Fútbol | Tercera División

El Xerez DFC, ante un Écija desconocido

  • El cuadro astigitano pasa de ser un firme candidato al ascenso a luchar por la permanencia y sólo mantiene a cinco jugadores de la primera vuelta

Fernando, portero del Écija, es uno de los pocos supervivientes. Fernando, portero del Écija, es uno de los pocos supervivientes.

Fernando, portero del Écija, es uno de los pocos supervivientes. / Miguel Ángel González

El Écija Balompié que perdió en Chapín por 2-1 en la jornada 20ª en una lluviosa tarde del 16 de diciembre es un equipo distinto al que se va a encontrar el Xerez DFC el domingo (11:30) en el San Pablo. La metamorfosis ha sido total. Los astigitanos han pasado de ser firmes candidatos al ascenso a Segunda B, categoría de la que procedían, a luchar por la permanencia. Son decimoséptimos con 45 puntos.

Los graves problemas económicos lastraron desde el principio a la plantilla, que ha tenido también tres entrenadores. Los futbolistas que comenzaron el curso se fueron marchando poco a poco y en estos momentos se cuentan con los dedos de una mano los que continúan.

De los que le complicaron mucho las cosas a los xerecistas en el Municipal sólo van a repetir tres, el portero Fernando, que está tocado porque arrastra molestias en un hombro, Manu Martínez y Jorge Yepes. Además, continúan el guardameta Adri Rosa, que fue suplente en Jerez y ahora tiene rotura de menisco y es probable que no pueda estar ni en el banquillo el domingo, y Carlos Fraile.

Los azulinos, entonces dirigidos por Pepe Masegosa, ganaron por 2-1 un partido agónico. Javi Casares adelantó a los azulinos en el minuto 11, empató Isuardi de falta directa para los de David Páez en la recta final del primer tiempo (38’) y desató la locura en Chapín Manu Heredia en el tiempo de descuento también tras un lanzamiento magistral de falta desde el borde del área.

Desde hace seis jornadas, el equipo está en manos de técnicos que siempre trabajan para la casa, la mayoría de futbolistas no cobran y han llegado procedentes de División de Honor y Primera Andaluza para intentar que el Écija se salve y no desaparezca. En casa están más firmes que fuera y han ganado los dos últimos encuentros, 1-0 al San Roque de Lepe y 4-2 al Cabecense.

La afición está totalmente volcada -la media de espectadores es de mil- y cada jornada colaboran comprando entradas a precio reducido para ayudar a la entidad a sufragar los gastos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios