Jesús Viloita | Presidente del Xerez DFC

"Hemos pasado página, ya sólo queremos ser el gallito del grupo y subir lo antes posible"

Jesús Viloita, presidente del Xerez DFC, posa junto a unos toneles en la Plaza del Arenal. Jesús Viloita, presidente del Xerez DFC, posa junto a unos toneles en la Plaza del Arenal.

Jesús Viloita, presidente del Xerez DFC, posa junto a unos toneles en la Plaza del Arenal. / Samuel Vega

Escrito por

D. Sánchez/M. Romero

Jesús Viloita, presidente del Xerez DFC, hace balance de la temporada 22/23, que comenzó con expectativas altas y ha terminado con el descenso a Tercera RFEF. El dirigente azulino la califica de convulsa, desvela los motivos por los que cesaron a Pérez Herrera y Francis y por los que no seguirá Romerito. No ha pensado en dimitir porque "eso es lo más fácil y de cobardes, cuando dimitió Ignacio podíamos haber dado un paso al lado", ya piensa en el futuro, habla de la situación económica y apuesta por una campaña de socios impactante, "con la que vamos a tener más abonados que en Segunda RFEF, llegaremos a los cuatro mil" y por convertirse "en el gallito del grupo para subir lo antes posible".

–¿Qué análisis realiza de la temporada?

–Ha sido una temporada convulsa, hemos visto dimitir al presidente, hemos tenido tres ceses de entrenadores, casi dos plantillas completas y la verdad es que ha sido bastante difícil, se nos ha hecho larga, muy trabajosa y ha sido todo muy complicado. Hemos intentado ir solventando problemas según han ido saliendo y deportivamente no nos ha dado para mantener la categoría, que era lo que queríamos. Nuestro objetivo al principio era llegar más alto, luchar por el play-off, con una plantilla que entendíamos que era bastante buena y con técnicos bastante preparados y sin embargo hemos acabado descendiendo de categoría, aunque por pocos puntos.

–Un final así, ni en los peores pronósticos...

–Cuando en enero vimos las carencias nos reforzamos e hicimos una apuesta económica fuerte para salir de ahí utilizando mayores recursos y no ha funcionado.

–Echando la vista atrás, ¿cambiaríais alguna de las decisiones que se han tomado?

–A toro pasado es más fácil evaluarlo y no se sabe si hubiéramos acertado. A veces, pensamos que quizá a José en lugar de haberlo destituido en la jornada ocho podíamos haberlo destituido en verano, pero es cierto que él cumplió todos los objetivos que se plantearon en el club, tanto con el ascenso primero como con la permanencia el año pasado. Pensábamos que con más mimbres y más armas que dimos a la parcela deportiva estaríamos luchando por el objetivo del play-off. Las decisiones las meditamos y las tomamos pensando en lo mejor para el club. ¿Han sido erróneas? Pues sí, a toro pasado, sí, pero no sabemos si hubiéramos tomado otras si habrían sido las correctas.

El mandatario azulino es optimista y espera una gran campaña de socios. El mandatario azulino es optimista y espera una gran campaña de socios.

El mandatario azulino es optimista y espera una gran campaña de socios. / Samuel Vega

–Y llegó Edu Espada...

–Decidimos traer a Edu con el mercado ya cerrado para ir desde dentro palpando cómo trabajaba cada uno y viendo los posibles errores estructurales que podía tener el club o personas que quizá estén ya más viciadas. Eso lo ha ido palpando él para tomar ahora decisiones. Romerito demostró ser xerecista porque desde el minuto uno su predisposición fue máxima, pero es cierto que el objetivo de la permanencia no lo consiguió y Edu tiene pensado otro entrenador.

–Se le ha achacado mucho su participación directa en la comisión deportiva y en la toma de decisiones...

–La gente que hemos estado en la comisión deportiva y dentro del club sabe que la realidad no es esa. El club tiene que tener un control económico en los fichajes y yo no he impuesto nunca a ningún jugador, ni he fichado a nadie. Sí he opinado, pero los técnicos son los que han firmado y si te vas a la hemeroteca son los propios técnicos los que decían que tenían una gran plantilla. A toro pasado podemos decir "pues no era tan buena plantilla", pero todos los entrenadores estaban contentos con lo que habíamos firmado y nosotros mismos y los aficionados decíamos que habíamos firmado bien.

–La temporada ha sido de mucho desgaste y la afición ha pedido hasta su dimisión, ¿qué piensa de todo eso?

–El desgaste ha sido grande, pero no tanto por las críticas, que también afectan, fue sobre todo cuando se pasa a los insultos. Nosotros siempre estamos a disposición, creo mi teléfono lo tiene todo el mundo y a mí cada vez que alguien me lo ha pedido le he explicado... Pero si cuando le explicas esa persona no entra en razones o cree que le estás mintiendo poco más puedes hacer para que te crea. Es verdad que te desgasta muchísimo porque han pasado tres entrenadores, la dimisión del presidente, las nuevas elecciones, firmar, buscar dinero, financiación... Todo eso es muy complicado.

–¿En algún momento se han planteado dar un paso al lado y marcharse?

–Lo más fácil y de cobardes es decir lo dejo y ya está. En el momento que dimitió Ignacio lo más fácil para los siete restantes era dar un paso al lado y que se presentase quien quisiera, pero creemos que teníamos una responsabilidad que había que afrontar y a la que nos habíamos comprometido. ¿Que otros socios quieren que quieren hacerse cargo? Pues nuestro club es asambleario, es democrático y si alguien cree que lo estamos haciendo mal tiene una manera de hacerlo.

Jesús Viloita no se ha planteado dimitir, pero también asegura que nada lo ata al cargo. Jesús Viloita no se ha planteado dimitir, pero también asegura que nada lo ata al cargo.

Jesús Viloita no se ha planteado dimitir, pero también asegura que nada lo ata al cargo. / Samuel Vega

–¿Una moción de censura?

–Sí. A mí no me ata nada al cargo, al revés, le estoy dedicando mucho tiempo, dinero y esfuerzo que le estoy restando a mi familia, a mi trabajo y a mis hobbies..

También hubo unas elecciones hace poco tiempo y nadie dio ese paso, ¿le consta que haya ahora algún movimiento?

–No. Nadie ha venido a nosotros a decirnos por ejemplo no empecéis a firmar a jugadores y entrenador porque vamos a hacer una moción de censura en verano y nos queremos presentar y no estar atados a compromisos. A día de hoy nadie a dicho eso.

–¿Qué planteamientos se marcan en Tercera RFEF?

–Los ingresos son diferentes en una categoría y otra y todo afecta, porque desde Federación el programa Impulsa era bastante, también con los patrocinadores entendemos que quizá tengamos una merma, aunque la mayoría va a seguir con nosotros y con unas cantidades que son las mismas que en Segunda RFEF. Los socios creo que no van a fallar, vamos a sacar la próxima semana una campaña bastante agresiva y pensamos que vamos a hacer más socios en Tercera que en Segunda RFEF, creemos que podemos superar los 4.000 socios y estamos muy ilusionados y preparándola con mucho cariño porque sabemos que nuestros socios van a responder. 

–Habla de ilusión, pero para ello deben ofrecer también a los socios...

–Es verdad que hemos fallado y que deportivamente hemos bajado, pero igual que en División de Honor pinchamos o que estuvimos en Tercera tres años. Nosotros hemos vivido empezar en Segunda Provincial, este proyecto es a largo plazo, está creciendo y cimentando los pilares, que el futuro es nuestro y que depende de nosotros.

–¿Qué objetivo se fijan para la temporada 23/24?

–Volver cuanto antes a Segunda RFEF porque es lo mínimo que demanda este club, nuestra afición y la ciudad. Estando en Tercera tardamos tres años en dar el salto a Segunda B, nuestro objetivo es subir cuanto antes, pero tenemos que afrontar la categoría como está. Queremos ser el gallito del grupo y subir lo antes posible. Nuestra realidad es que tenemos que subir cuanto antes, igual que este año por el presupuesto que manejábamos creíamos que teníamos que estar luchando por el play-off, ahora pensamos que con los mimbres que vamos a tener debemos volver a la categoría cuanto antes.

–¿Económicamente existe desfase por el esfuerzo realizado en el mercado de invierno?

–El desfase lo tenemos. Bien es cierto que teníamos una deuda atrasada que cuando entramos la heredamos y ya está liquidada. Creemos que vamos a tener superávit, aunque eso no quiere decir que no tengas algún problema puntual de cash diario o de liquidez momentánea porque vas arrastrando esa deuda. Nosotros, al no poder financiarnos a un largo plazo, vamos pagando esa deuda con el dinero que entra corriente y vamos generando nueva deuda aunque tus años sean de superávit.

–¿La plantilla está al día?, ¿le consta que se haya presentado alguna denuncia?

–Ahora mismo queda el mes de abril. Si alguien denuncia está en su derecho y tenemos tiempo hasta antes de la comisión mixta para pagar. Estamos buscando la forma para alcanzar acuerdos antes de esa comisión.

–¿Qué pasó realmente con Fran García?

–Lo firmamos, era el jugador económicamente más alto de la plantilla, venía para marcar las diferencias y ser un líder y no lo estaba siendo, su rendimiento estaba siendo muy bajo. Tanto deportiva como extradeportivamente el club creyó conveniente que no debía continuar y se le dio la baja. Luego, los compañeros pidieron por favor que siguiera, se le dijo que lo queríamos readmitir pasadas unas horas y el chaval dijo que no, que ya lo habíamos echado. En un plazo de tiempo nuestros socios y aficionados entenderán por qué le dimos la baja. 

–¿Tenía dos años de contrato?

–Dos, pero en Segunda RFEF, creo que se arreglará antes de ir a juicio.

–Álex Rasines y Sergio Martínez han sido dos de los nombres propios de la temporada, primero por ser titulares indiscutibles y luego por no jugar en la segunda vuelta, ¿qué pasó con ellos?

–Ahí se demuestra que nosotros no intervenimos en quién juega o no. Ninguno tiene cláusula de renovación por partidos, minutos jugados ni nada. Los entrenadores deciden que no cuentan con ellos y nosotros ahí poco podemos hacer. Sí nos hemos preocupado de que el trato fuese igual que al resto de la plantilla. Las decisiones han sido sólo deportivas, los entrenadores son los que han decidido y mandado.

Viloita apuesta por un equipo joven, con hambre y que sea el gallito del grupo para ascender. Viloita apuesta por un equipo joven, con hambre y que sea el gallito del grupo para ascender.

Viloita apuesta por un equipo joven, con hambre y que sea el gallito del grupo para ascender. / Samuel Vega

–En las últimas semanas se ha vuelto a hablar de unificación del xerecismo con una carta de Ignacio de la Calle a los medios, ¿qué piensa como presidente?

–El club ya hizo dos asambleas hace muchos años. Nuestros socios votaron que sí y otra parte decidió que no y en la última asamblea nuestros socios nos pidieron que ese tema ni lo tocáramos. Creo que este tema, más que nosotros, lo tendría que tratar la ciudadanía de Jerez. Por nuestra parte, es abrir un melón que es innecesario. Yo siempre digo que me gustaría compartir grada con compañeros míos que he tenido siempre viendo el Xerez, pero han pasado diez años, somos dos clubes distintos aunque hayamos nacido del mismo y yo me considero xerecista por mucho que se diga lo contrario, soy xerecista y lo seguiremos siendo. Labramos nuestro camino. El diálogo siempre estará abierto. Ignacio es libre de hacer esa carta, pero creo que el momento no era el adecuado porque la racha deportiva del equipo no era buena. Yo ahora mismo creo que la unión está bastante lejana.

–A nivel de cantera, sí ha sido una buena campaña...

–La pena ha sido el descenso del primer equipo, pero el juvenil ha hecho una campaña bastante buena, tanto Ismael este año como Alberto el año pasado. Nosotros nos encontramos con el juvenil que acababa de bajar de Liga Nacional y en dos años hemos tenido dos ascensos. El juvenil B también ha ascendido y eso nos ayuda a que no haya tanto salto entre un juvenil y el otro. Hemos conseguido también la permanencia del Xerez B en un grupo muy difícil, la liga más dura de los últimos años. Francis tenía pocos mimbres y jugadores que no cobraban en un grupo donde el resto de equipos sí y encima el primer equipo estuvo tirando del filial. Luego, Bruno ha hecho un gran trabajo. Estamos contentos con la cantera. La pena ha sido el descenso del alevín A, pero creo que la cantera va dando pasos grandes, somos la primera de Jerez, con muchos niños y cada año intentamos mejorar, a la vista está que cada vez más equipos de fuera se fijan en nosotros.

–¿Teméis que algunas de las perlas que queréis renovar se marchen?

–Es ley de vida y más cuando bajas de categoría. Cuanto más arriba, más atractivo para los niños, ahí hay clubes que están en LFP y cuyos filiales están en superior categoría y sus juveniles en División de Honor. Los jugadores pueden estar a un paso de debutar en un Segunda A o Primera, que es difícil, pero el mundo del fútbol lo mueven los representantes, muchas veces les cuentan a los jugadores muchas películas y no es lo mismo jugar en un Betis B en Primera o Segunda RFEF y si te suena la flauta puedes dar el salto al primer equipo. Pero, también digo que aquí está todo más cerca, más fácil y a veces es mejor ser cabeza de ratón que cola de león.

–(...)

–Queremos apostar por un equipo joven y varios veteranos, pero sobre todo un equipo joven con hambre y ganas de crecer y que nos sirva de base para el futuro, que no estemos todos los años cambiando la plantilla. Hugo y Ricky interesan, pero están libres y se está negociando. En la plantilla van a quedar pocos jugadores, cinco o seis como mucho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios