Xerez CD

La voz de la experiencia

  • Ravelo, tras ser superado por Moreno y Mendoza, es el tercer azulino con más partidos disputados pero es el máximo goleador de la historia del club con vida con 70 tantos · Pide sensatez y que se valore el estar en 2ª

Comentarios 4

Santo y seña del Deportivo durante muchas temporadas, Pepe Ravelo personifica parte de la historia viva del Xerez. Respetado por lo que ha sido y es tanto dentro como fuera del terreno de juego, las dos últimas campañas han sido especiales para él y lo recuerda con orgullo, con ese orgullo y ese carácter que a día de hoy le falta a muchos jugadores y no sólo del Xerez, según sus propias palabras.

Hasta hace dos años, Ravelo era el futbolista azulino que más veces había defendido la camiseta azulina, con 348 encuentros. Vicente Moreno le arrebató el récord. En la campaña recién finalizada, ha sido “por fin un jerezano” el jugador que ha superado tanto a Pepe como a Vicente (412 partidos), Jesús Mendoza (428). Aún así, el hispanovenezolano recuerda muy orgulloso que “soy el segundo máximo goleador de la historia de la entidad con 70 goles y estoy deseando que salga un chico de la cantera que me pueda superar”.

Desde el conocimiento acumulado gracias a su larga experiencia en el fútbol y a los duros momentos que le tocó vivir como jugador, entrenador y directivo, no esconde el temor que siente por el futuro de ‘su’ Xerez y pide a la afición que se conciencie de lo importante que es tener un equipo en Segunda, que se ilusione sólo y exclusivamente con eso para poder superar el plan de viabilidad y pero que no renuncie a nada porque “los mayores logros los ha logrado este club con gente de la casa y cuando peor pintaban las cosas”.

Ravelo recuerda sus inicios en el Xerez y no escatima palabras de elogio para Mendoza: “Ha hecho una temporada espectacular y se merece lo que ha logrado, ser el jugador con más partidos en la historia del club. Que precisamente hayan sido Moreno y Mendoza los futbolistas que me han superado me llena de orgullo. Como personas y como jugadores han demostrado un gran xerecismo. A ver si sale algún futbolista de la cantera que supere todos nuestros números. Lo de los goles es más complicado y eso que yo jugaba  atrás”.

Al extécnico azulino, le gustaría que la cantera tuviese más protagonismo pero siempre y cuando el jugador demuestre que puede tenerlo. “Me resulta raro que últimamente no hayan salido chicos de abajo, cuando en mi época vivíamos de esos traspasos. Ahora, creo que hay madera y a ver si alguno es capaz de triunfar en el Xerez y de dar el salto a un Primera”.

“Yo -añade- soy de la teoría que a los de la cantera hay que darle oportunidades pero siempre y cuando tengan cualidades porque de lo contrario nos estaríamos equivocando dos veces. El buen futbolista se pone solo. El ser de la cantera no te da derecho a nada, debe demostrar calidad y capacidad para estar ahí”.

Además, matiza: “Yo me río cuando los futbolistas se quejan de que el entrenador no le pone o que no le pone en su sitio. Para ser futbolista hay que ser sacrificado dentro y fuera del campo y, sobre todo, en los entrenamientos, que de ahí salen las alineaciones. Hoy en día, creo que falta afición a los futbolistas. Por suerte, tienen de todo y para llegar hay que sacrificarse. Hay que querer llegar”.

De los fieles en Chapín, califica la temporada de “dura e irregular. Creo que la plantilla  no era tan mala como para haber quedado en el puesto en el que ha quedad. Estos jugadores demostraron en algunos partidos que sabían y que podían jugar bien al fútbol pero lo hicieron en muy pocas ocasiones. Han sido muy irregulares, pasaban del blanco al negro rápidamente. Yo culpo más a los futbolistas que al cuerpo técnico. Han habido jugadores que durante la campaña han ofrecido un nivel muy bajo y en los últimos cinco partidos parecían otros. Ofrecían un distinto nivel y otra aptitud”.

Bajo su punto de vista, “tanto Merino como Moreno supongo que dirían a los jugadores que lo hiciesen siempre igual de bien. No se puede dar un salto tan grande de una jornada a otra. Pueden fallar algunos jugadores porque el estado de ánimo no siempre es el mismo, pero no todos a la vez”.

La afición se enfadó mucho con el equipo tras el 0-6 del Barça B y eso puede pasar factura de cara al futuro. Ravelo estima que “eso siempre ocurre, los que hemos vivido de esto del fútbol y llevamos muchos años en él, sabemos que la gente lo que quiere son caras nuevas, jugadores nuevos, entrenador nuevo y no es así. El Xerez tiene una base buena de equipo, el cuerpo técnico ha hecho méritos para seguir y no es cuestión de cambiarlo todo cada año, pero eso depende de los dirigentes y de lo que se puedan gastar. Tenemos que tener claro que somos un equipo modesto, que tenemos que pagar muchas deudas, algo obligatorio para seguir existiendo. Llevamos unos años en los que cada vez es mayor la deuda y sólo en una oportunidad hemos estado en Primera”.

El exjugador xerecista también es de los que piensan que “aquí se le da muy poca importancia a estar en Segunda y Segunda es una categoría buenísima para el Xerez. Algún día nos puede tocar la china de Segunda División B y entonces  íbamos a echar de menos lo que tenemos. Hay que ilusionarse con lo que hay. Moreno y Viqueira han luchado mucho por el Xerez, son xerecistas, quieren triunfar aquí y habría que intentar que siguieran. Conocen mejor que nadie al equipo y ellos podrían sacarle el mayor rendimiento posible a la plantilla”.

Gorosito es una de las opciones que se baraja para el banquillo y a él no le desagrada. “Dejó una buena huella, cambió al equipo en Primera y eso de que no conozca la Segunda tampoco es importante. Aquí llegó Schuster, yo pensaba que iba a durar cinco partidos y cuando iba a Sanlúcar a ver el equipo me quedaba con la boca abierta.  El tema del entrenador es importante pero lo más importante es la plantilla. Si tienes buenos jugadores, puedes hacer cosas importantes y puedes luchar por los objetos. Nosotros no tenemos dinero, estamos en el filo de la navaja. Si no pagamos, habrá liquidación”.

Avisa que “los presidentes vienen aquí a hacer negocio porque esto es una sociedad anónima y están en su derecho pero si no hay abusos, por eso sería bueno que Morales contara con la Fundación. De lo contrario, creo que lo va a tener complicado. En la Fundación estamos representados todos los estamentos del xerecismo y lo único que pretendemos es que la gente esté enterada de lo que se hace en el club. Que el club sube a Primera y se gana dinero, para ellos. Lo que no se puede permitir es que la deuda aumente año tras año”.

Por último, piensa que “a pesar de todo, los xerecistas de toda la vida vamos a sacar el carnet igual, pero de esa forma de pensar sólo somos cuatro o cinco mil. Hay que hacer las cosas con sentido común, con cabeza, se puede hacer un buen equipo sin volverse loco”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios