Xerez CD-Ceuta | Crónica La tragedia desembarca en La Juventud en el minuto 90 (0-1)

  • Un gol de Misffut en el último suspiro deja al Deportivo sin el sueño del ascenso a Segunda RFEF

  • Los azulinos, nerviosos, espesos y sin fútbol, no pueden con un rival que tira de experiencia y sabe hacer su partido

Los xerecistas terminaron desolados el encuentro tras perder el ascenso.

Los xerecistas terminaron desolados el encuentro tras perder el ascenso. / Miguel Ángel González

Tragedia en La Juventud. El Xerez CD pierde 0-1 ante el Ceuta con un gol en el último minuto de Misffut y se queda sin el sueño del ascenso. El Deportivo no pudo con un rival que supo hacer su partido, que fue superior en la primera parte, pero no en la segunda y que ha dado el salto de categoría después de terminar último en la fase de ascenso. Era el que más complicado lo tenía y dejó en la cuenta a Utrera, Ciudad de Lucena y Xerez CD, que no es poco.

En Jerez no lo tuvo fácil, pero se llevó el gato al agua ante un cuadro xerecista que estuvo lejos de su mejor versión y que nunca se encontró a sí mismo. Las lesiones le lastraron y también le pasaron factura, pero no son excusas.

Esteban Vigo finalmente no realizó cambios en el once y sólo introdujo una variante obligada. En el centro del campo apareció Orihuela junto a Lolo Garrido en lugar del lesionado Álex Colorado. El resto, los mismos que empataron ante el Salerm Puente Genil, con Juanito, que actuó muy atrás, Carlos Calvo y Pato para ayudar a Chuma en ataque.

El encuentro arrancó intenso, con un Xerez CD con ganas y empujado por una grada entregada. En el minuto 7, Lolo Garrido se inventó un centro casi a la altura del banquillo que se envenenó y se marchó rozando el larguero.

El Ceuta tenía muy claras sus ideas, ni se inmutó y poco minutos después tuvo que intervenir Salvi para atajar un balón golpeado por Misffut (11'). El crono avanzaba y el Deportivo presionaba muy arriba sin efectividad y no se encontraba cómodo sobre el verde ante un rival que se iba creciendo.

Al cuarto de hora, una pérdida de balón de los azulinos permitió al equipo de José Juan acariciar su segunda oportunidad clara. Reina le pegó raso desde la frontal y Salvi apareció para mandar a córner el tiro. El lanzamiento desde la esquina lo remató alto de cabeza Capa.

Los minutos avanzaban en un encuentro muy activo, en el que el cuadro blanco demostraba conocer los puntos fuertes del Xerez CD, al que le resultaba cada vez más complicado generar peligro tanto por dentro como por las bandas. Los nervios le atenazaban.

Balón al travesaño

A los 27 minutos, una falta de entendimiento entre la zaga y Salvi la aprovechó Ismael César para estrellar el balón en el larguero, botó en la línea y no entró ante la desesperación de los norteafricanos. Eran sus mejores minutos y se mostraban más seguros que el Deportivo, lejos de ofrecer su mejor versión y muy fallón atrás. Ismael César de falso nueve y Benji, muy arriba, generaban mil problemas a los xerecistas.

El Ceuta tenía totalmente controlada la situación y se marchó al descanso con más méritos que los xerecistas para abrir un marcador que no se movió.

El segundo acto arrancó con un tiro lejano de Carlos Calvo que se marchó alto. El Ceuta estaba firme atrás, pero ya no atacaba tanto y el Deportivo lo intentaba más por empuje que por fútbol.

Triple cambio

El choque seguía atascado y Esteban realizó un triple cambio superada la hora de juego. Orihuela, Juanito y Carlos Calvo dejaron su puestos a Ramón Verdú, Rares y Palacios y en el 66', Isi Jareño, con problemas en una rodilla, aprovechó un choque con Joselito para arañar minutos al crono. A su equipo le interesaba alargar el encuentro al máximo igual que hizo en Lucena.

Una pared  de Pato con Joselito, la centró el zurdo, Jaime se tiró con todo ante Chuma y los azulinos reclamaron penalti y en el 81', una falta de Lucas Correa a Aisar en la frontal enmudeció La Juventud, el propio Aisar la mandó por encima del larguero.

El partido entró en los minutos finales con tensión y ya con la grada y los protagonistas pensando en la prórroga, pero el fútbol iba a ser cruel con el Deportivo y le iba a castigar duramente en un saque de banda. Benji lo centró y apareció Misffut para mandar el balón al fondo de la red de cabeza. 0-1 y mazazo.

Los cinco minutos de descuento fueron más un suplicio que una bocanada de aire para intentar lo que ya era imposible, buscar el gol que provocara una prórroga como ante el Salerm Puente Genil.

Lágrimas, lamentos, reproches, gritos de ánimo... Un poco de todo mientras que en la otra esquina del campo se vivía la otra cara. La alegría de un equipo que había logrado el ascenso a Segunda RFEF también de forma merecida.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios