David Sánchez | Entrenador del Xerez DFC

"Tenemos que dejarnos la vida y lucir con orgullo este escudo en Pozoblanco"

David Sánchez, con rostro serio, en la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes en Chapín. David Sánchez,  con rostro serio, en la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes en Chapín.

David Sánchez, con rostro serio, en la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes en Chapín. / Xerezdfc.com

Escrito por

M. Romero

Primer reto importante del play-off. El Xerez DFC afronta este domingo (18:30) en el campo Nuestra Señora de Luna ante el Pozoblanco el choque de ida de la primera eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda RFEF y David Sánchez, técnico azulino que ha renovado esta semana por dos temporadas, no quiere dejar nada al azar. Ha trabajado de forma minuciosa con sus jugadores, ha cuidado a los que están entre algodones, han revisado vídeos y se muestran ilusionados y con confianza. "Tenemos que dejarnos la vida y lucir con orgullo este escudo", dice. El preparador sevillano, de todos modos, respeta al máximo al rival, considera que en la eliminatoria no hay favoritos porque la igualdad es máxima y agradece a la afición el respaldo que va a dar a sus pupilos, que "es clave porque cuando ellos están ahí, responden".

–Llega la hora de la verdad, ¿cómo se encuentra el equipo?

–Empieza lo bueno y lo más difícil. Va a ser un partido muy diferente a los de la liga regular y tenemos que cambiar el chip, es una eliminatoria de 180 minutos, de ida y vuelta  y ante un buen rival, como ya demostró el domingo aquí, y que cuenta con un buen entrenador. Hacen cosas muy buenas y en su campo, con su gente, aún mejor. De todos modos, nosotros también estaremos arropados y será un choque igualado. Esperamos estar a la altura.

–¿Espera un partido similar al de Chapín?

–Posiblemente, aunque ya esto es el play-off y tanto sus jugadores como los nuestros tendrán más nervios, con la responsabilidad de saber que un error puede costar caro y, seguramente, los futbolistas tendrán ese pequeño miedo. Durante la semana, les hemos dado tranquilidad. Es un partido más entre comillas, pero lo que intentamos es que se sientan a gusto en el campo para que hagan un buen partido. Es un escenario difícil y habrá momentos en los que sufriremos. Tenemos que ir preparados para afrontar con garantías lo que nos vamos a encontrar. Será un buen partido para los espectadores.

–¿Se puede jugar con el resultado pensando en el partido de vuelta?

–Nosotros somos lo que somos y es difícil que hagamos algo diferente. Lo único que podemos cambiar es que en el momento que el rival nos someta, que tengamos que sufrir algo más, juntarnos un poco más porque siempre nos vamos arriba. Tenemos las ideas muy claras y lo importante es que el equipo sabe jugar a otro plan, a otro juego. Hubo partidos en los que íbamos ganando, nos tocó defender y lo hicimos. Nuestras cartas están sobre la mesa. Entrenamos desde el primer día igual, con la misma idea y hemos cambiado poco, sólo realizado algún matiz. Somos el equipo de la categoría que todo el mundo sabe lo que hacemos y cómo jugamos. No sé si es bueno o malo, pero es lo que nos ha llevado a la tercera posición.

–El Pozoblanco puede realizar hasta seis cambios en el once, ¿influirá en su forma de jugar?

–Nos conocemos todos perfectamente, ellos a nosotros y nosotros a ellos. Abraham, por ejemplo, que todo el mundo habla de él, no jugó aquí y lo hizo Zara que llevaba ya seis goles y es un futbolista parecido a su compañero. Al final, en Tercera no hay jugadores muy muy diferenciales y ya está. Nos enfrentaremos a un buen equipo, hicieron cambios y fue una decisión del entrenador, nosotros también hicimos lo que creímos oportuno. Estamos preparados para sacar el mejor once posible, competir y ser nosotros mismos.

–¿Piensa que el Pozoblanco se lo va a jugar casi todo a la baza de su campo?

–Es una lectura, pero su entrenador también sabe que la eliminatoria es de 180 minutos y que en cualquier momento puede pasar cualquier caso. De todos modos, está claro que en su casa nos van a apretar para intentar sacar un resultado favorable, pero nosotros vamos a ganar, no vamos a especular ni a esperar. Luego, el partido ya te pondrá en tu sitio o tendrás que hacer otra cosa. Nosotros no hemos cambiado durante la temporada y no vamos a cambiar ahora, intentaremos ser nosotros mismos.

–¿Hay favorito?

–No, los dos equipos hemos acabado en la liga separados por un par de puntos. Los play-offs son muy complicados y lo he comentado antes, es importante quitarnos el chip de la liga regular. He jugado muchas fases de ascenso como jugador y lo que uno cree que va pasar casi nunca es así. Hay que estar muy concentrados, serios, compactos y acercarnos lo máximo posible a nuestro nivel para volver con un buen resultado. El equipo va a competir, a correr, a trabajar y se va a dejar el alma y, luego, a todo eso hay que meterle fútbol para hacer daño al rival. Será importante meter las ocasiones que tengamos porque en esta fase importante ya se producen menos acciones de ese tipo, los equipos nos reservamos un poquito más.

–¿Qué sensaciones tiene de cara al partido?

–Siempre soy optimista, lo era hasta cuando no ganábamos. Siempre decía que los chicos entrenaban muy bien y la gente me decía, sí, sí, pero pierden o empatan. Ellos están muy bien, han hecho un buen vestuario y estoy muy contento y orgulloso. Vamos todos a una y ha sido nuestra fuerza en los malos momentos. Cuando lo he pasado mal, me he acercado a ellos y me han dado cariño y respeto. Sentimos a la responsabilidad de tener a mucha gente detrás y es complicado. Tenemos que dejarnos la vida y lucir con orgullo este escudo en Pozoblanco.

–Han hecho un llamamiento a la afición y ha respondido...

–Es que tiene que ir a Pozoblanco, es normal, tienen que hacer un esfuerzo. La vida está cara, pero estamos ante la posibilidad de ascender después del descenso de la campaña pasada con lo difícil que es. Hace poco nos daban por muertos y le hemos dado la vuelta a la situación. Esto es una competición de seis partidos y los dos primeros son vitales para dar ese paso adelante. Es importante para el club y sería una alegría grandísima. Cuando están ellos, el equipo responde. A los jugadores les motiva ese respaldo y esa influencia de gente. Juntos esperamos sacar adelante la eliminatoria, aunque vamos a sufrir.

–El césped de Chapín no está bien, ¿espera que hagan algo en esta semana que resta para la vuelta para mejorarlo?

–Nosotros no podemos hacer nada con lo que no depende de nosotros y no me suelo meter. Lo que sí me gustaría es que lo tuviésemos en las mejores condiciones para jugar el play-off porque somos un equipo importante de la ciudad y si subimos a Segunda RFEF todo el mundos sale beneficiado. No me meto ahí, me meto en mis temas.

–¿Cómo se encuentran los jugadores tocados?

–Hay varios futbolistas con molestias además de Álvaro, ya estamos a final de temporada y a ver qué sensaciones tienen. Hasta última hora, no vamos a tomar una decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios