Xerez DFC-CD Rota | Crónica Máyor deja los tres primeros puntos en Chapín (1-0)

  • Los azulinos perdonan en la primera mitad y sufren para imponerse por la mínima a un ordenado conjunto verderón

Fran Ávila se dispone a golpear el balón en presencia de su excompañero Joaqui. Fran Ávila se dispone a golpear el balón en presencia de su excompañero Joaqui.

Fran Ávila se dispone a golpear el balón en presencia de su excompañero Joaqui. / Manuel Aranda

El Xerez DFC se estrenó en Chapín con un triunfo ante el Rota por la mínima. Un gol de cabeza de Máyor en el minuto 47 dejó los tres primeros puntos del curso en casa frente a cuadro verderón intenso y bien plantado que no se lo puso nada fácil a los azulinos.

El primer once de Pérez Herrera era  muy esperado y fue el esperado, teniendo en cuenta las bajas con las que llegaba el equipo a la cita y los problemas físicos que arrastran jugadores importantes como Bello y Buno Herrero, ambos en el banquillo.

Para Camacho fue la portería y para Marcelo, Edet, Oca y Fran Ávila la defensa. La sorpresa saltó en la medular. Curro Rivelott aparecía junto a Antonio Jesús y Goma por la ausencia obligada del sancionado Adri Rodríguez. Para Jacobo fue la banda derecha, para Javi Valenzuela la izquierda y Máyor salió como referente arriba.

Los dos equipos entraron intensos al partido, ordenados y sin prisas, aunque fue el Xerez DFC el que intentaba proponer más y se afanaba por llevar más peligro a la meta de Manu López. Ataques poco limpios que sacaba bien la ordenada defensa roteña, con una alineación inicial con hasta cinco ex xerecistas. Sólo Orihuela y Caballero se quedaron en el banquillo.

A los doce minutos, los aficionados dedicaron una atronadora ovación a todos los socios que no pudieron acudir al encuentro y en el 22, llegó la acción más clara para los azulinos. Marcelo se sacó un zapatazo desde el borde del área que se estrelló en el poste de un Manu López que sólo pudo ver cómo el balón salía repelido.

Esa jugada animó el encuentro y los de Pérez Herrera comenzaron a tener una cascada de ocasiones. Un centro de Máyor, que por dos veces aprovechó dos regalos de la defensa, no encontró rematador (34'), a Javi Valenzuela se le marchó un tiro cruzado con todo a favor (35') y en el 37', Máyor perdonó lo imperdonable. Solo ante Manu López no fue capaz de superarle en el mano a mano y el meta sacó el balón con los pies.

El cuadro xerecista no daba tregua a un rival que aguantaba el chaparrón como podía y que no era capaz de salir de la cueva. En el 39', Javi Valenzuela lo volvió a intentar y apareció Manu y en el 43', la zaga verderona casi se hace un autogol. La jugada acabó en lanzamiento desde la esquina.

Tras el descanso, gol

El segundo acto arrancó sin cambios y con el mejor de los guiones para los azulinos. A los dos minutos, un centro de Jacobo, ya dentro del área, lo remató de cabeza y a placer esta vez dentro Máyor. El ariete había buscad el tanto con ganas y merecía el premio. Era el minuto 47 y quedaba un mundo por delante.

El Rota, muy gris en ataque pese a la presencia de Casares y Luis Lara, lo intentó a balón parado (56'). Una falta en el lateral del área pegada a la línea de cal la botó Manu Heredia muy cerrada y Camacho tuvo que meter los puños.

Los dos técnicos movieron banquillo. Paco Peña sacó del campo a Del Río y apostó por Orihuela buscando tener el balón y Pérez Herrera retiró a Curro Rivelott y Javi Valenzuela y entraron Bruno Herrero y Bello. Las intenciones de los dos quedaban claras.

Con el 1-0, los decibelios bajaron un poco y hasta el minuto 64 no llegó una acción en la que Jacobo puso a prueba a Manu López, que atajó seguro su lanzamiento.

El Xerez DFC tenía el encuentro controlado pero con un marcador tan corto tenía que jugar bien sus cartas para no verse sorprendido en cualquier acción, como le pudo suceder en un centro de Ezequiel que fue rechazado con apuros por Camacho primero y la defensa después (76').

El entrenador jerezano agotó los cambios a diez para el final. Oca y Jacobo dejaron sus puestos a Júnior y Baeza. 

El Rota se estiró en los últimos minutos y Luis Lara tuvo una gran ocasión para empatar. Se plantó solo ante Camacho y no acertó al resolver. Se hartó de balón y lo mandó alto (83') y en el 84' fue Láinez el que no atinó casi en el área pequeña.

El crono no avanzaba y sí aumentaban las ganas del Xerez DFC de que Gutiérrez Perera pitara el final. A los azulinos ya les costaba salir y estaban muy pendientes de no perder el botín que tanto les había costado conseguir después de perdonar en la primera parte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios