Xerez CD

Ricardo y Puma acuerdan la despedida del técnico

  • La pretensión de entrenar en la provincia hispalense y sus quejas económicas ponen fin a la etapa en el banquillo azulino Deja al equipo décimo, a ocho puntos de la promoción

Comentarios 12

Antonio Manuel Racero Puma ya no es el entrenador del Xerez Club Deportivo tras alcanzar en la tarde-noche de ayer un acuerdo "amistoso" con el presidente azulino, Ricardo García. El Xerez anunció la destitución del técnico en un comunicado que colgó en su página a las 19:45. "Después de la reunión celebrada entre el entrenador y el presidente, ambos han llegado al acuerdo de que no continúe en la disciplina azulina. El ya exentrenador del Xerez CD agradece la confianza depositada en su persona por parte del presidente y del director Deportivo. El club, igualmente, reconoce su trabajo y su esfuerzo y le desea lo mejor a partir de ahora. Por parte de la dirección deportiva del Xerez CD se está trabajando desde este mismo instante en la contratación de un nuevo entrenador que reúna los requisitos necesarios para conseguir el objetivo marcado a inicio de temporada, que no es otro que terminar la Liga dentro de los puestos de ascenso".

El puesto del técnico sevillano estaba en el alambre desde el pasado miércoles. Por paradójico que parezca, el pago a la plantilla de la nómina de septiembre y la parte proporcional de agosto "no (sí otros gastos, como los desplazamientos), fueron la espita para que saltara todo en pedazos. El técnico suspendió el resto de entrenamientos de la semana y citó a sus jugadores en Pozoblanco. Horas después, el presidente le 'obligaba' a restituir el entrenamiento del jueves, a la postre el último de Puma como técnico azulino. 

 

Las dos partes, enfrentadas porque por un lado el técnico quería entrenar al menos dos días a la semana en Sevilla a la vista de que no se le pagaba la gasolina y, por otro lado, el presidente negándose a dicha petición, entendieron que hasta aquí habían llegado y que lo mejor era separar sus caminos. Por mucho que el entrenador dijera tras la derrota en Pozoblanco que no sentía que era su último partido, en su fuero interno lo sabía porque ni por una parte ni por la otra existían muchas ganas de seguir adelante.

 

Así que el Xerez CD se ha puesto manos a la obra para buscar el que será el cuarto técnico de la temporada. Su presidente quiere que sea de la zona, jerezano si es posible (y no es señalarse mucho), "para ahorrar costes". Economía de guerra. 

 

La idea es que dirija al equipo en Medina mañana miércoles en la vuelta al trabajo de unos jugadores a los que habrá que tomar el pulso y ver cómo se han tomado la marcha del entrenador coriano. A lo más tardar, que se pueda sentar en el banquillo asidonense el próximo domingo para recibir al San Roque.

 

La marcha de Puma la explicó así Ricardo García: "Ha sido de mutuo acuerdo y se le pagará hasta el último día trabajado. Después de tener que dejar el Anexo y de entrenar en Chapín no estaba cómodo y deportivamente deja el equipo en el décimo puesto", muy lejos del objetivo marcado por la entidad.

 

El partido de Pozoblanco acabó con derrota y el presidente del Xerez cree que su equipo se dejó la piel pero "en el minuto 70 no podían más. Se notó que durante la semana no se entrenaron".

 

Por último, el dirigente sevillano no cree que la salida del técnico implique la de otros jugadores pese a que alguno, como Toni Seoane, ya comunicó al club su intención de dejar la entidad: "De aquí no se va a ir nadie. A partir de ahora los jugadores van a cobrar los desplazamientos al día, para que no haya más problemas", aseguró.

Mientras, la plantilla ha sido citada mañana miércoles en Medina Sidonia y la intención es que el nuevo entrenador se incorpore al trabajo; si todavía no se hubiese llegado a un acuerdo con ninguno de los candidatos, será Pepichi Torres, actual técnico del juvenil de División de Honor, el que tome las riendas del equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios