaora jerezana hechiza y cautiva, puede poner los vellos como escarpias. El rostro de Francisca Méndez Garrido, además está rodeado de una gran aureola que, según su autor, simula el pan de oro que se trabajaba en la época del Renacimiento y que inspira alegría. Sencillamente, la eleva al olimpo de las diosas del arte flamenco, poco antes de empezar 2024, cuando se cumplirán 20 años del fallecimiento de la 'reina de la Bulería'.

El artista, junto a la obra realizada sobre La Paquera. El artista, junto a la obra realizada sobre La Paquera.

El artista, junto a la obra realizada sobre La Paquera. / José María Castaño

Para los fans y seguidores de la artista o de su autor pueden comprobarlo por sí mismos contemplándolo en la calle Arcos, en dirección a la Avenida de la Paz. El graffitti no ha dejado indiferente a nadie, ni a graffiteros, ni a enamorados del arte de La Paquera. De hecho, no han sido pocas las personas que se han acercado a observarlo, fotografiarlo y compartir la imagen en redes sociales.

El mural lo conforman 4 metros de alto y 7 metros de ancho y se trata de la primera incursión del artista jerezano, también tatuador, pintor y músico de hip-hop, en el mundo del flamenco. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios