Xerez DFC-Arcos CF | Crónica Hecatombe en Chapín (0-1)

  • El cuadro azulino encaja una sonrojante derrota ante un buen rival, continúa sin levantar cabeza y se queda a tres puntos del 'play-off'

  • Juega con diez la segunda parte por la expulsión de Fran Ávila (40'), perdona y no puede nivelar el gol de Alberto Fernández 

Héctor Pizana, Adri y Joaqui lamentan el gol del Arcos, mientras un jugador serrano lo celebra..

Héctor Pizana, Adri y Joaqui lamentan el gol del Arcos, mientras un jugador serrano lo celebra.. / Miguel Ángel González

El Xerez DFC toca fondo. Los azulinos no levantan cabeza y han vuelto a perder en Chapín, en esta oportunidad ante un Arcos (0-1) que le supo jugar de tú a tú y que por momentos lo anuló por completo en la primera mitad. Uribe no encuentra la solución a los problemas y está siendo devorado por la situación. Seis partidos, dos triunfos y cuatro derrotas. El equipo sigue fuera de 'play-off' y está a tres puntos del Ceuta, que marca la zona de fase de ascenso.

La respuesta de la afición fue clara, pitos contra todos: jugadores, entrenador, Edu Villegas y directivos. No se salvó nadie y no fue mayor porque los seguidores comenzaron a abandonar Chapín antes del final del partido y los futbolistas acudieron al Fondo Sur.

Un gol de Alberto Fernández cuando el primer periodo llegaba a su fin después de la tan justa como evitable expulsión de Fran Ávila (40') por propinar una patada a un rival y la falta de acierto a la hora de definir condenaron a un Xerez DFC que está perdiendo sus señas de identidad.

El entrenador asturiano, con bajas importantes, tuvo que montar un once distinto al que le gusta. Hizo debutar a Joaqui, colocó a Alain de lateral derecho, a Astray y Jacobo en las bandas y Narváez y Amin como hombres más adelantados.

El primer tiempo fue del Arcos, que sólo sufrió en el primer cuarto de hora de partido debido al empuje con el que saltaron al verde los azulinos. De todos modos, en cuanto le tomó el pulso a la situación controló el juego con sus armas, tocó, no rifó ni un balón y sin complejos se acercó a las inmediaciones de Héctor Pizana poco pero con peligro. Alberto Vázquez conocía perfectamente al rival y sabía cómo hacerle daño. Planteamiento impecable.

La primera opción la tuvo Alberto Fernández con un buen lanzamiento desde el pico del área que Pizana desvió a saque de esquina, en el 25', un centro-chut de Alvarado que cogió efecto se marchó rozando el larguero con Pizana adelantado y en el 44', sorpresón. Alberto Fernández vio adelantado a Pizana y se sacó un disparo envenenado desde fuera del área que sorprendió al portero. No muy bien colocado, sólo pudo ver cómo la pelota le superaba y entraba por el palo contrario.

Poco antes, ya Fran Ávila había visto la roja. Quintana le hizo falta pegado a la banda y el lateral se pasó de revoluciones. No se lo pensó y le soltó una patada. Los primeros pitos ya comenzaron a oírse y arreciaron tras el gol y al alcanzarse el descanso. 

Tras el paso por vestuarios, el Xerez DFC  regresó al terreno de juego con el chip totalmente cambiado y las pilas cargadas. Desde el primer momento, el acoso y derribo fue total para buscar la remontada a la heroica. Bello, lesionado durante toda la semana, tuvo que saltar al campo sin estar al cien por cien.

Las oportunidades comenzaron a llegar y Chapín creía en la igualada. Narváez, Amin y Colorado acariciaron un empate que se resistía. En el minuto 64, la grada pidió penalti a Amin y en el 84', Edet remató fuera por poco una falta lanzada por Amin.

El nerviosismo entre los aficionados se trasladó al campo en la recta final de un partido más en el que a los xerecistas se les apagaba la luz cuando llegaban al área. Ni Marcelo ni Cristian ni las variantes ofensivas de Uribe daban sus frutos. Aún así, Lebrón evitó la tablas en el descuento con un paradón tras un cabezazo de Astray después de un córner.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios