Carlos Ríos Vidal. entrenador del atlético sanluqueño y exentrenador del xerez

"Deseo de todo corazón un derbi Atleti-Xerez la próxima temporada"

Comentarios 2

 Carlos Ríos vuelve a sonreír. Vuelve a ser el mismo Carlos Ríos vitalista y optimista que llegó al Xerez el pasado mes de febrero con toda la ilusión del mundo para suplir a Esteban Vigo en el banquillo azulino con un único objetivo, salvar al Deportivo. No logró su reto y admite que le ha dolido muchísimo porque cogió las riendas de la plantilla xerecista confiado en su trabajo pero no pudo evitar el descenso de un equipo al que le tiene un cariño especial y al que siempre quiso entrenar. 

Desde hace un par de semanas es el nuevo técnico del Atlético Sanluqueño, que volverá a militar en Segunda B la próxima temporada, y está dispuesto a demostrar que puede ser profeta en tu tierra. De hecho, ya dirigió al conjunto de su ciudad en sus inicios como preparador en Tercera División en la campaña 02/03 después de pasar por las categorías inferiores.

Ríos no es de los que guardan rencor a nadie, no borra nada de lo vivido como entrenador xerecista en los últimos meses, no cambiaría ninguna de las decisiones que ha tomado porque eso para él ya es “una parte importante de mi pasado, una experiencia que jamás olvidaré” y está totalmente volcado en “un nuevo capítulo de mi etapa como profesional, que afronto con una ilusión tremenda”.

–Con el descenso del Xerez aún reciente y antes de que terminase la temporada, ya tenía sobre la mesa la oferta del Atlético Sanluqueño...

–En firme no había nada antes del final, me habían preguntado por mi futuro, tengo muchos amigos en Sanlúcar. Eso sí, en cuanto terminó la Liga, me explicaron el proyecto y no lo dudé. Me apetecía muchísimo empezar desde cero, mis últimos tres años como entrenador han sido muy duros, he vivido situaciones muy complicadas y eso desgasta. 

–¿Qué le sedujo de la oferta?

–Todo, el proyecto deportivo y el institucional. Están intentando convertir al club en sociedad anónima deportiva, están cerrando la llegada de nuevos inversores, están buscando crecer. A nivel deportivo, también hay que seguir creciendo y afianzar el proyecto de cantera, que la cantera siempre ha sido importante en esta entidad. En principio, mi idea era la de entrenar fuera de Sanlúcar pero a medida que me explicaron el proyecto, cambié de intenciones. Dicen que nadie es profeta en su tierra y yo lo voy a intentar. Los aficionados se han volcado conmigo, me conocen bien y sólo puedo estarles agradecido por el apoyo. Eso sí, el fútbol siempre son resultados y eso no es un huevo que se echa a freír.

–Pedro Buenaventura le ha dejado el listón bastante alto con su temporadón...

–Las dificultades y los riesgos son evidentes pero eso a mí me motiva más. Tengo tres años por delante para llevar a cabo mi proyecto. Con este contrato me demuestran su confianza y me dan tiempo para poder llevar a cabo el reto, que sí que es complicado pero también atractivo. Tenía ganas de empezar de cero.

–Con esas perspectivas, ¿qué objetivo se marcan para esta campaña?

–De salida, la permanencia pero no renunciamos a nada. En la vida no hay que ser conformistas. Nuestro objetivo es crecer, crecer y crecer y ya veremos hasta dónde podemos llegar. Además, el cuerpo técnico que tengo es el que hubiese pedido en caso de no tenerlo. Voy a tener como segundo a Chipi, que es mi amigo, y como preparador físico cuento con Javier Ravelo. Me lo quise llevar a la Balona pero no pudo por problemas laborales.

–-¿Cómo espera que se desarrolle este ejercicio la categoría con tantos equipos de la provincia?

–Va a ser dura pero casi lo prefiero. Eso implica que para que te salgan medianamente bien las cosas, nos tendremos que preparar muy bien desde el inicio y nosotros mucho más, porque vamos a tener jugadores jóvenes, aunque les va a venir bien tener un alto nivel de exigencia. Y a nivel de competencia, con  tantos equipos de la zona, ni hablar. Habrá muchísimos derbis y eso es un atractivo más, tendremos muchísimos más aficionados en los todos campos.

–De entrada, ¿con qué problemas cree que se va a encontrar?

–En cuanto a la plantilla, vamos a intentar combinar jugadores veteranos con jugadores jóvenes, con la intención de que los más jóvenes se vayan formando y espero no tener problemas por ahí. Creo que tendremos más problemas a la hora de firmar futbolistas porque manejamos un presupuesto corto. De todos modos, a los que hay les conozco y buscaremos los mejores complementos dentro de nuestras posibilidades. 

–Después de dos experiencias plagadas de problemas en Cartagena y Jerez, ¿se ve todo de otra forma en Sanlúcar?

–Los clubes son diferentes, estamos hablando de dos clubes profesionales, de Segunda División A, con una estructura y unas instalaciones totalmente diferentes, aquí somos más modestos y eso sí lo echaré de menos. Vamos a intentar modernizar y mejorar el club pero en ese sentido nos falta y me tengo que adaptar a las circunstancias. En cuanto a los problemas en Cartagena y Jerez, los asumí convencido de poder con ellos y las cosas luego no salieron pero no me arrepiento, aprendí de todo. Aquí la gente me conoce como profesional y como persona y eso lo tengo ganado pero como he dicho antes, el cariño de la gente sólo se mantiene con juego y resultados.

–Con el paso de las semanas y ya en frío, ¿borraría algo de su paso por el Xerez?

–No. Yo de mi vida no borro absolutamente nada porque las cosas malas que he vivido, no en Jerez, en general, me han servido de aprendizaje y las buenas las disfruté. Ya sé cómo tengo que actuar en otras ocasiones. No tener problemas es muy aburrido. Intento hacer siempre lo que pienso y lo que estimo es lo mejor para cada momento. La del Xerez fue una gran experiencia, aunque me hubiese gustado triunfar por el club, por la ciudad y por la afición, que siempre estuvo ahí.

–¿Apuesta por un Xerez-Sanluqueño la próxima temporada o estima que tal y como están las cosas será imposible?

–Lo espero y lo deseo de todo corazón porque le tengo muchísimo cariño a todos los clubes a los que he entrenado pero al Xerez quizás un poquito más porque es muy reciente y es de mi zona. Quiero lo mejor para ese club y si no puede continuar como Xerez Club Deportivo que siga con el nombre que le quieran poner. La ciudad de Jerez y su afición merecen un club en el fútbol profesional, yo lo deseo de todo corazón.

–¿Ha vuelto a hablar con Miguel Ángel Rondán o con algún futbolista después de marcharse?

–Cuando acepté la oferta del Atleti, después de llamar a mi familia, llamé a Rafael Mateos, a Miguel Ángel Rondán, a Jacobo Moreno y a todo mi cuerpo técnico para comunicarle la noticia directamente, quería que se enteraran por mí y no por la prensa. Con todos ellos, mantengo buenos contactos y les considero mis amigos.

–En el caso en el que el Xerez pueda competir, ¿cómo piensa que puede ser su temporada?

–Durísima en cualquiera de los casos. Entramos en la última semana de junio, aún no saben nada de nada, ni siquiera se sabe qué va a pasar con la entidad y eso es peligroso porque todos los equipos están ya trabajando, aunque hay proyectos que se hacen a la ligera y también salen bien. De todos modos, el nivel de exigencia será distinto en cada caso. No me he llevado mucho tiempo en Jerez pero ahora es evidente que todos los estamentos deben tener paciencia si el equipo tiene que partir de cero. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios