Xerez CD

Vicente Moreno no seguirá

  • El Deportivo comunica al exentrenador que no cuenta con él, aunque todo está a expensas de la firma del finiquito · El club le planteó la posibilidad de hacerse cargo del filial para que continuara

Comentarios 5

Vicente Moreno no seguirá. Era lo esperado, al menos según se han ido desarrollando los acontecimientos. Y es que tras el fichaje de Esteban Vigo y la negativa de éste a contar con él como segundo entrenador, al valenciano le quedaban pocas opciones laborales en el club.

Así las cosas, el único camino era la rescisión, aunque entendiendo la misma como un despido pues de alguna forma se le invitaba claramente a marcharse, sobre todo tras ofrecerle el filial. No obstante, el excapitán ha mostrado una vez más su amor por la entidad e incluso ha perdonado cantidades de su contrato como segundo entrenador.

De momento, como ocurre con el caso de Capi, el club deberá redactar el pertinente documento para extinguir su contrato, entre otras cosas porque sería poco ético que Esteban y su cuerpo técnico comenzase a trabajar esta misma tarde sin que el valenciano hubiese firmado su finiquito.

A la espera pues de que la rescisión sea oficial, Vicente Moreno abandonará una entidad a la que ha pertenecido durante más de doce años.

El exfutbolista recaló en el Deportivo en la temporada 00/01 procedente del Guadix y desde entonces ha permanecido, de manera ininterrupida, en el club. Con la camiseta azulina, Moreno ha conseguido dos ascensos de categoría, uno a Segunda División, en la citada campaña 00/01, y otro a Primera División, en la campaña 08/09.

Además, el de Massanassa se marcha con el honor de ser el segundo jugador en la historia del Xerez en disputar más partidos oficiales, superando al mítico Pepe Ravelo, y por detrás del jerezano Jesús Mendoza.

En Liga disputó un total de 397 encuentros, mientras que en la competición copera participó en 15 partidos. En estos casi trece años como xerecista, Moreno anotó un total de 20 goles en Liga, muchos de ellos para la posteridad, como el conseguido ante el Huesca en el partido del ascenso o su golazo en el estadio de San Mamés.

Su adiós ha sido igual de fugaz que su paso de los terrenos de juegos al banquillo, una decisión que tomó el pasado verano para acompañar a Juan Merino como segundo entrenador. Posteriormente, y tras la destitución del linense, el excapitán asumió la dirección técnica del primer equipo, logrando 33 puntos en 26 partidos, y lo más importante, salvando al equipo de un posible descenso que hubiese sido letal para la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios